¿Qué es lo más importante pocos días después de lanzar un negocio online?

Ni marketing, ni SEO ni redes sociales ni otras historias. Lo más importante es la planificación y la posterior organización para que un negocio funcione.

Probablemente no haya grandes diferencias. Entre el online y el offline digo. No he lanzado nunca un negocio que no sea de internet por lo que únicamente puedo hablarte de la parte relacionada con la web. Este espacio lo conozco mejor sin duda.

AbiertoDerechos de foto de Fotolia

Pocos emprendedores son capaces de lanzar un negocio y tener clientes desde el primer día. Simplemente no se plantean tener este éxito porque dan por hecho que se requiere más tiempo. Un negocio requiere constante pero el golpe inicial es clave para los primeros meses. Menos emprendedores todavía cuidan lo que viene después cuando llegan las primeras ventas. Probablemente tiene una explicación sencillo.

La mayoría de los problemas después de lanzar se solucionan antes

No se imaginan que puede ocurrir lo “peor”: un cliente hace un pedido. Y podríamos pensar que hablo únicamente del comercio electrónico y de la importancia de la atención al cliente pero no es así.

También es un fenómeno dentro del mundo de webmasters y bloggers que lanzan una web con la esperanza de ganarse un pequeño sueldo adicional. En esta ocasión pueden ocurrir 2 cosas:

  • Estás emocionado. Logras montar una página en un nicho sin explorar y tu Google Analytics empieza a dar saltos. Subes de 0 a cientos y luego miles de visitas. Lo malo es que no tienes ni idea como sacarle dinero a ese tráfico. No te has hecho la pregunta sobre la monetización del proyecto antes de empezar. Ahora te llueven las visitas pero con Google Adsense (lo que suele ser la primer opción para el 99% de los que empiezan) te paga una miseria.
  • Estás un poco frustrado. El tráfico ha aumentado pero no tanto como esperabas. Cómo siempre se ha aplicado la regla básica de dividir por 2-3 las expectativas “conservadoras” que inicialmente tenias. Luego te das cuenta que incluso si las cifras se multiplican por cinco tampoco no estás rentabilizando realmente bien el tiempo invertido. Te has olvidado por completo de hacer un cálculo hipersencillo y ultrarrápido para averiguar los potenciales ingresos.

La mayoría de los problemas que te encuentras una vez lanzados el proyecto se solucionan normalmente antes. No siempre es así.

Creo que lo tenemos todos claro. Lo más importante una vez que hayas abierto las puertas es una experiencia de compra por parte del cliente positiva. Esto es un tema en el que he puesto énfasis en las fases del método Blog-Up. Para ciertos tipos de negocio puede ser suficiente ofrecer un buen diseño, usabilidad y una pasarela de pagos que no de problemas (aquí siempre surgen problemas).

No todo se puede planificar hasta el último detalle (ni tiene sentido)

Esta primera impresión es esencial para el posterior boca a oreja. No todos tus clientes son early adopters. Estos son los más valientes porque sin tener ninguna experiencia ni ningún voto de confianza de terceros se lanzan a la piscina y te compran. Ellos son clave para que si requieren más información previa se puedan basar en ella y seguir su ejemplo. Si el primer feedback sobre ti es malo puede ser complicado para no decir imposible arreglarlo. Tu reputación de los primeros días es demasiado frágil para recuperarse de un golpe bajo en los inicios.

Muchas veces los problemas surgen por parte del cliente

El cliente en general suele perdonar mucho. Algunos son incluso comprensivos porque acabas de abrir y entienden que todavía no todo funciona a la perfección. Otros son en esa fase todavía más exigentes porque tienen miedo de haber tomado una decisión equivocada en comprar contigo y odian no tener razón. Incluso pueden a crear incidencias y ponerte a parir aunque la culpa objetivamente no es tuya. Lo malo es que como tú no tienes los procesos cómo deberías te enteras tarde que no eres el culpable. Pero claro. El cliente si o si tiene siempre razón.

El caos de los primeros días de un nuevo negocio surge por falta de definición de procesos. La mayoría de nosotros no es lo suficientemente disciplinado para sentarse y documentarlo todo (me incluyo). Por otra parte en esta fase puede ser un poco una pérdida de tiempo porque hay demasiados factores que surgen de forma sorprendente. Es imposible anticiparlo todo por lo que gran parte de esa definición de procesos previa tendría que rehacerse prácticamente desde cero.

Los clientes te pueden llegar a perdonar si se dan cuenta que sudas gotas y sangre

La estrategia que mejor me ha funcionado en el pasado ha sido compensar los errores por dedicación y atención al cliente. Tus usuarios te pueden perdonar menores y mayores “cagadas” cuando se dan cuenta que estás sudando gotas y sangre para solucionarlo.

En paralelo hay que mejorar todas las deficiencias para que desaparezcan o ya no surjan. La automatización de procesos es otro factor de esencial importancia. En otro caso corres el riesgo de morir de éxito porque cada cliente te suponen tener que trabajar 5 minutos más al día. La mayoría de los negocios no llegan hasta aquí porque no son capaces de hacer un marketing como Dios manda. El resto abandona porque la falta de organización hace imposible que el tiempo invertido en el negocio online sea rentable.

No todo es marketing, ni SEO, ni redes sociales ni otras historias. Nos olvidamos que lo más importante cuando empieza a rodar un negocio es la organización. Luego con pequeños impulsos puedes mantener la inercia y con el tiempo atreverte incluso de ir un poco más rápido para crecer.

  1. Completamente de acuerdo. Estando organizado siempre irás un paso por delante y no te vendrá ningún inconveniente por sorpresa. El problema es que no planificamos sino que preferimos avanzar día a día y actuar según lo que nos vayamos encontrando y en ocasiones puede ser peligroso.

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo Carlos, es un gran post.
    Antes de empezar, planificar! A todos nos gusta ir probando cosas, técnicas para conseguir mejoras pero sin un plan bien organizado no sirve de nada. Se puede tener suerte y conseguir buenos resultados con una serie de acciones sin tener una planificación pero la gran mayoría de veces se pierde mucho tiempo y los resultados son peores que con una buena organización.

    Responder
  3. Muy buenas Carlos!

    Organización, organización y organización… La improvisación y el éxito no suelen ir de la mano, pero la organización se llega genial con el éxito. Si se planificara más y se improvisara menos, posiblemente los negocios irían mejor. Otra cosa importante: Crear planes de contingencia o de problemas o algo así para saber tratarlos.

    Grande Carlos como siempre.

    Hasta pronto! :)

    Responder
  4. Esa fácil vender atraves de los blogs?

    Responder
  5. Claudio Hermosilla Díaz enero 26, 2015, 9:17 pm

    Gran publicación amigo, muchas gracias por compartir tu valiosa experiencia :D

    Responder
  6. Buen artículo. Estoy cansado de visitar negocios caóticos empeñados en poner mucha tecnología y socialmedias, etc. Al final solo consiguen un caos tecnificado mucho más complejo de gestionar. Ideas claras, planificación y organización y las cuentas muy claritas que al final es lo que te hace flotar o hundirte irremediablemente

    Responder
  7. […] Esto como siempre es bueno y malo. Malo porque no te hace ver las partes negativas por lo que no planificas con precaución y corres el riesgo de meter la pata. Bueno porque eso te da una ilusión y energía impresionante a […]

    Responder
  8. […] enseñado a tus clientes utilizar tu producto de forma adecuada (falta de soporte, formación y/o atención al cliente […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *