¿Y si cierro mi cuenta de Twitter?

Todo el mundo está hablando que hay que estar si o si en las redes sociales. En mi caso tengo únicamente a Twitter pero me estoy planteando abandonarla.

Antes que pase más tiempo y no me atreve publicar este post lo hago ahora. El problema en cuestión que estoy a punto de comentarte te puede parecer un poco extraño.

¿Cerrar Twitter?Derechos de foto de Fotolia

Empecemos con mi “problema”. En cuestión de redes sociales estoy casado con Twitter. No quiero ni necesito a otra. De hecho ya esta “relación monógama” está empezando a superarme. He empezado a plantearme si aporta más dejar Twitter que permanecer en ella.

Twitter me aporta muchos beneficios a nivel personal y profesional

Me encanta Twitter. Ya llevo casi 4 años por aquí. Al principio no le sacaba el truquillo y estaba como 6-9 meses sin darle mucho uso rondando los 60-90 seguidores siguiendo la misma cantidad de gente en esa época. De repente sin que lo pueda explicar la cosa cambió. Empecé a utilizar Twitter más y me lo pasaba bien haciendolo. He pasado todos los ciclos naturales que describe Javier Ruiz Robles en Bloguismo. Estoy en la fase de dosificación dado que las redes sociales no tienen tanta prioridad para mi como invertir tiempo en el blog.

Con todo lo bueno que Twitter me está aportando a nivel de feedback de lectores, interacciones con personas o simplemente para pasar un buen rato parece extraño que me pueda plantear abandonar mi cuenta. No todo es positivo.

Empiezo a sentarme agobiado por culpa de Twitter

A pesar de todos los beneficios que me aporta esta red social también tiene sus lados negativos. Cuando nació Kilian hace menos de 10 días estuve 72 horas sin actividad en Twitter. No respondí a tuits y tampoco no hice difusión de mis posts nuevos como lo hago normalmente. Claro, tenía la “excusa” perfecta dado que acababa de nacer mi hijo. Me sentí aliviado de no tener que estar siempre atento por si alguien me tuiteaba al que tuviera que responder. Tengo esa “mala costumbre” de querer estar con todos y de manera inmediata tanto si te diriges hacia mi por Twitter o me contactas por el blog. Lo considero simplemente una cuestión de ser educado. El hecho de estar por aquí significa que habrá personas que se van a dirigir a ti. Si no quieres responder simplemente vete o no entres. Es como veo las cosas. Me gusta ser fiel a mis propios principios. El creciente número de interacciones me lo dificulta por lo que me genera un estrés que considero totalmente innecesario.

Me gustan las soluciones radicales. No puedes descartar nada. ¿Por lo tanto por qué no ser consecuente y dejar Twitter? Evidentemente pierdo muchas cosas pero en la vida no lo puedes tener todo. Hay que tomar decisiones y asumir las consecuencias. Todo el mundo habla que hay que estar si o si en redes sociales. Igual es el momento perfecto para retirarse… 😉

¿Qué me aconsejas?

  1. Hola Carlos!

    Llevo días pensando exactamente lo mismo…

    Esa sensación de darte cuenta que consultar tus redes sociales se ha convertido en un incómodo tic y que tienes que dejar de hacerlo pero no sabes muy bien por qué sigues haciéndolo.

    Posiblemente “desaparecer” sea lo más “sano” pero también hay que decir que, por lo menos a mi, me aporta mucho entreteniento.

    Difícil decisión…

    Saludos!!

    Responder
  2. Carlos, cómo estás? Realmente no creo que quieras abandonar Twitter. Este post me sonó a que estás buscando que te convenzan de quedarte…
    Personalmente te diría eso, que te quedes. En mi opinión, a menos que ocurra algo realmente excepcional en tu vida, las redes son un camino de ida…
    Saludos!

    Responder
  3. Hola Carlos,

    Llevo con cuenta en Twitter un par de años pero la verdad es que hasta este año no he empezado a cogerle el truco. Con esto me refiero a usarlo para algo más que hablar con los amigos, de manera más “profesional”. Ahora mismo pienso que Twitter es la red social por excelencia, aunque comprendo que algunas personas con mucha actividad puedan llegar a sentirse abrumadas. Sin embargo, no creo que cerrar la cuenta sea la solución más adecuada. Estoy seguro que el blog se beneficia mucho de ella y atrae tráfico. Quizás puedas probar con “dosificarte” un poco, entrando sólo una vez al día.

    Un saludo

    Responder
  4. Hola Carlos,

    Me ha llamado mucho la atención el post de hoy.

    Yo en este caso quizas vea dos vertientes y me gustaría compartirlas contigo.

    La primera (y la que ami me gustaría): No dejes Twitter. Es la red social con mayor crecimiento, y ya no solo puede aportarte un feedback estupendo, sino que por ejemplo ahora en tu caso quizas sea una plataforma excepcional para dar mayor difusión a nuevos proyectos, como curso para bloggers, Quondos, Weberys days varios etc… y en definitiva un canal perfecto para seguir en contacto con tu audiencia, con tu publico, al fin y al cabo creo que un Blogger también se debe a su publico (profesionalmente hablando claro)

    La segunda. (Mal que me pese) Es posible que en el caso de una persona con tu trayectoria Twitter ya haya aportado casi todo lo que podía aportar (casi). Y desaparecer de él sería el cierre perfecto para comenzar una nueva etapa en tu vida.

    ¿Conclusión? Yo no lo se, pero a mi lógicamente me encantaría que te quedaras!

    Un abrazo

    Responder
  5. Hola Carlos

    Yo te diría que no dejes twitter, por que yo te conocí por ese medio.
    Soy de Colombia y por el tweet de alguien llegue a este blog y aquí me quede.

    ¿A cuantas personas has llegado de esa manera? no lo se, pero darle click a ese link es algo que hoy me tiene escribiendo este comentario.

    Animo!

    Responder
  6. Hola,

    Vería una decisión poco acertada cerrar la cuenta de twitter, a parte de extrema. Está claro que twitter es para conversar y es positivo responder menciones pero llega un momento en que es imposible responderlas todas. Así que yo respondería las que pudiera, y si no puedes todas, se comprende. Hay tareas antes que responder menciones, pero por tener menciones que responder no dejes de usar una herramienta útil en tu vida.

    Responder
  7. Yo intentaría racionalizar el uso de la cuenta. Yo hace unos años solo miraba Twitter tres veces al día. En el desayuno, a medio día y por la noche. Acota las veces que lo miras y el tiempo que le dedicas, lo mismo que haces para escribir tus post.

    Responder
  8. Hola Carlos.
    Yo no puedo hablar mucho de Twitter porque aunque tengo cuenta y hace un año me dio una fiebre twittera, corté casi de reíz. No cerré la cuenta, pero prácticamente dejé de usarlo. Las razones, pues que veía que tomaba más relevancia la vida virtual que la vida real y que además twitter era a veces un continuo estar de “malas ideas” a causa de las constantes barbaridades que leía. Era como estar todo el día viendo las noticias de Tele 5.
    Yo te diría que si por tu trabajo Twitter se hace una herramienta fundamental, que lo tomes como tal, como un trabajo. ¿Te has planteado establecer unas horas determinadas para usarlo? Lo avisas en tu blog y punto. Algo así como “estaré disponible en twitter de tal a tal hora”. A lo mejor no es algo para nada realista o útil, pero es lo que se me ocurre como punto intermedio.

    Responder
  9. Hola Carlos,

    De todos los comentarios que he leído quizás el de Ana me parezca el más acertado. No cierres twitter, pero restringe el horario donde lo utilizarás, o úsalo sólo para temas profesionales pero ten un espacio semanal para interactuar con tus seguidores, algo así como “los viernes de 18:00 a 20:00 responderé todas vuestras dudas” o similar. Quizás así no solamente tengas más tiempo que dedicar a tu vida personal y nuevos proyectos, sino que además pienso que puedes dejar de sentir ese agobio.

    Yo personalmente tengo twitter pero no le doy excesivo uso salvo twittear mis posts, soy consciente de la importancia que tiene para que mi blog y proyectos salgan adelante pero también soy consciente de que no debo centrarme excesivamente en estos.

    Por otra parte, estás en una fase de transición, has cerrado un capítulo y comenzado otro, quizás sea hora de darle un giro también a eso 😉

    Responder
  10. Me recuerda a cuando eliminé mi cuenta personal de Facebook… dudé durante mucho tiempo, pero finalmente lo hice y fué una liberación. Ánimo, si lo has pensado y lo tienes claro, adelante 🙂

    Responder
  11. Fernando Monteleone abril 29, 2013, 10:59 am

    Hola Carlos, es cierto que las redes sociales son un elemento importante y una gran fuente de información, pero la pregunta es ¿ quiere uno verdaderamente estar constantemente bombardeado de información? yo pienso que la información la buscas si quieres estar al día de algo, no necesitas estar enganchado a tu smartphone y estar en casa o con algún amigo y no hacerle ni puto caso, yo me dedico al medio de Internet y vivo constantemente con esta realidad y la verdad es que es complicado asimilar y procesar tanta información … eso creo que llega un momento que como uno no sepa controlarlo te crea adicción y causa estress… que cada uno se analice y tome la decisión que crea más conveniente.

    Responder
  12. Si tienes algo importante que decir con menos de 140 caracteres, utiliza Twitter.
    Si necesitas más de 140, utiliza el Blog
    .

    (Se me acaba de ocurrir)

    Responder
  13. Javier García de Tiedra González abril 29, 2013, 12:14 pm

    En mí opinión, Carlos, no tiene ningún sentido que cierres la cuenta en Twitter, me explico.

    En primer lugar tu negocio es el negocio online. Si no fuese así podría tener lógica que dejases la red social ya que igual no te aporta demasiado, pero si quieres vivir (como ya lo haces) del mundo online es primordial que tengas presencia en él.

    En segundo lugar, ¿estrés? No sé a cuantos respondes cada día en Twitter, pero ni creo que sean muchos ni tampoco creo que sea algo que te cueste demasiado responder. Si te apasiona tu trabajo no creo que te deba estresar responder a cuestiones sobre el mismo.

    La imagen de cercanía con tus lectores y clientes te hace mucho bien, no creo que sea buena idea aislarte de los mismos 😉 igual lo que sí podrías hacer es como te comentan limitar tu tiempo en la red social, conectarte a una hora determinada y limitarte a contestar a quien sea.

    Responder
  14. Gracias por vuestras aportaciones. No me convence el hecho de responder únicamente en algunas franjas horarias aunque tenga su lógica y sería más efectivo. Responder de manera puntual y ser selectivo también me parece en cierto punto una falta de respeto hacia aquellos que hacen el esfuerzo de dirigirse hacia mi.
    Twitter debe seguir siendo un lugar para relacionarse de manera “natural”. La limitación sería darme una importancia que simplemente no tengo y podría considerarse como arrogante.
    ¿Cómo lo veis?

    Responder
  15. Hola Carlos,

    Quizás tu agobio con Twitter se deba a que estás “pagando el precio de la fama”.

    No me malinterpretes, es algo bueno desde luego. Tienes una comunidad cercana a 20.000 tuiteros que sigue tu cuenta personal (y seguirá creciendo) y un gran éxito con tu Blog, por lo que el uso de la herramienta en tu caso no puede ser igual que para un usuario con un par de cientos de seguidores.
    Supongo que no te gustará la palabra “gurú” para describirte, pero en cierto modo lo eres para muchos. Es normal que el volumen de menciones, interacciones, agradecimientos, consultas, etcétera sea elevado en tu caso.

    Tu presencia on y off-line demuestra que eres un tío comprometido y muy responsable y por ello quieres agradar a todo el mundo, es comprensible que te sientas agobiado. Perdona el atrevimiento, mi humilde recomendación es que le des un uso adaptado a ti, dedicando el tiempo y el esfuerzo que puedas o tengas.

    Un saludo!

    Responder
  16. Buenas Carlos, reconozco que no comento mucho en los blogs que sigo, quizás no es una buena costumbre e incluso no debe estar bien hecho. Pero sí me gusta darles difusión (mi humilde difusión) y para ello me es imprescindible el uso de redes sociales, Twitter desde luego es la que más utilizo, no me quedo en simplemente difundir el post de turno, siempre lo acompaño del autor, así que difundo el post y la cuenta de Twitter del autor. Siendo egoísta prefiero que no te des de baja en Twitter, prefiero que nunca me respondas ni me hagas mención alguna, yo no voy a dejar de difundir tus posts y tu cuenta por ello, me gusta lo que escribes y eso me basta para compartirlo.
    Ahora bien si esto va a conseguir que te liberes de una carga y contribuye a tu felicidad, adelante siempre tendremos los RSS…
    Un saludo.

    Responder
  17. Hola Carlos,
    de dejar alguna red, yo dejaria Facebook, eso sin dudarlo.
    Suerte y ya nos contarás que has hecho !!!

    Responder
  18. No tengo Twitter, no tengo Facebook, se me pasó la época y ahora ando perdiendo el tiempo con los grupos del Whatsapp, no me importaría experimentar si tuviera tiempo, pero no lo tengo, solo con el teléfono y los mails clásicos ya es un sinvivir. Cada vez son más los estudios y comentarios que separan las redes “sociales” de las redes “económicas” ambas se comunican pero no es lo mismo, no es lo mismo un blog bien estructurado y lleno de contenido que un twit con 140 caracteres. Para mi una cosa es relacionarse y otra facturar, todo se mezcla y todo es aprovechable, pero no es lo mismo.

    Responder
  19. Creo que las redes sociales no son un problema, si no, el uso que hagamos de ellas.
    Pienso que simplemente debes hacer un uso de Twitter de acuerdo a tu tiempo y gusto, pero no abandonar esa red tan útil.
    Quizá, a la hora de tomar una decisión final, debas poner en una balanza los beneficios que te ha traído y el costo de cerrar tu cuenta.
    Mi opinión personal es que no deberías abandonar esa útil mega red a estas alturas de tu carrera.
    Saludos, Carlos.

    Responder
  20. Muchas gracias por vuestros comentarios. De momento me tomaré una pausa de Twitter y a ver cuanto tiempo dura.

    Responder
  21. Muchas veces pienso en lo que en este post comentas. Opino que no sería la decisión más acertada pero esa solución solo lo puedes decidir tu.
    Puede que sea acertado el tomarse un descanso con un buen banner de “Cerrado por vacaciones” y dejar de interactuar por un tiempo o hacerlo de forma más segmentada contestando realmente a quienes consideres oportunos.

    Puede que muchos te hagan un unfollow, otros en cambio no, pero aun así con la perdida de seguidores seguirías conservando un buen grupo que comprende tu situación y no sería un definitivo adios.

    Responder
  22. te felicito por el baby¡¡ Y me disculpo porque justamente hoy estrené mi blog y lo compartí contigo por twitter con idea de obtener tu visto bueno, para nada de agobiarte¡¡
    Me encanta lo que dices: “Estoy en la fase de dosificación dado que las redes sociales no tienen tanto prioridad como invertir tiempo en el blog”
    a partir de ahora invierto en el blog¡ fijo¡

    Responder
  23. Y que tal no dar el 100% , y dar el 50% sin sentirte que no estas haciendo las cosas bien?esa exigencia tan alta es lo que te crea estrés.
    Besetes, Joanna

    Pd, me encanta el nombre del nuevo baby , )

    Responder
  24. Yo me he vuelto muy selectivo en lo referente a quien sigo. Después de sucesiva podas de “seguidos”, sigo aproximadamente a 50 personas, que se caracterizan por ser expertos en los que me interesan. Por su trabajo suelen estar en atalayas con buena visión sobre lo que ocurre en su área y además saben separar bien el grano de la paja.. Es para mí un lujo tener 50 personas informándome de lo más interesante que ocurre en su parcela.

    Según el tiempo que yo puedo dedicar a Twitter, mi timeline se satura con más que 50 personas, (mas o menos), así que la entrada de uno nuevo, supone la salida de otro. ¿Quien saco? Aquel que peor tiene la relación interés que me producen/nº de twitters, Quien repite twitters, escribe banalidades, o no informa de cosas de interés desaparece de mi lista, para dejar hueco a nuevos candidatos prometedores.

    En cuanto a quien me sigue, realmente no me preocupa, ellos sabrán por que los hacen, yo no trato ni de atraerlos ni de mantenerlos, en Twitter escribo lo que creo que puede interesar a la gente que se preocupa de los temas que me interesan a mi, bien porque he escrito sobre ellos, bien porque he leído algo que me ha impactado y mando el enlace para que otros tengan la posibilidad de leerlo.

    Usado en estas condiciones, no veo inconveniente a esta red social.

    Responder
  25. Carlos, te entiendo perfectamente. Si ya era complicado conciliar la vida laboral con la familiar, y entonces aparecieron las redes sociales. Es dificil sacar tiempo para todo, obligaciones, deporte, hobbies, nos faltan horas en el día. Mucho ánimo toma la decisión que consideres mejor para tí. Los que te aprendemos de tie, te seguiremos en tu blog.

    ¡Mucho ánimo, eres un gran profesional!

    Responder
  26. ¡ay,Carlos!¡quién sabe!si encuentras la respuesta perfecta me la cuentas!Twitter se termina convirtiendo en esa especie de niño mimado y egoísta que adoramos:siempre quisimos tenerlo pero cada tanto nos preguntamos si no hemos creado un monstruíto. En las redes no es fácil encontrar un equilibrio porque simplemente creo que no existe.Se están transformando día a día y comentas que tú crees en una comunicación natural. Twitter no es ” natural” en el aspecto de que no somos animales programados para hablar con cientos de personas al día. Supongo que todo será cosa de conseguir saber qué esperas de twitter,qué consigues y qué puedes esperar y conseguir. Qué aporta,hasta qué punto y qué capacidad real de energía puedes y estás dispuesto a dedicar.Personalmente no espero que alguien con 20000 seguidores conteste a todos mis twitts,espero que proporcione contenidos interesantes. No toda la gente es así.La mayoría de la gente que tiene muchos followers se lo ha currado mucho en la atención personal. Pero así no se tiene vida.Quizás estás siendo uno de los precursores en esto de..¿y ahora?
    Suerte amigocon tu dilema
    Elisa

    Responder
  27. El trabajo realmente importante es aquel que te enfrenta a una pared en blanco, no aquel que te hace estar pendiente de reaccionar a las reacciones que tu trabajo pueda causar.

    Haz lo que tengas que hacer, tú ya sabes que es aquello que más necesitas hacer y por consecuente lo que no necesitas.

    El trabajo que hacemos, afortunadamente, no es para todo el mundo. Aceptarlo y trabajar para ello es justamente lo que marca la diferencia.

    Responder
  28. […] Hay muchas clasificaciones de los usuarios de Twitter. Entre ellas está la que divide a los tuiteros en tres tipos: los que sólo leen, los que sólo escriben, y los que leen y escriben. Si estás en estos últimos, lo normal es que te relaciones con otros tuiteros, los menciones, seas mencionado y entables conversaciones. Cuando sigues y te siguen pocas personas, puede ser fácil y asumible responder a cada una de las menciones; pero ¿qué ocurre cuando tus seguidores van creciendo y tu popularidad va en aumento?, que empiezas a no poder atender a todos y acabas agobiado por culpa de Twitter. […]

    Responder
  29. Hola Carlos, se de que me hablas, tengo tres hijos y dos negocios a los que he dedicado gran cantidad de tiempo. Con 47 años he comprobado que lo que me decían los que ahora son mayores que yo se cumple. No ahí nada más importante que el tiempo que puedas dedicarle a tu bebe, cuando digo dedicar es en toda la extensión de la palabra, pues a veces estamos con ellos y pensando en el trabajo. En un post comentabas la importancia de no dejar el ejercicio físico, pues bien esto que tienes ahora es lo más grande. Deseo de todo corazón que disfrutes de tu niño y de toda tu familia

    Responder
  30. Buenos días Carlos; me ha encantado tu artículo y si así lo sientes, hazlo. Si lo estás pensando o te lo has planteado, tarde o temprano lo harás… Así que mejor antes 😉 Creo que las redes sociales son geniales para comunicarnos, conocer y acercarnos a las personas, entre otras muchas cosas, pero no deben, extresarnos.
    Un ejemplo que veo muy a menudo y que es el colmo d elo absurdo: amigos que quedan para verse y tomar un café y uno de ellos está más pendiente de subir una foto a Instagram, etiquetarte en Facebook o twittear, que de la conversación que está viviendo en el on-line; es como estar con alguien que te está dando la espalda… (con esto no digo que toda la gente que es muy activa en las redes sociales haga esto; es cuestión de cortesía).

    Yo sigo tu blog, en twitter se escapa mucha información; por eso decido suscribirme a lo que me interesa. Dar el paso cuesta, pero a veces, es la manera de avanzar…
    Recibe un cordial saludo

    Responder
  31. Estoy pasando por eso mismo. Ha llegado a ser un agobio a veces, y puesto en la balanza ¿qué le doy y qué me devuelve …?
    Estoy dándole vueltas desde hace un par de semanas.
    Un abrazo y que la decisión sea la correcta

    Responder
  32. Mi sugerencia: más bebé y menos Twitter. El reto de verlos crecer y formarlos nos alimenta y nos hace mejores personas. Crecen y se van. Redes sociales hay y habrá muchas más. Suerte!

    Responder
  33. Hola Carlos y comentaristas 🙂
    Una persona muy importante para mi me dijo hace tiempo “a algo que te produzca mal no merece la pena que le dediques tiempo” Pero también creo que lo bueno siempre supera lo malo. Twitter puede aportarte mucho más que las desventajas que te traiga.
    Úsalo a tu medida, con naturalidad.
    ¡Un saludo!

    Responder
  34. Laura Aparicio Hermo (@lanuckas) abril 30, 2013, 11:57 am

    Hola Carlos,
    Se me ocurre…Por que no contratas a alguien que escriba por ti???Tu crees que los deportistas cantantes …Etc ec escriben directamente sus comentarios??? y no por eso dejan de estar presente en las redes sociales.Eso si, tendrías que contratar a una persona muy a fin de suma confianza, como un secretario personal. Valóralo y ya me cuentas.
    Desaparecer de Twitter a mi me llega con una huida conmo un acto cobarde e irresponsable y considero que le puedes dar una solución mas acertada y sobre todo positiva para ti.Un abrazo sincero.@lanuckas=Laura Aparicio.

    Responder
  35. Hola Carlos,

    Yo creo sinceramente que te planteas un problema que no existe.

    No responder cuando puedes hacerlo es de mala educación, no responder cuando resulta materialmente imposible no lo es. Por tanto, creo que estás creando un problema donde no lo hay.

    Saludos,
    Berto

    Responder
  36. Buenas Carlos.

    Yo soy de esos que lleva tiempo en twitter, pero que todavía no sabe como funciona, peco de muchos errores, y leyendo a unos y a otros voy mejorando un poco en la forma de entender qué es Twitter.

    Leyendo un poco el tema, hablo desde mi inexperto punto de vista, es que parece que Twitter se ha convertido en programar cuando tus tweets tendrán más seguidores, conseguir menciones…. ha ido perdiendo un poco la naturalidad, que supongo que tendría en un principio, y que por eso te gustaba. Cuando algo agobia, lo primero, desconectar un poco, y volver a disfrutar, compartiendo lo que te gusta, escribiendo, dando igual la hora, o el momento.

    Seguro que me he ido por los cerros de úbeda, compagina tu vida personal, tu bebe, algo importante, y cuando puedas muchos te seguiremos leyendo.

    Un abrazo y gracias.

    Responder
  37. Hola, Carlos:

    Creo que estás en el umbral la siguiente fase: dosificarse. ¡¡¡No lo dejes!!! Simplemente, aprende a controlarlo en lugar de que tweeter te controle a ti.

    Responder
  38. Abre una cuenta nueva y no interactúes, sólo lee.

    Responder
  39. Me encantan vuestras ideas y sugerencias. Me quedo con “más bebé y menos Twitter”, me he reído mucho con esta frase. Tomo nota de la idea de cogerme un Community Manager para gestionar mi cuenta personal. Lo veo complicado pero igual alguien se anima… 😀

    Me sorprende que muchos de vosotros no le deis tanta importancia al hecho de recibir siempre una respuesta como se lo daba yo. Seguiré con mi pausa en Twitter para disfrutar del peque y reflexionar. Lo que sacaré seguro es una comparativa en el impacto en visitas hacia el blog con y sin cuenta de Twitter activa. Seguramente que habrá resultados interesantes… 🙂

    Responder
  40. Hola Carlos!

    Aunque te sigo desde hace tiempo y suelo leer diariamente el post que publicas, ésta es mi primera aportación a modo de comentario.

    Aunque llego un poco tarde, me gustaría animarte a que no abandonaras twitter. El principal motivo es que te conocí por ese medio y desde entonces te sigo incondicionalmente. Y también me ha servido para conocer otros perfiles profesionales por medio de tu cuenta a los que me unía el hecho de seguirte a ti. ¿Quién dice que no puedas simplemente pasar a tener una cuenta menos activa? o incluso mencionarlo en tu biografía… No voy a poner el link, pero me gusta mucho el mensaje que tiene en su página de contacto silvester stallone jajajajajajaja 😀
    El caso es que confío en que hay un termino medio entre seguir dedicándole tanto tiempo al día y cerrar tu cuenta.

    Tú que puedes, experimenta con ella… puedes dedicarle 1 hora cada 15 días… y dentro de unos meses nos cuentas que tal el experimento.

    éxito!

    Responder
  41. Buenas Carlos,

    Me parecen muy interesante todas las opiniones que se han dado. Yo aporto una más:

    Utiliza la táctica del bar, entras cuando quieres te relacionas con los que están y te vas cuando quieres, y sobre todo le dedicas el tiempo que puedes en ese momento.

    Si esta opción o cualquier otra no te convence, creo que puede ser muy sano abandonar twitter.

    Saludos.

    Responder
  42. Silvia Cueto Suarez mayo 2, 2013, 10:38 am

    Yo la verda no soy buena consejera de nada ..ni de nadie pero mi opinion si que te la digo.
    A pesar de todo el exito que estas teniendo,hay una cosa q esta por encima de todo :TU FAMILIA ,y a mi me alegra ver como priorizas.Detrás de un buen hombre hay una gran mujer (y es verdad) y una gran familia(esto lo añado yo).
    Seguramente pierdas un trozo por dejar Twiter ,y lo ganaras en otro terreno por lo q al final no se puede considerar como pérdida.Lo q si es seguro, es que uno tiene que ser consecuente con su yo interno.Saludosss

    Responder
  43. Carlos, ahora es el momento de dejar Twitter.

    Twitter es como caer en arenas movedizas.

    Entras en Twitter con optimismo y entusiasmo , te dedicas en cuerpo y alma, durante varios meses pasas horas, contestando y dejando comentarios. Y cuando te das cuenta la frustración y la desesperación reemplaza el optimismo y el entusiasmo inicial.

    Es como si estuvieras atrapado en arenas movedizas. Estás intentando desesperadamente salir pero cuanto más esfuerzo pones en salir más te hundes , hasta que estas completamente hundido.

    Carlos, hazte un favor , reduce la velocidad y toma aire profundamente.

    Dedica tiempo a tu familia , Libera tu tiempo, y tu alma.

    Sigue adelante con tu blog y comienza de nuevo.Te sentirás mejor.

    Responder
  44. Yo creo que es una “pataleta” pasajera… yo también me veo agobiado por el número de comentarios y mensajes que me llegan a través de Youtube… a veces no contesto, luego me pongo las pilas y me pongo al día. Creo que te arrepentirías si cerraras tu cuenta en Twitter.

    Responder
  45. […] sido sobre todo gracias a los comentarios en el post donde compartía mis reflexiones sobre un posible cierre de mi cuenta de Twitter que me han convencido a quedarme. Aporta una energía impresionante ver que haya personas ahí […]

    Responder
  46. […] Miguel Ángel Riesgo da vueltas sobre la presencia en las redes sociales. Carlos Bravo también se planteó cerrar su cuenta de Twitter y al final ha decidido no hacerlo, aunque se ha impuesto unas normas para su […]

    Responder
  47. […] algunos ya saben estaba a punto de cerrar mi cuenta de Twitter. Estaba un poco agobiado porque no era capaz de responder a todo el mundo y realizar al mismo […]

    Responder
  48. Yo di de baja mi cuenta hace unos días… no tengo Facebook (esa la di de baja al año por puro aburrimiento), ni Instagram, ni Pinterest, ni nada.

    Es una fase, un tributo al ego en forma de número de seguidores. Como no tengo demasiado ego y tampoco soy mitómano llegué a la conclusión que las redes sociales no me sirven de nada.

    Tengo mis bitácoras de referencia que visito cada día mientras desayuno y después todo es mi tienda online y mis clientes, a los que adoro y cuido con mimo, mi tiempo es siempre para ellos puesto que, al fin y al cabo, me dan de comer.

    Vivo mejor, más tranquilo y dedicado a lo que considero verdaderamente importante.

    Y si añoro algún amigo pues descuelgo el teléfono o Skype y les doy la murga… ser amigo de servidor es lo que tiene. 😉

    Responder
  49. […] He llegado a conocer personas que han tenido problemas físicos en las manos por estar tanto tiempo dándole con los dedos al smartphone. El dolor es en algunas ocasiones la única forma para que algunos se den cuenta que están perdiendo demasiado tiempo. No quiero citar a nadie pero en mi timelime he visto en los últimos meses varias personas desaparecidas. Luego vuelven y cuentan que han tenido que crear cierta distancia para no dejarse absorber por completo. Nunca he llegado a estos extremos pero si me he visto agobiado hasta tal punto que he estado pensando en cerrar mi cuenta de Twitter. […]

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *