¿Cuál es tu producto?

Definir la oferta de tu negocio es clave a la hora de captar nuevos clientes y mantenerlos. Es importante entender cómo puedes diferenciarte de lo existente.

Yo lo tengo claro. O eso pensaba hasta hace poco. Nunca he pensado realmente en detalle en lo qué es mi producto porque parecía obvio. Me dado cuenta que no lo es tanto analizando el feedback de nuestros clientes. A ver me explico…

Definición ProductoDerechos de foto de Fotolia

Definir y describir un producto no es la tarea más sencilla del mundo. He escrito una tesis doctoral de 250 páginas sobre el tema así que imagínate. No quiero aburrirte con teoría por lo que pasamos a la práctica. No te digo que esto sea la verdad absoluta de como se hacen las cosas de manera correcta pero es la mía.

1. Depende de la necesidad del cliente

Si no hay necesidad no hay oportunidad. Los más arriesgados se lanzan y crean un mercado desde cero. Los que no somos superhéroes emprendedores nos conformamos con satisfacer una necesidad existente. Somos así de modestos. Las necesidades de un cliente no siempre son obvias. A las personas en general no se nos da demasiado bien expresar y definir una necesidad concreta. Por otro lado somos capaz de decir con certeza lo que no nos gusta. Eso explican en gran parte los problemas entre marketing y programación en el campo de desarrollo software o parecido.

2. Debería ser un producto escalable y recurrente

Después de haber fracasado con una start-up que para generar ventas requería asumir costes en prácticamente la misma medida (por lo menos en la fase inicial) mi obsesión ahora es centrarme en negocios escalables. Es igual de complicado de generar una venta única que lograr una suscripción de un producto o servicio donde los ingresos son recurrentes. En el segundo caso no partes desde cero cada mes sino vas sumando si eres capaz de lograr un nivel de fidelización elevado.

3. Se diferencia de una oferta existente de la competencia

El caso Quondos sirve para explicar cómo nosotros hemos buscando la diferenciación en un mercado con mucha competencia. Curiosamente la gran mayoría de los mercados son ineficientes lo que permite la entrada de nuevos competidores. Nuestro caso no ha sido diferente. Gracias al éxito de este tipo de formación online han nacido nuevas plataformas y algunas de ellas han logrado posicionar un nicho que nosotros no hemos enfocado. La diferenciación tiene que tener sentido. El cliente tiene que recibir y/o percibir un valor de ello en otro caso es una pérdida de tiempo.

4. Tiene un precio con margen alto

No soy muy fan de ajustar mucho el precio de tu producto. Si lanzas una oferta demasiado agresiva corres el riesgo de ahogarte y perder dinero a la hora de añadir equipo y montar una estructura a la hora de crear una empresa. El precio tiene que absorber futuras inversiones sobre todo si tienes que montar un proyecto con poca inversión y vives del flujo de caja. He aprendido que no puedes empezar a invertir demasiado en marketing si tu producto flojea. Es una cosa obvia pero que te olvidas fácilmente cuando tienes la presión de inversores para generar ventas. Montar una red de afiliados es clave a la hora de expandir tu negocio. Si ahora vas un precio demasiado ajustado no serás capaz de pagar una comisión atractiva. La mayoría de empresas con ingresos recurrentes no comparten la recurrencia con sus afiliados. Un grave error desde mi punto de vista. Tienes que estar obsesionado que la persona que te promocione pueda vivir de ello en el mejor de los casos porque al final tú sales igual de beneficiado de ello.

5. Está acompañado por un marketing friki

¿Has visto el nuevo vídeo de la portada de Quondos? Pues si no lo has hecho pásate un segundo y sabrás de lo que estoy hablando. Ha sido el “intento” de hacer un anuncio comercial serio y ya ves el resultado. Puede que algunos piensen que estamos haciendo el ridículo pero eso no me afecta demasiado. Si pasas desapercibido cuando inviertes en este tipo de contenido promocional igual es mejor de no perder tu tiempo con ello. Ser friki está de moda (o eso me gusta pensar) así que no tengas el miedo de hacer el ridículo. De todo se aprende… ;)

Al final he decidido cortar este post en dos partes. Mañana hablaré de “¿Qué no es tu producto?” para zanjar el tema y terminar de contar de cómo me he dado cuenta que en realidad no he tenido claro hasta ahora lo era mi producto. Si te ha gustado el inicio pásate otra vez por aquí… ¡Hasta mañana! ;)

  1. Es cierto que un producto debe ser bien definido. Un producto debe satisfacer al cliente. Es mas basado en ellos que en alguna otra cosa, pero debe estar bien definido. Buen articulo!

    Responder
  2. Estoy de acuerdo contigo: Si no hay necesidad no hay negocio. El éxito depende de llegar a satisfacer las necesidades de nuestros clientes, o lectores.

    Muy buen artículo…y no te preocupes, no eres el único friki por aquí.

    Saludos

    Responder
  3. A la hora de definir tu producto quizás no halla que hacerlo para todos, me explico, una vez segmentas tus clientes, esta definición debe ser distinta en sus matices adecuándola a tu target concreto. Buen post como siempre, gracias.

    Responder
  4. Aunque parezca una perogrullada, tu producto es el que ve tu cliente. A menudo, presentamos una cosa y los clientes nos hablan de otra. Si todos nuestros clientes nos hablan de la misma otra cosa, será mejor que nos dediquemos a ella si queremos comer de ello.

    Responder
  5. Hola CArlos!
    Estoy totalmente de acuerdo con #Jerby y añado que si es así es porque no enfocamos exactamente el producto como lo decimos…
    Un saludo!

    Responder
  6. Hola carlos como haz estado, sabeis que me gustan todos los articulos que subes a tu blog, todos los dias aprendo un poco, no debe de ser facil postear todos los dias algo diferente, me gusta este articulo muy bueno para compartir con mis amigos.

    Responder
  7. […] una mezcla de ilusión y ansiedad positiva que te hace olvidar lo que en realidad es tu producto. Tampoco conseguirás mejoras con más variedad sino en realidad una oferta más limitada es […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *