fbpx

Lo que puedes aprender de Justin Bieber para convertirte en un imán de lectores

Si quieres crecer como blogger, emprendedor o persona nunca te cierres a nada y nadie para recibir lecciones. Ya he escrito sobre como aprendo de mi bebé o zapatillas de correr. Justin Bieber ha sido mi último descubrimiento. No hace falta que te guste su música para querer conocer los factores clave de éxito de un pequeño genio del marketing.

Justin Bieber es un personaje que no deja indiferente a nadie. Sobre todo no a las chicas adolescentes alrededor del globo. El otro día haciendo zapping caí sobre un reportaje en MTV España que contaba la historia de éxito del joven cantante estadounidense. Aparte de tener talento (te guste su música o no), un factor clave de su triunfo ha sido su estrategia de marketing. Muchos músicos utilizan las redes sociales para promocionarse pero pocos lo han hecho y lo están haciendo tan bien como Justin Bieber.

Justin Bieber blog

Aunque no seas músico y “únicamente” quieras promocionar tu blog hay muchas estrategias de éxito que podemos copiar de la estrella de pop juvenil.

Júntate con los grandes

Pocos artistas han conseguido de obtener un nivel de popularidad (y odio) tan alto como este chico de 17 años. Los inicios de Justin Bieber fueron apariciones en Youtube con estrellas del pop como Usher. La viralidad del canal Youtube ayudo a difundir rápidamente los videos en la red. El enano fue creciendo en la sombra de los famosos poco a poco hasta convertirse en el gigante que es hoy.

Si eres blogger y estas empezando empieza publicando tus mejores artículos en blogs conocidos de tu sector. Es curioso que en España muchos posts tratan de cómo conseguir que terceros escriban para ti (yo también he escrito sobre ello) cuando p.ej. en Estados Unidos el enfoque esta como ser aceptado como autor externo en blogs destacados de tu nicho. La viralidad que Bieber ha conseguido con Youtube la consigues a través de las cuentas de Twitter de estos blogs que suelen tener una base de seguidores amplia. Si eres un enano juntate con los gigantes y tarde o temprano también serás percibido “grande”.

Escucha lo que te dicen tus fans

En el reportaje su madre dijo “si no fuera el cantante que es hoy con el estrés que conlleva, Justin en otra vida seguramente sería un adicto a las redes sociales”. La joven estrella tiene una de las cuentas más populares con más de 16 millones de seguidores en Twitter . Le gusta hacer uso de este canal para interactuar con sus fans, promocionar sus actuaciones y realizar pequeños estudios de mercado. “Twitter es un canal que me permite comunicar con mis fans y obtener un feedback directo sobre ideas que tenemos y acciones que queremos promover entre ellos.” Bieber influye directamente en la estrategia de marketing porque escucha la voz de sus seguidores y lo hace llegar al management que lo representan.

Cuando empiezas con tu blog no tienes millones (ni miles, ni cientos) de seguidores. Conseguir los primeros 100 ya puede ser un primer éxito. No importa el número de seguidores que tengas sino la intensidad de la relación y la interacción. Una formula sencilla para averiguar los temas que les pueden interesar es simplemente preguntarles a través de un tweet. De la misma manera recibes feedback sobre posts que tienes en mente y como darles prioridad en tu calendario editorial. Escuchar lo que le interesa a tus lectores no debe ocurrir únicamente en Twitter. Responde a los comentarios en tu blog para conseguir un nivel de interacción alto. Aprovecha estas valiosas informaciones para mejorar la calidad y el valor que aportas en contenidos.

Nunca te rindas

El éxito de Justin Bieber no fue de hoy a mañana. Los inicios fueron poco glamorosos. A la edad de 12 años participó en un concurso local en Stratford donde tuvo que conformarse con el segundo puesto. Tuvieron que pasar 3 años más hasta que fue descubierto por Scooter Braun el que también lo puso en contacto con Usher, consiguiendo así su famosa aparición en Youtube. En esos años sufro muchos rechazos. Nadie quería darle una oportunidad. Nunca se rindió para conseguir su sueño: ser una estrella del pop.

No es fácil crear un blog y no rendirse después de la primera semana. Las cosas que valen la pena nunca lo son. Si realmente quieres conseguir algo con tu blog tienes que currártelo. Nunca sabes hasta donde puedes llegar. Imagínate juntarte con tres amigos y después de un par de meses estar facturando una cantidad con siete cifras al año.

Para no tirar la toalla demasiado temprano hay que ser consciente que un blog necesita aproximadamente un año para ver los primeros resultados. La creación de contenidos constante es la base de todo. Deberías ser capaz de conseguir una media de 1-2 posts por semana. Si pueden ser más mucho mejor. Tanto para Justin Bieber como para el blogger la constancia es una de las claves del éxito. Además de ser disciplinado el joven cantante aprendió a tocar tres instrumentos de manera autodidacta. Tienes que formarte para aprovechar las diferentes fuentes de tráfico para un blog. Estas te ayudaran aumentar las visitas de mes a mes.

Si ahora te han entrado recibir lecciones de personajes famosos tal vez te interesan los posts de la serie “Lo que puedes aprender de Justin Bieber, Chuck Norris, Warren Buffet, Donald Trump y el Dalái Lama cuando creas un blog”.

El primer post de la seria “Lo que haría Chuck Norris si un troll le atacara en su blog” ya está publicado. Para no perderte la próxima entrada “Lecciones del Dalái Lama para convertir tus lectores en discípulos de tu blog” suscríbete a este blog.

Para conseguir un blog de éxito tienes que luchar por ello. Aunque no te guste su música Justin Bieber te puede dar lecciones de marketing que se dejan transferir a la promoción de un blog. Si eres blogger puedes conseguir inspiración de diferentes fuentes. ¿Quién es tu fuente de inspiración para promocionar tu blog?

  1. Sabrás mucho de marketing, pero decir que Justin Bieber “tiene talento” no habla muy bien de tu cultura musical. Usar “auto-tune” en tus canciones no es cantar bien o tener talento, sino todo lo contrario.
    Por cierto, no es estadounidense, sino canadiense.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *