Razones por las que podría ser un buen plan sacrificar un cliente

Estoy al limite de mis capacidades para dar un buen servicio a mis clientes. Ahora estoy reflexionando sobre si debería sacrificar un cliente o no para recuperar disponibilidad.

No soy de aquellos que busca excusas pero ahora mismo un cliente me está dando algo de dolor de cabeza. Ya te he hablado de él en otro post. Al mismo tiempo tengo hoy dos llamadas y pendiente la preparación de una nueva propuesta para captar nuevos clientes sabiendo que ya estoy al limite de lo que soy capaz de realizar. Me sabe mal “dar de baja” un cliente aunque sepa que a la larga voy a ser capaz de darle un buen servicio. Ahora mismo me está entreteniendo demasiado con temas que no llevan a ninguna parte.

cortar

Tener la cabeza libre

Por suerte esto no es un tema que me preocupa. Si el cliente decide que buscar ayuda en otro sitio antes de que yo tomé la decisión no habrá problemas. Sin duda le daré todas las facilidades para entregar los trabajos realizados hasta este punto a una nueva persona. Aunque no me preocupe de forma excesiva es un tema que tengo en mi cabeza y que ocupa espacio. Esto lo tengo que cambiar cuando antes porque necesito el banda de ancha.

Ingresos alternativos mejores

Puede que ahora mismo se abran mejores alternativas. No es mi estilo dar de baja un cliente por tener otras opciones pero en este caso me está exigiendo una velocidad de tareas que ni cumpliría una personas que estaría trabajando las 8 horas del día para él. Da igual lo que diga ahora mismo no voy a poder contentar a esta persona. Es por ello que podría ser una buena opción salir a tiempo para liberar ese tiempo para un cliente más fácil.

Limitar los posibles daños

Un cliente insatisfecho siempre es un riesgo. Al final nunca va a hablar bien de ti, la cuestión es el daño que esto posiblemente te puede hacer. No valores únicamente los ingresos que pierdes sino también los posibles daños que este te puede causar en tu reputación como profesional. Mejor acabar una relación a tiempo antes de que quedar bien ya no sea posible.

Impago de facturas pendientes

Debo decir que en este punto el cliente cumple al 100%. Está pagando sus facturas en cuestión de pocos días. Si este factor se estaría sumando a todos los puntos previos posiblemente ya le hubiera dicho “adiós”. Esto en España y otros paises por desgracia es un tema bastante normal y el día a día de muchas agencias y freelance. No debería ser asi.

Pués hoy tengo una llamada donde te iré avisando después los pasos que voy a dar. Le daré una última oportunidad a este cliente. A ver lo que me dice.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *