Cómo aumentar el valor percibido del resultado de tu trabajo como freelance

A la hora de valorarte no cuenta únicamente el resultado final. También influyen muchos otros factores de los que igual no eres tan consciente.

Suena bien cuando te dicen “monta una agencia digital” y empieza a ganar dinero. La realidad es que es una sensación muy agradable cuando estás en ese punto pero lidiar con clientes es todo menos fácil. Después de pensar que había calmado al cliente complicado me ha vuelto a montar un pollo ayer por algo que se acordó y él recordaba de forma diferente.

delfin platano

Por suerte documento cada conversación y se lo mando por escrito asi que de momento no ha respondido a mi último mail donde le he dejado las cosas claras. Al final lo he estado pensando ayer en la cama antes de dormir. Nunca he tenido un caso tan extremo como este pero al final me enseña donde tengo flancos flojos en mi negocio como agencia. Me lo hace ver de forma violenta en ocasiones porque tener que discutir por mail o teléfono de esa forma es todo menos agradable. Hay que ver el lado positivo en todo. Saldré más fuerte de esto. Acabe como acabe…

Comunicación directa con el cliente

Lo que un cliente valora mucho es el trato que tienes con él. Quiere tener la sensación que sus asuntos tienen la máxima prioridad para ti. Una forma sencilla es comunicar con él de forma frecuente e ir informando sobre los pasos que vas dando. Aunque las cosas no salgan como previstas es importante hacerlo. Diría que incluso más si todo va como la seda. Son los momentos complicados que fortalecen una relación con un cliente.

Tu reputación entre los trabajadores del cliente

Normalmente está el gerente que te contrata y luego está el equipo con el que tratas en el día a día. El trato con los trabajadores del cliente es tan importante o incluso más que el que tienes de forma directa con él. Al final los jefes hacen o deberían hacer caso a lo que les dice su equipo. Si no tienes el apoyo de este último la relación no será duradera dando igual lo bien que te lleves con el gerente. Haz que tu trato con el equipo del cliente sea de máximo respeto, cuidadoso con pequeños detalles y que respondas de la misma forma como harías con la persona que paga las facturas.

La forma de presentar a tu cliente

Es increíble la diferencia que marca la forma de presentar a un cliente. Independiente del resultado final la forma es muy importante. Me dí cuenta el otro día cuando ví un vídeo en Youtube. Fíjate en la presentación del logo del diseñador que cobra 135$. Es impresionante la calidad percibida que transmite de esta forma. Lo hace destacar entre todos los trabajos realizados. Incluso a mi me han entrado ganas contratarle para algún proyecto aunque ahora mismo no tenga nada concreto a nivel de creación de logos.

Los resultados tangibles del trabajo realizado

Al final lo que cuenta es lo que realmente hemos logrado. Podemos adornarlo como queramos pero la pregunta es esta. ¿Se han logrado los resultados previstos marcados al principio de la relación? Con un resultado bueno juntando todos los puntos previos se puede transmitir como excelente pero uno mediocre ni con maquillaje se va a convertir en bueno. Una cosa es venderse y otra manipular la verdad. Llegado a este punto tienes dos opciones.

  1. Presentar un plan nuevo para lograr el objetivo incial y/o adaptarlo a la realidad.
  2. Admitir que el objetivo es factible y/o que tú no eres la persona adecuada para lograrla.

La verdad al fin del día siempre es lo más sencillo. No te compliques la vida. Te sigo contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *