Ahora más que nunca – analiza los datos con lupa

Es el momento de abrir las hojas de cálculo y llenarlas con datos. Hace falta analizar el negocio en detalle para saber para qué te tienes que ir preparando.

Soy de aquellos que dice que hacer un plan de negocio es una pérdida de tiempo. Los planes nunca se cumplen. Eso es la cruda realidad. Los emprendedores somos por naturaleza demasiado optimistas para preveer escenarios que se acercan a la realidad. Luego hay acontecimientos que incluso el más pesimista entre nosotros no hubiera podido predecir de esta manera.

atar camello

Ver y esperar lo que pasa no es un buen plan

Cruzar los dedos y esperar que todo vuelva a la normalidad cuando antes no es un buen plan. Incluso si mañana ya todo volviese a operar como antes ya sería demasiado tarde. Todo ya ha cambiado y es hacía peor. Te lo digo yo. Si sigues este blog ya sabes que por naturaleza soy una persona optimista.

Es el momento para sacar la calculadora y hacerte algunas preguntas importantes.

  • ¿Cuántos clientes necesito para no perder dinero?
  • ¿Cuántos clientes voy a perder en 3, 6 y 12 meses?
  • ¿Cómo puedo aumentar la facturación para compensar la pérdida de clientes?
  • ¿Cómo puedo reducir los costes para sobrevivir más tiempo?

Las preguntas de arriba en parte uno se las debe plantear ya como punto de partida en cualquier negocio. Ahora es el momento donde los buenos cierran y los mejores sobreviven. Todo está en tus manos pero nada se soluciona de forma milagrosa.

¡Confía en Alah, pero ata tu camello!

Oportunidades para los que puedan invertir

No creo en lo que estos días puedes leer y escuchar por todas las partes. Aunque haya escrito este post no creo por defecto que una crisis es una oportunidad para todo el mundo. Tienes que tener las posibilidades de apostar. Únicamente el que tiene un colchón debajo del colchón ahora puede arriesgarse para dar un salto mortale y caer de pie otra vez.

Es un arte encontrar el buen timing. Invertir para ir acelerando sin que el resto del mundo se mueva más rápido únicamente te hace gastar los recursos valiosos que hubieras necesitado como puente para los malos tiempos. En cambio si lo haces en el momento adecuado estarás tan por delante de todo el mundo que será complicado alcanzarte durante meses o incluso años.

Analizar los datos disponibles y más allá es la clave. Ni los gobiernos de este mundo son capaces de hacerlo bien. No manipules tus propios datos de forma consciente o inconsciente. Ahora toca ver las cosas con claridad. Incluso si tu negocio ya no se puede salvar es un resultado que te puede abrir nuevas puertas si actuas en consecuencia. Seguimos.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *