Un día perfectamente imperfecto

Todo el mundo quiere tener la vida perfecta pero pocos son capaces de vivirla. De hecho la mayoría hace justo lo contrario. Tienen días perfectamente imperfectos uno tras otro.

Las rutinas funcionan en ambas direcciones. En la positiva y en la negativa. Cuando tienes una vez una rutina es increíblemente complicado salir de ella. Yo he intentado (sin intentar demasiado sinceramente) añadir una sesión de Crossfit a mis rutinas semanales. Mi vida tal como está siendo ahora mismo me lo ha impedido.

El dolor que tengo de no hacerlo no es suficientemente fuerte para encontrar la forma de hacerlo. Estoy siendo cómodo a pesar de ser consciente que es algo que me ayudaría a tener una mejor vida pensando sobre todo a largo plazo.

La mayoría de personas vive asi

Ver Netflix hasta tarde. Estar enganchados demasiado a redes sociales antes de cerrar los ojos. El despertador suena y lo primero que piensas es por qué has malgastado tanto tiempo en ver contenidos basura en vez de dormir al menos una hora más.

No te sientes motivado. Intentas estar despierto con más cafeina a lo largo del día. Tomas malas decisiones a nivel de lo que vas a comer. Demasiado azúcar y comida basura. Llegas tarde para hacer deporte por lo que decides no hacerlo hoy. Por una vez no pasa nada. No te sientes demasiado cansado ya que has pasado todo el día sentado y el último café te lo has tomado hace menos de una hora.

Se repite la historia.

Ver Netflix hasta tarde. Estar enganchados demasiado a redes sociales antes de cerrar los ojos.

Etc.

Salir del círculo vicioso

Es fácil decir que es necesario ser más disciplinado pero es increíblemente complicado salir de ese círculo vicioso para salir de ahí.

También el hecho de seguir el consejo de “tienes que conocer tu meta en tu vida” no siempre es tan sencillo. Hay personas que lo tienen perfectamente claro y otras que simplemente no.

Las personas que saben de verdad hacia donde quieren ir. Tienen una ventaja esencial. Cambian disciplina por definir quiénes son. Si eres maratoniano sales a entrenar todos los días a correr. Si eres emprendedor te pones a trabajar todos los días en tu proyecto.

¿Pero qué pasa si eso no lo tienes?

No tengo la solución porque creo que tampoco existe pero aún asi haría esto.

Haría una cosa muy pequeña que puedes llegar a hacer pero me obligaría a hacerla todos los días. Aquí van algunos ejemplos:

Tomarte un vaso de agua al despertar.

Pasear 5 minutos en la calle.

Hacer tu cama.

Leer un artículo nuevo en la Wikipedia.

Tú lo nombras…

Es cuestión de habituarse a hacer cosas recurrentes y hacer hueco en las rutinas diarias. Haciendo un primer pequeño paso te prepara a lo largo del tiempo para dar pasos más grandes. E igual como consecuencia una cosa te lleva a la próxima.

¿Puede funcionar? No tengo ni idea. Tú me dirás.

Stay tuned.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )