Tres formas con las que estás perdiendo dinero en Amazon sin darte cuenta

Amazon es una de las plataformas que más potencial de ingresos ofrecen. Tanto para vendedores avanzados como para principiantes la gestión es complicada.

Amazon a primera vista es la plataforma perfecta para cualquier vendedor. Millones de clientes potenciales, multitud de nichos rentables y pagos rápidos. Sin duda se agradece esa parte. Tras llevar ahora más de 5 años vendiendo en Amazon he descubierto cosas de las que posiblemente un vendedor normal no es 100% consciente.

grifo goteando

Reembolsos no recibidos

Amazon pierde y rompe productos de vendedores cada día. Aquí todavía no pasa nada dado que sueles recibir reembolsos. El problema es que no realizan esta labor con la precisión que se requiere. Hay productos que se pierden, rompen, devuelven, etc. y nunca recibes ninguna compensación por ello. Hay decenas de informes que te permiten identificar estos casos. Si no tienes práctica y/o no eres un experto de Excel posiblemente te resultará complicada o incluso imposible dar con los datos que buscas. Aquí nace MarktMaat para hacer este cálculo en cuestión de pocos minutos. Acabamos de lanzar la herramienta al mercado. Nosotros somos un vendedor pequeño y hemos podido recuperar ya cerca de 1.000 euros haciendo uso del servicio.

Ingresos declarados demasiado elevados

La contabilidad es otra parte donde puedes fácillmente liarla. En este caso no estás perdiendo dinero con Amazon pero con el estado. Si únicamente tomas como facturación el informe de ventas no tienes en cuenta que hubo reembolsos y devoluciones. Aquí rápidamente estás declarando una facturación que no tuviste y al final pagas más IVA e impuestos sobre beneficios que no tuviste de tal manera. Aquí otra vez tienes disponible toda la información en los informes de Amazon pero es complicada de averiguar si no estás acostumbrado/a de manejar estos datos todos los días.

Costes de logística excesivos

Este error lo descubrimos y me sorprendió. Si trabajas con Amazon FBA tienes un coste logístico mensual por almacenamiento y además uno por realizar la venta (adicional a la comisión del 15%). El coste varia según el volumen del producto. En ocasiones las dimensiones están mal puestas y Amazon te cobra en consecuena más de lo que debería. Si das de alta el producto tú, tienes que poner las dimensiones del mismo. Aquí mejor no equivocarte. Si das de alta un producto a través de “añadir el tuyo” puede que las dimensiones no estén bien puestas y Amazon te cobra un multiple por la gestión logística. Nosotros descubrimos recientemente un caso donde el coste era 3 veces superior de lo que debería haber sido.

Planificación de inventario

Echo una bola extra que más adelante seguramente detallaré en un nuevo post. Nosotros perdemos dinero cada día y semana por no enviar a tiempo el producto adecuado a los almacenes de Amazon. Las recomendaciones que hace Amazon en este contexto no te sirven porque su algoritmo busca lo que a ellos más beneficio les aporta. Pocas veces esto también está siendo el caso para el vendedor. Aquí hace falta una planificación detallada que con un presupuesto limitado de inversión te permita elegir aquellos productos para reponer que te permitan realizar el máximo ROI.

Con estos puntos te he dado algunas pistas para que tu negocio en Amazon pare de sangrar. Al mismo tiempo has visto el roadmap que tenemos previsto para MarktMaat. Son campos que queremos cubrir en un futuro cercano con la herramienta. No tardes demasiado en averiguar los reembolsos que te debe Amazon en caso de ser vendedor FBA. Conseguir el dato es sin coste. Si luego quieres recibir los informes detallados te cobramos únicamente una comisión del 10%. Por menos no te lo hace nadie (mientras que no lo hagas tú mismo de forma manual, claro)… ;)

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *