Te regalo una idea – invierte en páginas como activos

Seguimos con la serie donde te regalo una idea. Hoy te propongo invertir en páginas web o blog como activos que te generan ingresos recurrentes.

Justo el otro día hubo un encuentro en mi urbanización en un cumpleaños de un hijo de uno de los vecinos. Aparte de tener entretenido a los peques durante un tiempo, es una oportunidad para intercambiar impresiones con las personas que viven al lado de tu casa.

invertir páginas webDerechos de foto de Fotolia

Se me acerca un vecino. “El libro que me recomendaste el otro día me ha cambiado el chip. Por fin voy a atacar el tema de mis finanzas personales”.

Invierte en activos para dejar trabajar tu dinero

“Padre Rico, Padre Pobre” es sin duda uno de los clásicos de la literatura de los negocios. Hace un par de meses me lo leí yo y me hizo actuar de forma inmediata. Uno de los principales mensajes del libro es que inviertas en activos para que tu dinero trabaje para ti y tú no tengas que trabajar para ganar dinero. Aparte de invertir en inmuebles y en la bolsa no hay muchas inversiones tan obvias de ese tipo que puedes realizar.

El otro día alguien me comentó que se puede ganar mucho dinero comprando y revendiendo relojes o incluso ediciones limitadas de coches de lujo. Está claro que hay muchos campos donde tienes que tener años de experiencia para no meter la pata.

Si te dedicas hace tiempo al marketing online y la creación de páginas web, puede que el siguiente tipo de inversión te encaje a la perfección: compra páginas web que ya generan ingresos en vez de invertir tiempo para crear una desde cero.

Una página web como inversión en activos

Recientemente hablé sobre el tema en el contexto de compra de blogs y su respectiva valoración. Actualmente estos se valoran con un múltiple de 12. Significa que si un blog genera 100 euros de beneficios al mes, tendría un coste de venta aproximado de 1.200 euros.

Una página web no es un activo perfecto según la filosofía del libro porque aunque no a diario requiere un mantenimiento para seguir generando esos beneficios. Antes de realizar este tipo de inversión tienes que asegurarte que no corras ningún tipo de riesgo de sufrir a corto plazo una penalización de Google que tenga difícil arreglo.

Si lo piensas existen muy pocas posibilidades de invertir donde pones 1.200 euros encima de la mesa y recibes la misma cantidad a cambio después de un año. En 24 meses ya has recuperado la inversión, generado unos 1.200 euros de beneficio y dispones de un activo valorado en más de 1.000 euros. Algo parecido lo tienes con dominios genéricos aunque aquí tienes que tener muy claro lo que haces porque se trata de un mercado con muy poca liquidez.

Pues eso. Ahí te dejo la idea… ;)

PD: soy consciente que hay gente que ya lo está haciendo. Ahora digamos que ya es un tema más “oficial”. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *