Por qué puede que estés cometiendo justo este error con tu autoresponder

Los autoresponders con microsegmentación son una forma potente de llevar tu marketing al próximo nivel. Evita el error que comete la mayoría.

¿Estás orgulloso que ya vas por delante de muchos otros porque has montado un autoresponder y ahora llego yo y te cuento que igual no lo estás haciendo bien? No te preocupes. Todo tiene solución y con algo de suerte tu ejecución es perfecta.

configurar autoresponderDerechos de foto de Fotolia

Autoresponders + Microsegmentación = Maquina automatizada de marketing

Veamos. Para empezar. No he sido nunca gran fan de los autoresponders a pesar de su indudable éxito. Si te fijas no tengo ninguno montado en mi blog y tampoco lo estamos haciendo en Quondos (aunque esto cambiará dentro de poco).

La principal razón para ello es la forma en la que yo había entendido hasta hace poco su funcionamiento. Me ha cambiado un poco el chip, empezar a analizar audiencias de forma mucho más detallada hasta que lo estaba haciendo en el pasado. Esto implica al mismo tiempo también trabajar en la microsegmentación de los contenidos de la que hablé hace poco en el blog. Si combinas autoresponders con microcontenidos estás montando una maquina de promoción muy potente que con el paso del tiempo incluso gana en potencia. El secreto está en crear una configuración inicial que reacciona de forma inteligente al comportamiento al usuario. Es una forma de automatizar parte del marketing de forma sistemática.

El error sistemático de los autoresponders y cómo hacerlo bien

La gran mayoría entiende los autoresponders como una cadena de mails que reciben todos los usuarios que se dan de alta a una newsletter o tras haberlos captado con un lead magnet.

En realidad esto es no sacarle provecho al potencial que ofrecen herramientas como Mailchimp o Active Campaign (mírate esta guía de Javi de Monetizados por cierto para aprender a fondo esta última).

En este post me voy a limitar a la teoría que es esta:

  1. No hagas autoresponders genéricos sino muy específicos para cada usuario nuevo que se registra a tu página. El interés lo puedes averiguar a través del contenido de captación. Cómo poco debes diferenciar los posts y/o vídeos según el nivel de conocimiento para “enchufarle” una cadena de mails u otra.
  2. No sigas enviando mails en caso de que no haya feedback. No es necesario la falta de respuesta para detectar que algo está fallando. Simplemente puedes definir reglas donde no sigues con el autoresponder previsto cuando el usuario deja de abrir los mails. En este caso tienes que realizar acciones de reactivación que requieren llamadas a la acción y correos diferentes. Si todo falla borra los contactos que ya no muestran interés. De esta forma vas a poder sacarle provecho a la base de datos activa sin malgastar tu dinero.
  3. Invierte en contenidos para aumentar el CLV. El Customer Lifetime Value representa el ciclo de vida de un cliente. Se trata de generar más de una venta con un cliente y mantenerlo contento durante mucho tiempo. Lo ideal es invertir en contenidos que vayan aportando valor entre comprar y compra. Consiste en mantener “calentitos” los contactos y no dejar que se enfríen. Es más fácil mantener un cliente contento que conseguir uno nuevo.

Dentro de poco toca pasar de la teoría a la práctica. Si te interesa el tema, asegúrate que estás apuntado al blog… 😉

Stay tuned.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )