Por qué para mi priorizar lo importante sobre lo urgente ha sido clave para ser más productivo

Ya he hablado en muchas ocasiones sobre este tema pero visto como mi propio equipo prioriza tareas merece la pena retomar el tema y pasarles el post una vez publicado.

Priorizar tareas es una de las tareas más complicadas que hay. Al mismo tiempo son la clave para tener éxito a largo plazo. Al menos es mi forma de verlo.

chupa chups

El error más grave que la gran mayoría comete es este: priorizan tareas urgentes y aquellas que les gustan. Te cuanto por qué esto es un error.

Asuntos importantes

Considero escribir en este blog una tarea importante. Es por ello que nada más acabar el café del día me pongo con ello. No es urgente. No pasa nada si no lo hago una vez. Si no le hubiera dado importancia al blog durante más de una década nunca hubiera al punto donde de forma indirecta me genera ingresos: MarktMaat, creación de contenidos, Beguerrilla, etc.

Asuntos urgentes

Lo urgente lo vas a hacer sí o sí. Las tareas urgentes vienen después de las importantes porque sino corres el riesgo de no llevar a cabo las importantes. La constancia es clave y muchos no son capaces de mantener un hábito a lo largo del tiempo. Ahí está la clave al menos lo ha sido para mi.

Tareas que tardan en recibir respuesta

Luego están tareas que requieren ayuda de terceros. En este caso no se trata de tareas urgentes pero cuando más esperas en lanzar la bola para enviar el correo o hacer la llamada que tienes pendiente, más se alarga el tiempo de solución. Un buen ejemplo es contactar con soporte de Amazon para solucionar algún tema que no es 100% urgente pero que hay que solucionar en algún momento. Esto hay que hacerlo cuando antes porque la respuesta no va a ser inmediata.

Tareas que me gustan

Lo último a realizar (y no lo primero) son tareas que me gustan. Tu fuerza de voluntado y nivel de concentración baja a lo largo del día. Hay que gastar ese nivel de energía en tareas que requieren de ese saldo. Las tareas que te gustan prácticamente no requieren esfuerzo porque simplemente te gusta llevarlas a cabo. Estas tienen que venir al final.

No digo que logro llevar a cabo este orden siempre. Al final siempre está la tentación de adelantar tareas más agradables y dejar el resto para el final. Es nuestra forma de ser como seres humanos. Somos débiles, las cosas como son…

A ver si logro aumentar la productividad de mi equipo con estos consejos básicos. ;)

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *