Por qué le dedico a actividades poco rentables el 30% de mi tiempo

Si analizo mi tiempo le dedico fácilmente el 30% de mi tiempo a actividades poco rentables. Esto son las principales razones por las que lo hago.

Mucha gente diría que hay que centrarse en las actividades de negocio más rentables y el resto dejarlas aparte. Es de sentido común y como dice el dicho el menos común de los sentidos. En mi caso personal veo las cosas un poco diferentes y te explicaré por qué.

alegria

Aprendizaje propio es valioso para terceros

Fue gracias al hecho de “palmar pasta” con proyetos propios de e-commerce que me salió el cliente Borussia Dortmund. Buscaba específicamente la experiencia que yo tenía y que los otros candidatos que se presentaron no disponían. Tener experiencia con envíos internacionales, aduanas e impuestos fue lo que marcó la diferencia en este caso. Todo esto lo he obtenido que no es que hayan sido poco rentables, incluso me han costado dinero.

Aprendizaje convertido en herramienta

Mi experiencia con Amazon y otros marketplaces haga que conozca gran parte de las dificultades que conlleva. En comparación con los clientes de consultoría toda la parte de e-commerce es poco rentable pero debo admitir que es algo que divierte enormente. El otro día salimos al centro comercial para que los peques se pudiesen comprar algo de su dinero de vacaciones y el único que no volvió con las manos fui yo con productos para revender en Amazon.

Desde hace tiempo me estaba diciendo que haría falta herramienta x o herramienta y para hacer esto o lo otro. Ahora por fin nos estamos poniendo manos a la obra a través de MarktMaat. A día de hoy no sabemos si merecerá la pena pero en breve tendremos una respuesta.

Pasar aprendizaje a otros que le pueden sacar mayor rendimiento

Todo lo que hago lo voy compartiendo por aquí. Asi que actividades no tan rentables pueden generar contenidos atractivos como lo puede llegar a ser el reto de la compra-venta. De esa forma puedo pasar lo que voy aprendiendo a los lectores que por su parte pueden convertirlo en algo más valioso. Al mismo tiempo voy documentando mis propios avances. Es por ello que también me gusta escribir libros. Es una forma de marcar un hito de aprendizaje aunque ya casi sea obsoleto cuando esté listo porque esto se mueve tan rápido.

Al final el argumento más importante es “porque me divierte”. Tengo la suerte de tener la excusa que también es una inversión y que es gracias a estas actividades no tan rentables que a día de hoy voy mejor que nunca a nivel de proyectos de clientes. A ver si esto también lo puedo decir en breve sobre proyectos propios.

Stay tuned.

  1. Como dice mi padre, el saber no pesa. Todo lo que se aprende nunca está de más.

    A parte que dedicarle el 100% de tu tiempo a lo que te es rentable acabaría por ser aburridísimo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *