Organizar el trabajo con los peques en casa de forma sencilla

Ayer fue el primer día de trabajo con los peques en casa. Ha ido mejor de lo esperado pero seguramente se puede seguir optimizando.

Teleconferencias con gritos de niños en el fondo fueron lo habitual ayer. Nadie se lo tomó como algo molesto porque empatiza o vive exactamente lo mismo en casa. La situación actual hace que las diferencias se reducen y el enemigo común hace que estemos un poco más unidos de lo normal. No todo es malo, algo es algo.

trabajar en casa con familia

Ayer me llamó un cliente y empezó a comentarme que estas próximas semanas iban a ser complicadas. No me sorprendión, de hecho cuento con más de esas llamadas. Lo que después de pocas frases si me sorprendió era que tenía una trabajadora que está embarazada y que en vez de remplazarla quiere contar conmigo para cubrir sus tareas. Lo dicho, no todo es malo.

Cómo organizar la vida familiar en casa

Las empresas de entretenimiento están viviendo un boom estos días. Supongo que Netflix y compañia están viendo un aumento de sus suscripciones que ningún campaña de marketing hubiera logrado. También Amazon debe beneficiarse de la situación. Yo lo estoy notando en ventas de juguetes que han subido en toda Europa desde el fin de semana. Con esto no te quiero insinuar que debes plantar los peques delante de la tele y comprarles nuevos juguetes online.

Nosotros hemos hecho una cosa muy sencilla. Para empezar les hemos dejado claro a los tres que tenemos en casa que esto no son vacaciones. Para empezar, mamá y papá tienen que trabajar igual que ellos. Ellos han recibido tareas por parte de sus profes que tienen que ir realizando. Así que toca elaborar un horario en el que se trabaja. Por la mañana todos están en sus habitaciones trabajando en lo suyo. Esto suena genial en teoría y está claro que no ha ido como la seda pero hubiera podido haber ido peor. De vez en cuándo hemos tenido que interrumpir nuestro trabajo para disolver momentos de frustración profunda y evitar una posible catástrofe.

El trato era simple. En esta situación excepcional podrían ver la tele y jugar a videojuegos si antes cumplían con sus deberes. Había una motivación sencilla y de esta forma hemos podido trabajar gran parte del día de forma más o menos concentrada.

Una alternativa para sacar el trabajo en estos días

En Alemania todavía podemos salir de casa y hasta ayer incluso los parques de niños estaban abiertos. La vida aquí es otra porque se vive normalmente en casa cuándo en España la vida sucede fuera de la misma. En general hay menos personas reunidas, de forma natural se mantiene la distancia por lo que el riesgo de contaminación es menor. Hablando con amigos y conocidos por teléfono y Whatsapp nos enteramos que no todos pudieron trabajar tan bien el primer día de la semana. Una vecina comentó que únicamente entre las 4 y las 7 de la mañana pudó realmente sacar faena.

Nuestros peques aunque no siempre en general nos hacen caso. Esta suerte no la tienen todos los padres por lo que muchas veces aunque tengas un plan no puedes ejecutarlo. La alternativa es hacer lo que ha hecho nuestra vecina. Levantarte antes y trabajar cuando el resto todavía duerme. Te escribo estas líneas cuando el resto de la familia todavía está descansando. Es un plan sencillo si logras superar la pereza cuando suena el despertador.

En resumen: hay que cumplir para recibir un premio. Lo que enseñamos a los peques en ocasiones cuesta aplicárnoslo a nosotros mismos pero asi de paso igual también aprendemos algo.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *