Lo que he aprendido este fin de semana tras la inundación con agua de nuestro almacén

El viernes pasado empezó a salir agua del baño sin parar. Por suerte surgió antes del fin de semana lo que nos dió la posibilidad de reaccionar.

Si tienes un almacén con productos con un valor de 200.000 euros y empieza a llenarse con agua tienes un problema. Es lo que surgió el viernes pasado.

Ese día la mayoría de personas estaba presente y únicamente una persona trabajaba en remoto. Es por ello que rápidamente pudimos dar con una empresa de fontaneria que se hizo cargo del problema. La parte negativa fue que ese día pasó y nadie pudo trabajar. El sábado esto me hizo caer en esto.

Un plan de emergencia para fuego, inundaciones, etc.

No estabamos preparados para este tipo de eventos. Hemos tenido suerte que el agua no salió demasiado rápido lo que nos dejó margen de pensar y reacciones. Hubieramos necesitado esto:

  1. Un plan escrito con contactos y un paso a paso de cómo actuar.
  2. Definición de responsabilidades de quién tiene que hacer qué.

Tenemos una persona que se hace cargo de temas administrativos. Esta persona contactó con las empresas de fontaneria. Luego hubo dos a tres personas que estaban en contacto continúo con la empresa cuando llegó a nuestro sitio.

La próxima vez necesitamos que se haga de esta forma:

  1. La persona de administración se hace cargo de comunicar y estar presente junto a la empresa de fontaneria. Comunica con el resto del equipo cuando haga falta.
  2. El resto del equipo trabaja.

Lo que he aprendido

Hemos perdido un día entero de trabajo. No hubiera sido necesario. Me ha demostrado que todavía no tenemos procesos suficientemente sólidos para seguir adelante.

Urgencias como las del viernes nos quitan el foco de las tareas diarias que hay que realizar sí o sí. Está claro que esto era una emergencia y que había que actuar pero puede haber situaciones parecidas menos graves con efectos parecidos.

Siempre lo digo, tenemos que trabajar en las tareas importantes a pesar de tener urgencias. Este viernes el progreso ha sido cero y no únicamente de una persona sino de un equipo entero. El daño ha sido mucho más grande que únicamente de la factura que nos va a pasar la empresa de fontaneria.

Tenemos que crear un sistema que nos asegure que trabajemos día tras día en las cosas importantes: hacer envíos, optimizar productos, controlar inventario, responder a clientes, etc.

El viernes hemos fallado. No volverá a suceder.

Stay tuned.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )