Levantarse a las 6 de la mañana para salir a correr

Hace 18 horas me levanté de mi cama en una casa en las montañas suizas. Ahora me acuesto otra vez en mi piso en Madrid.

Hace años que ya no me levantaba por la mañana tan temprano para salir a correr. Acostándome entre la 1 y las 2 de la mañana entre semana honestamente ya no he tenido la fuerza para hacerlo.

Correr para desconectarDerechos de foto de Fotolia

Desconectando al estilo Kilian Jornet

Acabamos de finalizar unos días de vacaciones subvencionadas por mis suegros en las montañas suizas. Yo siempre he sido más de la playa pero nadie puede negar la belleza del paisaje cuando ves montañas nevadas y una de ellas es el Mont Blanc.

He subido (ayer) 750 metros corriendo. Es la segunda vez en estas mini-vacaciones que me pongo el despertador para disfrutar de las vistas sudando. La bajada ha sido impresionante. Es difícil describir la sensación cuando vas corriendo hacia abajo a toda leche, las montañas nevadas te rodean y tienes suficiente aliento para cantar una canción de los Beatles cuya melodía ya ni recuerdo (y ojo, yo no canto nunca). Te sientes un poco como Kilian Jornet con estas vistas. Si conoces sus videos sabes de lo que estoy hablando.

Son esos pequeños momentos de felicidad que tienes que disfrutar cuando te encuentras con ellos. Tengo el defecto que creo comparto con muchas personas de necesitar situaciones “extremas” para vivir esa sensación. Los más felices entre nosotros lo consiguen simplemente por su forma de ser y su actitud positiva hacia la vida.

El agotamiento total como forma de desconexión

Es importante desconectar del todo y existen pocos momentos en cuales lo suelo lograr. Normalmente no paro. No duermo la siesta nunca porque el tiempo en el que los niños duermen y mi mujer descansa yo puedo trabajar. No existen los tiempos muertos como ahora que estoy viajando en el tren hacia el aeropuerto de Ginebra, dándole el bocata a mi peque y al mismo tiempo dejando estas últimas 3 frases en las notas del móvil para que hoy me pueda acostar antes.

Releyendo las últimas líneas me doy cuenta que soy un obsesionado. Le doy las gracias a mis padres de haberme convertido en la persona que soy y podré ser algún día. Tengo una fuerza interna que me empuja hacia adelante cuando estoy al límite. Darlo todo no es suficiente. La felicidad no es gratis y tiene un precio.

Desconectar de momento no es lo mío. Trabajar forma parte de mi vida. No quiero descansar de disfrutar. Correr es mi momento de sacar la energía negativa de mi cuerpo. Te das cuenta que si quieres puedes empujarte siempre un poco más. El primer día que subí los 750 metros tarde 57 minutos. La segunda vez llegue en 10 minutos menos.

Cuando llegas totalmente agotado, sudando y sin aliento a la cima sientes que tus pilas están otra vez cargadas sintiendo una satisfacción profunda. “Si puedes andar, puedes correr.” (Scott Jurek, leyenda del trail running). Pruébalo.

 

  1. En eso estoy Carlos, yo nunca he orar ido y tengo intención de empezar el cinco de agosto. Sé que va ser duro pero lo tengo que conseguir!
    http://podemoscharlarjuntas.blogspot.com.es/2013/07/como-aprender-correr-desde-cero-en-4.html

    Responder
  2. Muchas gracias por este post, cargado de energía y filosofía positivas, precisamente las que te genera una buena sesión de running (matinal o no). ¡Has verbalizado perfectamente muchas de las cosas que pienso!!

    Suscribo al 100% lo que dices cuando afirmas: ‘Desconectar de momento no es lo mío. Trabajar forma parte de mi vida. No quiero descansar de disfrutar. Correr es mi momento de sacar la energía negativa de mi cuerpo. Te das cuenta que si quieres puedes empujarte siempre un poco más. ‘

    Responder
  3. Un gran relato lleno de energía positiva y espíritu de superación.

    Que grandes vistes tendrías des de la cima, que envidia, tendré que plantearme un viaje allí, me gusta correr a mi también, pero ahora estoy mas enchufado al gym y a la natación, queriendo volver al spinning en setiembre, esto me ayuda a relajarme y encarar el trabajo con mas fuerza y ambición.

    No dejar nunca de superaros, siempre se puede mejorar, ese es mi propósito mejorar y seguir creciendo.

    Saludos y Gracias a Carlos por este blog, sinceramente me inspira y ayuda.

    Responder
  4. Este año, no me voy de vacaciones… pero no soy envidioso… espero que todos/as lo paséis bien en agosto; con vacaciones o sin ellas…

    Responder
  5. me siento identificada con este post: yo no paro, no duermo la siesta porque mientras duerme mi hijo y mi pareja puedo continuar con mi “proyecto”, llevo sin salir a correr cerca de 4 semanas (retomé la semana pasada) debido a una contractura y ahora estoy me da pereza el pensar en correr 3 veces a la semana. Leyéndote me has recordado lo que me gusta correr, el esforzarme y terminar satisfecha y cansada, sudando y con mucha energía. buen post!

    Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *