Las mejores tácticas oldschool que deberías retomar para hacer crecer tu negocio

Hay ciertas formas de hacer marketing que ya no se llevan. La razón para ello la desconozco. Creo que aquí hay una oportunidad para los que se atrevan ser un poco pasados de moda.

Lo que te voy a comentar continuación te va a parecer un poco extraño viniendo de un blog de marketing digital. Lo que ya te habrás dado cuenta es que a lo largo de los años el abanico de temas ha ido creciendo. Incluso a cada parráfo que viene a continuación ya le he dedicado al menos un post entero. Era hora de resumirlo en una nueva entrada en plan recordaorio.

tocadiscos

Enviar cartas por correo

¿Conoces el ratio de apertura de un correo ordinario que va dirigido con nombre y apellido a un persona? Yo sinceramente tampoco pero creo que estamos de acuerdo que va a estar muy por encimal del 20-40% que recibe una campaña decente de e-mail marketing. En caso de que sea importante que tu mensaje llegue al destinatario un correo ordinario puede ser mucho más efectivo que un simple mail.

Enviar un fax

La ventana de oportunidad para este canal se está cerrando. Cada vez menos empresas tienen todavía un fax. Puede que tu perfil de cliente si que lo tenga todavía. ¿Cuántos fax al día crees que siguen recibiendo estos negocios? En este caso tampoco te sabría dar una respuesta exacta. El sentido común nos dice que serán mucho menos que mails en la bandeja de entrada. Incluso puede ser sorprendente volver a ver un fax salir de la máquina lo que sin duda llama más la atención que un correo elctrónico.

Hacer llamadas frías

Esto lo ví ayer en un vídeo de Youtube. Una persona que sigo del mundo del reselling explicaba que sus mejores tratos los conseguía gracias al hecho de coger el teléfono y no enviar únicamente mails. En esto se diferenciaba de sus competidos que no daban este paso más allá. En ocasiones la diferencia entre tener éxito y no pueden ser matices como este.

Verás que la principal razón para hacer oldschool marketing está en la diferenciación de la competencia. Esta te ayudará un pequeño momento de atención que los demás igual no reciben. Con suerte es la que marca la diferencia para que un cliente potencial se decida para ti y no para tu competencia. Yo al menos correría el riesgo de probarlo.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *