El agobio del comienzo de la semana y cómo reducirlo

El lunes suele ser para muchos el peor día de la semana. Todo lo pendiente quieres hacerlo en un día y eso te puede llegar a generar un estrés enorme.

Cuando leerás este post ya estaremos en martes. Lo peor ya habrá pasado. Yo soy de los de #porfinlunes por una razón muy sencilla. El fin de semana ya le estoy dando vueltas a los temas pendientes y espero con ansiedad el lunes para poder ponerme con ello.

Reducir EstrésDerechos de foto de Fotolia

No todas las tareas pendientes se pueden realizar al principio

La cosa no mejora. Cuando tienes mucho estrés puede que te bloquees porque no sabes por dónde empezar. Cuando inicias una tarea piensas en qué deberías terminar otra y así vas saltando de una a otra sin realizar ninguna. En días que no estoy al 100% esto me suele ocurrir y puedo perder la mañana de esta manera. Es importante ser consciente de una realidad muy sencilla.

No todas las tareas pendientes se pueden realizar el lunes. Tienes toda la semana por delante. Hay que ir paso a paso. Lo importante es terminar una cosa antes de empezar otra. No te preocupes tanto por la pregunta si tus prioridades son las correctas. Si no atacas nada la cosas irán de mal a peor. Así que antes de empezar con la próxima tarea termino de redactar esta entrada.

Cómo reducir el estrés del principio de la semana

Esta entrada está claramente inspirada por un comienzo de semana movidita. Me sé algo de la teoría (y tú seguramente también) pero es importante recordárselo de vez en cuando para no volverse loco.

1. Termina bien la semana anterior: el comienzo del lunes está directamente relacionado con el fin de la semana anterior. En ocasiones nos relajamos sin razón y pensamos que lo pendiente lo podemos hacer la semana que viene. El problema es que a las tareas pendientes siempre se van añadiendo nuevos que no existían entonces y no tenemos en cuenta.

2. Calcula lo que puedes conseguir: en semanas de mucho trabajo me hago una lista los domingos para ver cómo puedo distribuir el trabajo. Cada tarea recibe una estimación de horas para finalizarla. Hay que añadir colchones de tiempo como “varios” a los que asignas 1-2 horas al día porque siempre surgen cosas imprevistas que te pueden romper tu calculación si no las tienes en cuenta.

3. Externaliza tareas de poco valor añadido: lo malo de este tipo de consejo es que al principio pierdes incluso más tiempo del que ganas. El freelance necesita una formación previa por tu parte. Cuando el proceso esté implementado verás que la inversión en dinero y tiempo puede valer la pena siempre que no estés en una fase muy inicial de crear un negocio donde te toca hacer absolutamente todo. Externaliza a un freelance lo que te roba tiempo.

La buena noticia es que ya es martes (o incluso más tarde en función de cuando leas este post) y lo peor ya habrá pasado. Ataquemos con fuerza el resto de la semana que todavía la cosa no está ganada… ;)

PD: #PasodeGoogle se convierte en Trending Topic, así que a partir de las 10.00 (hora de Madrid, España) puedes ir calentando motores :)

  1. Lo mejor es no ver el conjunto, si no las cosas a trozos.A mi por lo menos me ayuda a evitar agobios.
    Malos dias tenemos todos,afortunadamente por mi forma de ser tengo pocos.
    Hasta el siguiente post.;)

    Responder
  2. Lo del lunes movidito me suena bastante ;)

    Responder
  3. Muy buen artículo, gracias por compartirlo con nosotros. :)

    Responder
  4. ¡Qué me vas a contar! La hora que es y todavía para mi no ha terminado el lunes.

    Un saludo,

    José María

    Responder
  5. Los japoneses ya han inventado el método para ésto; lo llaman Kaizen… #PasodeGoogle

    Responder
  6. Me ha sonado mucho lo de #porfinlunes. Me pasa exactamente lo que cuentas, no saber por dónde empezar y no conseguir terminar las cosas. Me has hecho reflexionar sobre el tema, gracias por el artículo :-)

    Responder
  7. Hola Carlos!
    Loslunes suelen ser estresantes para todos, volver a la rutina no gusta, aunque añadiriía que aparte del lunes, el viernes es tambiñen el peor día.
    Un saludo!

    Responder
  8. Soy de la opinión de que un buen lunes debe de llegar hasta el miércoles por la tarde sin parar! Así la semana se nos hace más corta. Gracias por el artículo, muy interesante.

    Responder
  9. La verdad es que los lunes suelen ser una frustración total porque como bien dices se quiere hacer todo en un día, y eso es imposible. Yo intenté planificarme las semanas, usar Toggl para el tiempo y demás pero acabo siempre con postits pegados por toda la pantalla porque me es más cómodo. Aun así acabo hecho un lío :D

    Responder
  10. A mi me pasa habutualmente…a que intente evitarlo. Tengo toda la tarde para hacer las tareas que tengo planificadas…pero cuando acaba la tarde me da sensación de de no haber echo nada…Voy saltando de una tarea a otra y al final son pocos las que termino.

    Debo modificar mi forma de trabajar…
    Gracias estos recordatorios que nos haces…nos ayudan a replantearnos nuestra estrategia.

    Saludos.

    Responder
  11. Esta bueno el articulo… en verdad no podemos analizar las cosas como un todo porque se nos harán mas dificiles, nos preocuparemos mas de lo debido; lo que debemos hacer es empezar por cosas que sabemos que podremos hacer para poder ir aumentando la dificultad de las cosas. No podemos perder los ánimos frente a los retos.

    Responder
  12. […] El agobio del comienzo de la semana y cómo reducirlo vía – @carlosbravo […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *