¿Merece la pena externalizar la creación de un e-book?

En muchos blogs de marketing online habrás leído que vender un e-book puede ser una forma de generar ingresos con un blog. ¿Redactar o subcontratar el contenido?

“Tu tiempo vale oro”. Vale si, genial. ¿Pero cuánto vale realmente? La cuestión sobre si deberíamos o no externalizar ciertas tareas a un freelance no siempre se puede decidir con ayuda de una simple matriz de 4 campos.

subcontratar e-bookDerechos de foto de Fotolia

Una pregunta tan amplia sobre si la subcontratación de ciertas tareas es una buena o mala idea, se puede responder únicamente analizando casos concretos. Hace un par de días que estoy investigando el tema de externalizar o no la creación de un e-book para mi nuevo blog maratoniano.es. Se trata tal vez de un caso tanto especial porque me encuentro en una situación de competición donde estoy limitado a un presupuesto de 1.000 euros. Compito contra mi rival Alex Navarro que está montando un proyecto de hosting. Para empezar existen diferentes posibles formas de subcontratar un e-book.

Tipos de subcontratación de un e-book a un freelance

Cuando contratamos un servicio o compramos un producto existe una regla muy sencilla. Quiero pagar el mínimo obteniendo lo máximo posible. Nuestro proveedor aplica la lógica inversa. Quiere cobrar el máximo con el mínimo esfuerzo posible. Como en la mayoría de los casos en la vida, hay que encontrarse en la mitad del camino con el que ambos están satisfechos pueden vivir.

  • Servicio completo de 0 a 100: este tipo de contratación lo podríamos llamar una subcontratación completa desde cero que incluye la redacción de los contenidos, el diseño y la generación de los diferentes formatos de e-books (PDF, ePub, mobi). En el caso ideal, un briefing inicial es suficiente para recibir el trabajo completo después del tiempo acordado.
  • Subcontratación parcial centrada en el contenido: para reducir los costes podemos tomar la decisión de realizar una parte del trabajo nosotros mismos. Igual se te da bien diseñar (o por lo menos consigues un resultado decente) y te conformas con recibir los contenidos en formato Word. Todavía te toca invertir 1-2 horas para tenerlo todo listo pero igual te compensa si te puedes ahorrar un 20-30% del presupuesto de un servicio completo. La generación de contenidos seguiría en manos de tu proveedor.
  • Subcontratación de edición de los propios contenidos: para seguir reduciendo los costes de un e-book podrías limitarte a la edición de los textos. Si ya tienes un blog podrías hacer una entrega de un índice enlazando a los diferentes posts en tu blog. El trabajo del redactor sería unir los diferentes artículos para asegurar una lectura fluida entre los diferentes artículos. Podrías sacar provecho de un trabajo ya realizado y además minimizar los costes de creación del e-book.

Posibles escenarios en los que subcontratar un e-book tiene sentido

A todos nos cuesta gastarnos dinero. Es más fácil limitar un coste que generar un ingreso. A pesar de esta regla de sentido común, pueden existir escenarios en los que asumir este riesgo tiene sentido.

1. Acortar el plazo de entrega: las nuevas tendencias llegan con una velocidad tremenda sobre todo si te mueves en el mundo del marketing online. Si quieres posicionarte como referencia dentro de una temática puede ser una buena idea estar entre los primeros que generan contenidos relacionados con la temática. También puede ser el caso si te has comprometido a entregar e-books a tus lectores y ves que te va a pillar el toro con el tiempo.

2. Aumentar el tiempo de ventas: haz un cálculo rápido. Digamos que pagando 300 euros puedes acortar el tiempo de lanzamiento de un e-book al mercado por aproximadamente 1 mes. ¿Eres capaz de generar 300 euros o más en ese plazo? Si la respuesta es “si”, réstale un 50% a tu estimación inicial. En caso de seguir teniendo un ingreso potencial que supera el coste real podría tener sentido para ti realizar esta inversión.

3. Realizar trabajos en paralelo de mayor valor: en otro escenario podrías realizar en paralelo otras tareas que aportan mayor valor. Una posibilidad sería una contratación como consultor o redactar contenidos para terceros que te pagan más de lo que te cuesta tener a alguien que te vaya escribiendo tus propios textos. Esta opción tiene sentido siempre tengas 2 tareas que compitan dentro de un mismo plazo de tiempo sin la posibilidad de poder aplazarlas.

Para cada decisión que tomemos tenemos que ser conscientes que existen alternativas. A la hora de elegir opción A o B nunca tendremos al alcance el 100% de la información necesaria para tomar una decisión correcta. Hay que ser consciente que siempre existe el riesgo de equivocarnos pero eso no puede ser una excusa para no asumir algún riesgo.

  1. Víctor y yo estamos especulando con la posibilidad de crear una moneda virtual interna entre bloggers que por ahora hemos denominado postcoin (a modo de bitcoin) y que podría servir como medio de intercambio de productos y servicios.

    En principio, está pensada para compensar a los comentaristas más habituales, pero se podría extender a otros servicios como un e-book o cualquier otro vinculado al mundillo blogger.

    No os puedo dar más detalles porque apenas hemos comenzado a trabajar en ello. Pero si estáis interesados, poneros en contacto por privado con Víctor o conmigo para ver cómo podemos colaborar…

    Responder
  2. Buenas, Carlos,

    lo del tiempo es peliagudo, la verdad. Yo voy a pasar de 1 post cada dos días a 1 diario y la verdad es que no sé de dónde co** voy a sacar las horas. Pero lo que está claro es que nunca subcontrataría la creación de un libro que lleve mi nombre.

    ¡Lo divertido es escribirlo! Y lo sé porque ya tengo un par de ellos al borde de la impresión jeje

    Creo que te enseñas demasiado mientras lo escribes como para que lo haga otro.

    Responder
  3. Hola, Carlos.

    Hay otras razones para externalizar la creación de un e-book, aunque no me voy a referir al tiempo, el rendimiento económico del mismo, o el coste de oportunidad. Todas esas cosas a las que creo que te estás refiriendo.

    También hay que tener en cuenta la propia capacidad para escribir un e-book. Si hablamos de personas con facilidad para generar contenidos, ¡perfecto! Pero un e-book es un formato mucho más complejo que el de un post.

    Además, los errores que a todos se nos cuelan al escribir en nuestros blogs (yo que soy redactor también los cometo en el mío, aunque no me los permito con los clientes) rechinan mucho más en un e-book. No olvidemos que el libro digital es el heredero del libro de papel, un objeto que hasta hace muy poco solía estar prácticamente exento de erratas gracias a la inversión que las editoriales solían hacer contratando a buenos correctores de textos.

    En fin… que un e-book esté bien redactado, con la información bien estructurada, y escrito con estilo, se agradece. En algunos casos, poner un proyecto así en manos profesionales supone una buena inversión y puede favorecer a la imagen del “autor”.

    Responder
  4. Hola Carlos,

    Muy buen post! Es cierto que es un trabajazo hacerlo todo y puede que se haga mal. Para mi menos escribir, todo es contratable, especialmente el diseño de la portada y las pruebas de lectura, pues salga lo que salga, se tiene que hacer con la mayor calidad posible.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *