Dos tipos de proyectos para ganar dinero y el que prefiero yo

Me he dado cuenta que en general a las personas les gustan dos tipos de proyectos. Cada uno tiene sus preferencias. Este tipo es el mío y te explico por qué.

Ambos tipos de proyectos tienen algo en común. La ilusión de las personas que están detrás por alcanzar algo que igual partiendo desde cero puede parecer lejos todavía. Muchos no superan nunca esa etapa. El día a día y otras excusas les alejan de sus sueños. No pasa nada y creo que es incluso un buen filtro para separar aquellos de los que van en serio de los que no. No todo el mundo está hecho para vivir su sueño porque muchas veces se puede convertir en una pesadilla.

túnel

Un golpe grande en la mesa

Este tipo de proyecto genera de golpe cientos de miles o incluso millones de euros. Es una jugada rápida y si todo va bien hay un flujo de ingreso masivo. Esto puede ser una inversión en la bolsa pero puede ser algo que no tiene absolutamente nada que ver con ese campo. En ocasiones incluso el riesgo de este tipo de proyectos es bajo porque es un poco jugar a la lotería.

Son tipos de proyectos que no encuentras en vídeos de Youtube. Hay tipos de negocios increíbles que ni tú ni yo nos imaginabamos que existían. El mundo de los negocios es fascinante y el que está dispuesto a invertir tiempo y realizar su propia investigación tarde o temprano caerá en una información a la que únicamente pocas personas tienen alcance.

Mayoritariamente son negocios offline porque en otro caso no hubiera tardado mucho tiempo en el que algún Youtuber ya hubiera hablado sobre ello. Este tipo de proyectos para mi son como tirar una moneda. Puede salir o no pero las opciones de ganar son mucho más bajas que el 50%. Tener éxito no es imposible pero es poco probable que lo consigas con la primera idea que se te pasa por la cabeza.

Paso a paso haciendo crecer tu negocio

Luego están los proyectos que requieren empezar desde cero. Son aquellos que necesitan empuje todos los días para avanzar. Durante mucho tiempo apenas recibes un retorno y no sabes si realmente vas por el bueno camino. Describe bastante bien el tipo de proyecto que prefiero yo y el que he vivido en persona en más de una ocasión. Puedes pasar por estos dos escenarios:

  1. Eres disciplinado día tras día durante años pero aun asi no llegas a ninguna parte. La dirección es la equivocada. El mapa que has pintado no te lleva a ninguna parte. No lo puedes saber hasta llegar a un punto desde el que ya no tiene sentido seguir adelante.
  2. Das un paso adelante todos los días. Es cómo cavar un túnel y no saber cuando sales por la otra parte. Durante años sigues adelante sin literalmente ver la luz del final del mismo. Hay personas que te dicen que estás perdiendo tu tiempo pero aun asi llegas cuando ya ni tú mismo te lo imaginabas.

Ambos escenarios son muy similares durante mucho tiempo y son casi imposibles de diferenciar. En un caso llegas y en otro no. Es por ello que he llegado a la conclusión que simplemente ser disciplinado no es suficiente en ningún negocio.

Mi preferencia es este tipo de proyecto. Encaja mejor con mi punto fuerte que es ser constante durante años. No todo el mundo tiene la misma paciencia por lo que tengo que sacarle provecho a esta ventaja competitiva.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *