Criterios que estoy aplicando para invertir en una carta de Pokémon o no

Hablemos hoy un poco de inversión en cartas Pokémon. Esto son los factores que más influyen mi toma de decisión para invertir o no en una carta.

Ya sabes que hace un par de semanas que estoy invirtiendo en cartas de Pokémon. Antes de redactar estas lineas acabo de comprar una carta japonesa promocionar de Rayquaza. He comprado las 12 unidades restantes que le quedaban al vendedor. Te cuento un poco por qué me gustado y por qué pienso que es una buena inversión a medio plazo.

Rayquaza Lego

Popularidad del Pokémon

Un factor clave es la popularidad del Pokémon que figura encima de la carta. Las listas clásicas de Pokémon populares en internet no te sirven tanto para esto. Hay una discrepancia entre popularidad de “me gusta” este y el otro Pokémon y “me compro” esta u otra carta. No te cuento igual nada nuevo si te digo que Charizard es el rey entre las cartas. Es por ello que me centro menos en estas cartas porque considero que la mayoría ya está a un precio muy elevado. Hay una excepción que es una donde sale ilustrado y que es una promo japonesa. De esta carta he comprado 300 unidades a un precio de compra entre 11-15 euros. Típicamente busco caracteres populares pero de segunda fila para correr menos riesgo de entrar en un punto cuando el precio ya está muy elevado.

Precio de la carta

Un precio óptimo de compra ronda los 10 euros o por debajo. 10-20 euros también está bien. En este rango también suelo comprar mucho. Considero que hay mayor probabilidad de que una carta suba de 20 a 200 euros que de 200 euros a 2.000 euros. Es por ello que desde siempre me gustan productos que se mueven en rangos de precios más bajos. En Lego aplico la misma lógica y me va bastante bien está estrategia.

Estado de la carta

Aquí busco la mejor condición posible que es Mint. Pocos vendedores se atreven declarar sus cartas con este estado porque significa que está perfecta. Pocas veces se da el caso. Tal como te he comentado, mi estrategia de inversión es graduar aquellas cartas en perfecto estado y las que no den para un 9-10 se venderán en Amazon como Near Mint. Empresas como PSA, CGC, etc. consideran un 7 todavía Near Mint.

Rareza de la carta

Cuánto más rara una carta mejor. A este criterio le doy poco peso para serte sincero porque va en contra del precio de la carta. Al menos busco cartas que estén de alguna forma limitadas. Las cartas promocionales suelen caer bajo este criterio aunque el Charizard que te he menciondo más arriba tampoco lo es. Supuestamente hay millones de cartas ilustradas con ese motivo pero dada la gran demanda y el hecho que no voy a empezar a venderla hasta dentro de un año (el plazo que PSA tardará en devolverme las cartas graduadas) he apostado por ella.

El diseño de la carta

Aunque venga como último punto le doy un gran peso. Busco cartas bonitas. Cuando ves los videos de Youtubers ves que cada vez más hablan de las cartas como obras de arte. Cartas que suben rápidamente en precio se suelen distinguir muchas veces por un diseño extraordinario. La carta de Raquaza cumplía el criterio de ser una carta bonita. La he podido comprar por menos de 15 euros, es promocional, en mint condición y es Rayquaza. Uno de los Pokémon más populares a nivel del juego TCG con muchas cartas valiosas en los últimos 25 años.

Ya conoces los criterios que aplico yo y muchos otros inversores en cartas Pokémon. Tal como ya lo he dicho en repetidas ocasiones. La mejor forma de aprender es ponerse manos a la obra. Me queda un largo camino por delante pero tras comprar más de 1.000 cartas ya he adquirido algo de experiencia. Ahora toca vender alguna para recuperar parte de la inversión…

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *