Cosas que lees en libros de negocios que he vivido en primera persona

Ayer tuvé la oportunidad de sentarme con mi equipo y tomar una cerveza. Repasamos los últimos años y los eventos que hemos podido vivir en primera persona.

Una cosa es la teoría y otra la práctica. La teoría es muy bonita y la práctica en comparación dolorosa. No he tenido la suerte de poder aplicar las teorías que puedes leer en libros famosos de negocios a mis ideas. Te cuento.

biblioteca

La teoría del long tail

La teoría del long tail dice que la suma de muchas pequeñas ventas puede hacer algo grande. El ejemplo de siempre es Amazon. Amazon vende muchos productos que igual nada más se venden una vez por semana o incluso al mes pero que en suma son un negocio atractivo para ellos.

El long tail funciona si puedes crear algo gigantesco de las dimensiones de Amazon. En otro caso el long tail no suma sino resta. La gran mayoría de los negocios (yo incluído) no es capaz de ganar dinero con productos long tail a largo plazo de forma rentable. Necesitas procesos, estructuras y dimensiones que te permitan generar ventas con long tail de forma sencilla. Pocos logran crear esas condiciones.

La importancia del buen timing

La teoría del buen timing dice que no es suficiente una buena ejecución de una buena idea. También necesitas llegar al mercado en el buen momento. Nosotros llegamos con Coguan con una buena idea (y mejorable ejecución) demasiado temprano. Los clientes todavía no estaban del todo listings para la teconología que estabamos ofreciendo. El timing fue casi bueno porque tampoco faltaba mucho pero en el mundo de las start-ups semanas pueden ser relevantes.

Crear negocios escalables

Un negocio es escalable cuando puedes aumentar los ingresos sin necesidad de tener que añadir costes de forma proporcional. He creado muchos negocios que en el papel tenían potencial de ser escalables pero que luego por A, por B y C fallaban en alguna parte. En el caso de Coguan los anunciantes no estaban listos para utilizar la plataforma y lanzar campañas en auto-servicio. Esto al final requería varios gestores de campañas. La herramienta requería explicación por lo que no se vendía sola. Para vender había contratar a un equipo comercial. En consecuencia había que añadir costes para añadir facturación.

La verdad sobre negocios pasivos

Los que leen con frecuencia este blog ya conocen mi punto de vista sobre esto. Los negocios pasivos no existen. La forma más pura de interpretar un negocio pasivo es que creas algo, te lo curras durante un tiempo x hasta el punto donde empieza a generar dinero sin necesidad de tener que invertir más tiempo. Incluso invertir poco tiempo no lo veo factible. Cualquier negocio requiere mantenimiento. Si no estás dispuesto de dedicarle horas a algo que te genera ingresos el día de mañana dejará de hacerlo. No he visto todavía ningún caso de negocio de ingresos pasivos puro. No existe.

Leer libros de negocios y dejarse inspirar es algo positivo. Hay que ser consciente que no todo lo que puedes leer y nadie cuestiona se pueda aplicar a tu mundo sin más. Todo tiene un contexto. Lo mejor es vivirlo en primera persona. Experiencia es lo que marca la diferencia entre los que se limitan a leer y los que ponen a prueba la teoría.

Stay tuned.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *