Cómo envio un producto de segunda mano a Amazon para venderlo rápido y bien

Últimamente me gusta enviar productos de segunda a Amazon. Lo suelo hacer de esta forma para conseguir una venta rápida y rentable.

Ya he hablado en más de una ocasión sobre el atractivo de vender productos de segunda mano de grandes marcas en Amazon. Por última vez en la primera parte sobre preguntas frecuentes relacionadas con inversión en Lego (si recuerdo bien, en otro caso tendré que mencionarlo en la segunda parte).

El otro día estuvieron amigos en casa y decidimos salir a visitar un rastro alemán. No tenía previsto comprar nada pero ví un Lego que me llamó la atención porque no conocía el set. Como era de espera era EOL (End of Life) y se vendía por casi 300 euros nuevo en Amazon. Querían 50 euros por él. Estaba en muy buen estado por lo que tras negociar me lo llevé por 37 euros.

Como todavía tení dinero pendiente de invertir de los beneficios obtenidos de mis tres hijos decidí utilizarlo para ellos. Debería venderse rápido y generar un buen ROI. Al menos eso sería mi expectativa.

Controlando el set de mis hijos para la venta en Amazon

Lo más importante en un set de Lego de segunda mano es que esté completo y que no falten piezas. Luego la caja tiene que estar en muy buen estado. Además tiene que tener los manuales. Si esos puntos previos se cumplen y además se trata de un set demandado tienes buenas opciones de lograr una venta rápida y rentable en Amazon.

Sacando fotos del control realizado

En comparación con un producto nuevo un producto de segunda mano puede estar en estados muy variados. Incluso la diferenciación que te permite Amazon cuando lo das de alta se puede interpretar de forma amplia y posiblemente la mayoría de los vendedores elige un mejor estado del que el producto realmente se encuentra. Es por ello que saco fotos de la caja, de los manuales y de las piezas y del conjunto para que el comprador se haga una idea cómo le va a llegar. Además suelo embalar la caja con un folio de burbuja para añadir protección. De esa forma el comprador se queda más tranquilo porque antes de comprar ve que el estado está perfecto y que la probabilidad que le llegue en las mismas condiciones a casa es bastante probable.

Elegir el estado y el precio

Tal como ya lo he mencionado arriba en ningún caso debes poner un estado mejor del que realmente es. De esta forma lo único que vas a conseguir es que el cliente devuelve el producto porque está desilusionado cuando le llega casa. Yo lo suelo poner incluso un poco peor de lo que es para superar las expectativas. Las fotos le ayudan al comprador darse cuenta que posiblemente el estado es mejor que el indicado. A nivel de precio suelo ponerlo un 20% por debajo del precio Prime vendido en estado nuevo. La diferencia entre nuevo y de segunda mano no es tan importante, al menos en el caso de Lego.

Está claro que este tipo de preparación te conlleva más tiempo. En mi caso dado que es una inversión de mis hijos y que además el precio de venta será de 250 euros merece el tiempo de preparación. Ya veremos si las cosas salen tal como yo me lo he imaginado.

Stay tuned.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )