Cómo categorizar clientes existentes de forma básica para no malgastar recursos

Hay clientes buenos y clientes malos. Esto es una matriz básica para categorizarlos y aplicar unos consejos que en teoría ya sabemos.

Ser cliente tiene dos caras de la misma moneda. Podemos serlo y podemos tenerlos. Los que más nos “quejamos” sobre nuestros clientes, probablemente somos peores cuando estamos en el otro lado. Esto son algunas reglas básicas de forma visual para no malgastar recursos con alguno de ellos.

matriz_clientes

Esta matriz de clientes en teoría no te cuenta muchas cosas nuevas. Ahora toca aplicarlas.

  1. Esto no cuenta como artículo, y ya sabes que te lo digo desde el buen rollo ;)

    En España tenemos el problema de no querer perder nunca al cliente. Aun a pesar de que nos duelan las rodillas y tengamos el c*** como la bandera de Japón. Nos agarramos a un clavo ardiendo antes de pensar con la cabeza y considerar la opción de mandarle a tomar por el rojo.

    Los clientes son selectivos con nosotros (empresas / vendedores). ¿Por qué, entonces, no somos exigentes con nuestro cliente? Las empresas satisfacen las necesidades del cliente, pero los clientes satisfacen las necesidades de las empresas. Sin el cliente, la empresa no tiene sentido. Y una empresa con un mal cliente es un absurdo magistral.

    En ocasiones hay que plantarse, y si hace falta hasta hacer girar la empresa 180 grados o incluso despedir a parte de la plantilla, para quedarse con aquellos clientes que valen la pena y mantener la empresa a flote. Porque un mal cliente es un cáncer empresarial al igual que una mala empresa.

    He escrito más que tú, Carlos. Obviamente te he ganado (hoy) :P

    Responder
  2. Aunque no puedo hablar sobre España porque no conozco la situación con claridad, el gráfico sirve perfectamente para América Latina y especialmente para Argentina. Posiblemente, podría cambiar Puntualidad por Monto que paga -o hacerlo con 3 ejes sería fantástico-. Me gusta el cuadrante rojo aunque en Buenos Aires, decimos “patearle el orto”. Es la única solución para poder sobrevivir. De lo contrario convertimos el negocio es un espejismo -solo trabajás, nunca ganás-.

    Responder
  3. Un cliente trol no es del todo inútil; puedes enviarlo a la competencia :)

    Responder
  4. […] Es bastante complicado lograr uno por lo que en la mayoría de los casos no te interesa perderlo (con excepción si se encuentra en estos 2 campos). Lo ideal es implantar tu idea en su cabeza. Si luego tiene la sensación que es el dueño de la […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *