El Growth Hacking en España

El Growth Hacking sigue conquistando las start-ups españolas. El problema es que intentan aplicar algo que no podrá cumplir casi nunca con las expectativas.

Si, lo sé. El Growth Hacking es un tema que me gusta. Es más incluso. Me encanta. De vez en cuando nos gusta pensar que las cosas no tienen que ser lentas sino que los resultados pueden ser rápidos, casi inmediatos. Eso es la promesa del Growth Hacking o casi digamos. Por lo menos es lo que muchos interpretan cuando intentan entender lo que hay detrás.

growth hacking españaDerechos de foto de Fotolia

En España en muchas ocasiones las técnicas están al margen de la legalidad (y más allá)

Cuando haces una traducción literal del término te sale algo como “Crecimiento Forzado/Acelerado” o por lo menos eso es lo que se me ocurre a mi cuando me pongo a pensar (de vez en cuando ocurre aunque haya gente que diga lo contrario). Combina el mundo oscuro de la informática “to hack” o “hacker” con el crecimiento de negocios. Muchas de las personas que se consideran Growth Hackers hacen uso de técnicas al margen de la legalidad para no decir ilegal. El 80% de lo que he visto aplicado en el mundo de las start-ups tiene que ver con scrapear correos electrónicos para luego hacer campañas de e-mail marketing masivas.

Detrás de esto se esconde una forma de automatizar la creación de bases de datos a través de la programación de bots que van de una página web a otra para sacar los correos electrónicos. Por eso te doy el sabio consejo de nunca poner en ningún lado un e-mail tuyo en formato texto. Tarde o temprano recibirás spam si ya no está siendo el caso.

El principal problema del Growth Hacking en España

Pero en realidad Growth Hacking es mucho más que eso. Está saltando a otros campos por lo que también se puede aplicar para el crecimiento de un blog. También tenemos que tener claro que aquí en España nunca tendremos los mismos resultados que un Growth Hacker en Estados Unidos. Aunque las herramientas sean las mismas, el efecto nunca se podrá replicar de la misma manera también porque nos movemos dentro del online.

Es un país con más de 316 millones de habitantes. En España se superan ligeramente los 46 millones de personas. Cuando hablamos de usuarios activos en Internet al otro lado del charco se alcanzan más de 245 millones de personas cuando por aquí no llegamos a los 37 millones de usuario. Es un factor de 6,62. Visto desde otro ángulo significa que para lograr el mismo impacto con una acción de Growth Hacking en España de media necesitamos una efectividad casi 7 veces mayor que en EEUU.

Eso es prácticamente imposible de alcanzar por otra barrera importante que tenemos. Muchas estrategias del Growth Hacking se basan en sacar provecho del tráfico de sitios importantes como lo ha hecho Airbnb con Craigslist o Spotify con Facebook. En España tenemos Meneame.net (no te recomiendo intentar hacer autopromo por ahí porque te linchan). En Estados Unidos tienen varios sitios como Digg, Stumbleupon o Reddit entre muchas otras que mueven millones de usuarios cada día.

El Slow Hacking aporta una solución al dilema

¿Entonces que hay que hacer? El secreto está en el Slow Hacking. “¿No habíamos quedado en dejar de inventarnos nuevos términos?”. Si, vale, prometo que en este post será la última vez pero me sirve a la perfección para explicar mi punto.

Déjate de tonterías buscando milagros que te generen de un día a otro miles de usuarios y/o visitas a tu página web. Si te centras únicamente en eso estás malgastando recursos valiosos. Recuerda que no tienes tiempo para no tener tiempo. Las estrategias de crecimiento que mejores resultados producen son las que aportan sus frutos a largo plazo. Céntrate en aquello que aporta valor aunque no sea medible de forma inmediata. Es lo mismo que escribir un post cada día. Un artículo no marca la diferencia pero 1.000 seguidos probablemente si que lo hagan.

No digo que el Growth Hacking sea algo malo o no sirva. No hay que confundirlo con saltar de un truco de marketing al próximo. En los negocios hay que probar y hacer de todo mientras sea legal. Al mismo tiempo no hay que olvidarse de la rutina y de las pequeñas tareas que nos hacen avanzar. Con un paso tras otro eres capaz de dar la vuelta al mundo. Algún día, pero llegarás. Eso tenlo claro.

  1. Hola Carlos.

    Tu artículo me ha inspirado asi que gracias y disculpas a tus lectores, porque me temo que voy a soltar un comentario tipo wall of text.

    Estoy hasta el moño de la corrupción, las trampas de las grandes empresas par no pagar impuestos y de que la manera de hacer grandes negocios deste país sea chancullera.

    Desde hace año y medio tengo un negocio online (un gabinete de psicología online y un blog sobre psicología) y poco a poco voy enterandome de cómo funcionan los negocios online.

    Y resulta que lo que “mola” y la menera de ganar dinero online es hacer lo mismo que los trapicheos del mundo offline.

    Porque scrapear emails y hacer campañas con spam es lo mismo que hacen las grandes compañias de telefóno revendiendo nuestros datos a terceros, porque comprar enlaces es como hacer regalazos a políticos y hacer black seo es como hacer ingenieria financiera y empresas pantalla para evadir impuestos.

    Es renunciar a hacer las cosas bien y priorizar sólo los beneficios.

    Nosotros (somos tres personas) llevamos un año y medio trabajando duro, creando contenidos de calidad y tratando a nuestros clientes como nos gusta que nos traten a nosotros mismos.

    No compramos enlaces, no hacemos spam ni usamos técnicas dudosas para el SEO. Nos negamos a hacer cosas “alegales” o a pabullar a la gente con marketing agresivo.

    Se que no me hare millonario, pero nuestros gabinete funciona, tenemos más de mil visitas al día en nuestro blog y nuestros clientes están satisfechos con nuestro trabajo.

    Para ser feliz no basta con conseguir tus objetivos, sino que es necesario hacerlo de una manera con la que te sientas orgullosos de cómo lo has logrado.

    Viviremos en un mundo mejor y más feliz cuando no haya corrupción, chancullos ni atajos. Y la única manera de empezar a conseguir esto es empezar por no hacerlo uno mismo.

    Responder
  2. Jon Garcia Tajadura diciembre 7, 2014, 11:51 am

    Me encanta ver un comentario como el de Javier en un tema como este.
    Porque reconozcámoslo hacer Black Hat SEO o algunas técnicas de Growth Hacking en los negocios online no son muy diferentes de ser un experto en evasión de impuestos y conseguir engañar al sistema con tus habilidades. Una forma de actuar qué cuándo vemos en los demás no dudamos en criticar.
    Y es que a mí me da pena ver como usuarios incautos cae una y otra vez en técnicas engañosas con campañas en Facebook o Twitter para que algunos ganan dinero a su costa.
    Hay una delgada línea moral entre usar técnicas de marketing online y engañar. Y aunque a mí me guste ser creativo y original en las formas de captar usuarios o ventas siempre estará por delante sentirme orgulloso con lo que hago.
    ¿No odiamos todos ser toreados en temas en los que no somos expertos?

    Responder
    • Todo el sEo, por poner un ejemplo es black hat por definicion, no existe el white hat , a menos que funcione o esperas que poniendo etiquetas alt en imagenes y escribiendo contenido sobre calcetines o camisetas se posicione tu ecommerce?? Me dedico al seo desde prácticamente nació y no conozco a ningún seo serio que no haga estrategias de linkbuilding no natural y eso os guste o no, ya es sombrero negro independientemente del que lo use sepa usa una herramienta o lo haga mano.

      Responder
  3. Una pena que en España el Growth Hacker en España se base en el blackhat…
    A mi meneame me dio 32000 visitas en un post, así que doy fe de que es una excelente herramienta, pero sí, no sirve para poner cualquier cosa y hay que ganárselos… :P

    Responder
  4. Hola Carlos:

    Muy interesante tu reflexión sobre la diferencia e impacto de ciertas tácticas de difusión o growth hacks en España y USA. Es evidente que aunque podemos aprender mucho de growth hackers americanos, debemos entender las herramientas que tenemos en España y adaptarnos a ellas.

    En cuanto a la relación entre growth hacking y técnicas ilegales, alegales o poco éticas, creo que eso es una interpretación TOTALMENTE errónea que han hecho algunos en España, y supongo que en otros sitios y que no tiene nada que ver con el growth hacking tal y como se ha concebido en Estados Unidos.

    El growth hacking es una disciplina que combina marketing, analítica Web y desarrollo de producto. Las tácticas de growth hacking están pensadas para startups que necesitan sacar el máximo provecho de la mínima inversión posible. El growth hacking se basa en el método científico: formulación de hipótesis, ejecución de tests y validación o invalidación de las mismas a partir de las métricas obtenidas.

    Nada en la definición original de Sean Ellis en 2010 hace mención a black hat ni cosas por el estilo, y me da un poco de pena que se esté ensuciando algo realmente valioso con esas asociaciones.

    Yo tengo uno de los pocos blogs en español sobre growth hacking (growthhackinglabs.com) y cualquiera puede entrar y verá que en ningún sitio hablo de black hat ni de spam, todo lo contrario, hablo de lo que dice Carlos: cómo buscar el crecimiento pero de forma sostenible y centrándonos en el cliente.

    También hablo de growth hacks que se pueden ejecutar con 0 inversión y en poco tiempo, ayudándonos de plataformas o herramientas, pero todo legal y ético.

    Desde aquí os digo que no hagáis ni caso al que se llame growth hacker y luego te hable de usar spam y ese tipo de cosas.

    Saludos!

    Responder
  5. Por si acaso se malinterpreta mi comentario…hoy debo tener el día de pedir disculpas, jaja.

    Vaya por delante que yo no pienso que el Growth Hacking es igual a Black hat SEO, ni técnicas ilegales. En absoluto.

    Yo conozco tu blog Val desde hace poco, y creo que ofreces contenido superinteresante, y creo que lo que tú haces y lo que hacen otros que se postulan dentro de este grupo, growth hackers, es de mucho valor, y muy útil para el crecimiento online.

    Pero como siempre, en los designios de la fuerza siempre hay dos bandos, el blanco y el lado oscuro, (toma cita frikie!) y este no es un caso diferente.

    Yo no critico el uso de técnicas de Growth Hacking, es más me parece fenomenal usarlas. Sino el mal uso de ellas para beneficiarse económicamente a costa de algunos pobres incautos usuarios de Internet, obligándoles a hacer cosas que no desean sin que se den cuenta.

    Un saludo.

    Responder
  6. A mi el Growth Hacking me gusta ,pero no las técnicas Black hat SEO. Si tengo que sobrevivir o avanzar a base de putear a otros
    compañeros, me quedaré
    siendo una pobrecita toda
    mi vida. A lo mejor es que soy demasiado integra en ese aspecto.
    El blog de Val me gusta mucho, sus post no tienen desperdicio y de momento son white.
    ;)

    Responder
  7. […] estaba leyendo un artículo de Carlos Bravo en su blog Marketing de Guerrilla. En él habla sobre el growth hacking en España y hace algunas […]

    Responder
  8. Buen artículo. Tenemos que hacer más hacking para crecer :)

    Responder
  9. Gracias por compartir tu experiencia y valiosa información estimado CARLOS BRAVO. Acabo de arrancar una startup relacionada con este mundo de marketing. Espero que el término de Growth Hacker Marketing se vaya expandiendo más para que las PYMES y los átomos que son unos de los principales usuarios puedan aprovechar bien este tipo de servicios y profesionales. Relacionado con tu comparación de los españoles y los usuarios de Estados unidos, creo que te ha quedado algo corto. Aquí en España los empresarios y los emprendedores, que deben de ser los verdaderos consumidores de este tipo de marketing no llegan ni a 30% de los 37 millones que mencionas . Un saludo y gracias de nuevo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *