Atrévete a pensar en grande

Todo empieza con un primero paso pequeño. No te olvides que puedes llegar muy lejos y atrévete a pensar en grande.

Cuando empecé a diseñar las primeras diapositivas 5 años atrás para Coguan (entonces todavía queríamos llamar nuestra start-up Publispana) no se me ocurría que probablemente estaba perdiendo mi tiempo.

Apuntar alto en la vidaDerechos de foto de Fotolia

Antes de empezar no había investigado el tema por lo que no sabía que la probabilidad para recibir financiación eran mínimas.

Apunta alto si quieres llegar lejos

No tenía miedo de apuntar alto en las primeras versiones de Excel a la hora de ponerle una cifra a las necesidades de inversión que necesitaba el proyecto. Más adelante tenía que ajustar esta cifra a la realidad de lo que una start-up sin tener usuarios, clientes e ingresos podía pedir en el mejor de los casos presentando únicamente un Powerpoint. Cuando buscas financiación inicial al final hay que adaptar el Excel con las previsiones de ventas y costes a lo que te van a dar y no a lo que piensas necesitar (que típicamente es menos de lo que piensas al principio). En el 99% de los casos te vas a quedar corto con tus previsiones. Los planes nunca salen pero sin ambición no llegas nunca a ninguna parte.

“Apunta a la luna. Incluso si fallas aterrizarás entre las estrellas” (Les Brown).

Todo empieza con un primer pequeño paso

Pensar en grande no significa no tener que hacer pequeños pasos previamente. Nadie puede ir de 0 a 100 de manera inmediata. Cuando monté Coguan tuve mucha suerte porque es casi un milagro haber recibido financiación basado básicamente en unas diapositivas y un prototipo finalizado al 70% que no ha llegado a ver nadie nunca. Hay gente que todavía piensa que nunca existió. Eso no significa que no hayamos hecho pequeños pasos al principio. Todavía lo estamos haciendo porque haber recibido inversión no es el fin de una start-up sino en muchas ocasiones el comienzo o la posibilidad de continuar. Estamos todavía lejos de donde queremos estar pero también haciendo muchos pequeños pasos se puede llegar muy lejos. No tengas miedo de pensar en grande pero no te olvidas que el camino es probablemente más largo de lo que te imaginas.

“Hubiera preferido probar algo grande y haber fallado, a no haberlo hecho y haber tenido éxito” (Robert H. Schuller).

  1. Las start-up deben pensar en grande. Tienen que apuntar a un objetivo, porque este va ser el que determine sus estrategias, los va ayudar a escoger que caminos seguir y cuáles no. Seguro que el camino es largo y va estar lleno de pequeños éxitos y fracasos de los cuáles se aprenderá una lección que ayudará alcanzar tu meta. Como dice Lemmy de Motorhead: “El único secreto para alcanzar tus sueños es: NO RENDIRSE”.

    Responder
  2. [...] iba creciendo su audiencia también aumentaron los ingresos y empezaron a contratar personas. Hay que atreverse de pensar en grande para lograrlo. Igual ahora piensas que ya las cosas pequeñas que te propones no las consigues. [...]

    Responder
  3. [...]  1.-) Necesitamos tener el mejor producto. En el mayor porcentaje de los casos no sera así, pero tienes que tratar de tenerlo. Si apuestas por la mediocridad sólo obtendrás mediocridad o probablemente algo peor,  si optas por ser el mejor es muy probable que con el tiempo estés entre los mejores. Tal y como dice Carlos Bravo, apunta alto si quieres llegar lejos. [...]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *