10 razones para cuidar a tus trolls

El troll forma parte de la mayoría de los blogs que tienen éxito. Están percibidos como algo molesto visto que les gusta “meterse” (por darle una palabra suave) con el blogger. Desde mi punto de vista, la figura del troll aporta muchas ventajas a un blog. Es más: tienes muchas razones para cuidar a tus trolls. Aquí van mis razones.

Si te das cuenta de que tienes un troll en tu blog deberías empezar a cuidarle para que se quede. ¿Por qué? Una vez que consigas no tomarte en serio sus comentarios y sobre todo no dejar afectarte por ellos, aprenderás a sacarle el máximo provecho. Un troll es una figura importante para el éxito de tu bitácora. No le hagas caso a la gente que diga “don’t feed the troll”. Hazlo pero siempre teniendo en cuenta los temas legales que pueden afectarte cuando tienes un blog.

cuida los trolls de tu blog

1. Creación de una comunidad alrededor de tu blog: si un troll se mete contigo van a saltar muchos en tu defensa. “Todos contra uno”. Va a crear una sensación de comunidad con el resultado de tener lectores más fieles.

2. Trafico recurrente para seguir la conversación: una vez que alguien llegue al blog se va a suscribir a los comentarios para seguirlos. Todos tenemos un gen “cotilla” y nos gustan los “escándalos”.

3. Enlaces externos de bloggers interesados: si el troll y la discusión que sigue en los comentarios crea cierta polémica, puede que incluso otros bloggers hablen del tema en su blog enlazando hacia el tuyo. Aparte del tráfico directo cada enlace te aporta valor para el posicionamiento.

4. Obtener comentarios que aportan valor: aparte de los comentarios del troll existe una probabilidad alta de recibir comentarios de valor añadido que apoyan tu argumentación (o la contradicen) con argumentos sólidos. Este tipo de comentarios te interesan porque puedes aprender de ellos (y tus otros lectores también).

5. Creación de contenido gratuito: todos los comentarios son una fuente de contenido gratuito. La apariencia de un troll suele provocar muchos comentarios (sobre todo del mismo troll). Sácale el máximo provecho y deja que trabaje un poco para ti como redactor sin paga.

6. Aumento de tus seguidores en Twitter: un troll te ayuda a obtener una mayor atención que va junto con el apoyo de tus lectores y los que llegan de casualidad. Este apoyo también se ve reflejado en un aumento de tus seguidores en Twitter (ver también lo que aporta un blog a tu cuenta de Twitter).

7. Nuevos lectores y un aumento de suscriptores: tanto si eres una start-up como si tienes un blog, es bueno que la gente hable de ti. Un aumento de atención y tráfico va acompañado de un aumento de suscriptores a los posts de tu blog.

8. Disfrutar del “combate” como pasatiempo: hay gente como Carlos Blanco que disfrutan un montón cuando se les cruza un troll en su camino. A veces pienso que se lo toma como un “hobby”. El combatir un troll por lo visto puede ser un pasatiempo divertido.

9. Aprovecha la ocasión cuando te critican: los trolls suelen soltar en muchos casos críticas injustificadas. En algunos casos puede que incluso tengan razón en ciertos puntos. Deberías ver el troll como el cliente de tus pesadillas. Es una manera de entrenarte para el caso real y sacarle el granito de verdad de las críticas para seguir mejorando.

10. Mejora tu branding personal: un troll suele buscarse gente con éxito como “victima”. Si tienes un troll personal puedes considerarte un personaje respetado dentro de tu sector. Además puedes demostrar que incluso en las situaciones en las que te atacan sigues siendo respetuoso, lo que te va ayudar a ganarte muchas simpatías por parte de tus lectores.

He intentado darle un enfoque diferente al tema de los trolls en comparación con otros blogs de marketing. Todavía no tengo ninguno. A ver si después de este post se anima alguno… ;)

Si te ha interesado este post tal vez también te guste: Lo que haría Chuck Norris si un troll le atacaría en su blog.

posts anteriores
  1. Bueno, visto así casi parece que vale la pena… eso sí, yo de momento prefiero que no asomen por el mío, que es relativamente pequeño y personal.
    Muy buen artículo, siempre me ha llamado la atención el fenómeno del troll.

    Responder
  2. Me gustaría que me respondieséis a una pregunta para aclarar los conceptos de este post… ¿Es Mourinho un troll de Guardiola? ;)

    Gracias

    Responder
  3. Buena pregunta Jaime. Aver si alguien es capaz de responder… :)

    Responder
  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si te das cuenta de que tienes un troll en tu blog deberías empezar a cuidarle para que se quede. ¿Por qué? Una vez que consigas no tomarte en serio sus comentarios y sobre todo no dejar afectarte por ellos, aprenderás a saca…..

    Responder
  5. Si quieres me quedo con el puesto de troll!! Qué idiotez de artículo. Bah. Lelo.

    Just kidding, me ha gustado ^_^ Y creo que es muy acertado, me parece que fue un tal Barnum el que dijo que no importa lo que digan de uno, siempre que escriban bien su nombre… Con el fenómeno troll pasa algo parecido… Yo también quiero uno!

    Responder
  6. Muy buen post, si señor ;) De qué manera tan perspicaz le has dado la vuelta al tema de los trolls, una perspectiva muy interesante sin duda, aunque siempre da miedo verte, aunque sea por un segundo, sin respuestas ante un ataque.

    Responder
  7. [...] A parte de los consejos que los unos puedan recibir de los otros, hay una educación heredada de sus hogares y familias (la personalidad propia de cada individuo, por supuesto) que les proporciona unas pautas (muy) básicas para la interacción social. Su comportamiento, desarrollo en comunidad y propias normas de actuación y autoregulación –ciertamente difíciles de explicar-, se pueden reducir fácilmente en lo que todos denominamos y ‘entendemos’ como el ‘sentido común’. Y es a través de él como simplificamos el resultado de una ecuación de miles de variables aleatorias en tan sólo un instante de decisión: contestar o no a un comentario. Y si lo hago, de qué manera, incluso sacándole provecho. [...]

    Responder
  8. Podría apuntarme… claro, si es que me conviene a mi también. :)

    Responder
  9. Muy buen post ; visto desde ese punto y si los puntos que expones garantizan mayor trafico en mi blog pues bienvenido los trolls . Aunque como dice Sonia de momento por el mío tampoco .

    Responder
  10. Me gusta mucho tu visión fresca sobre los trolls Carlos! … aunque existen otros aspectos de los trolls que nos pueden ir de la mano con facilidad. Hay trolls y trolls … los de la primera división que tienen una dosis exagerado de locura a lo largo pueden pasar factura. Mourinho es un ejemplo jejeje …

    La leyenda de una serpiente que empezó a perseguir con locura a una bella luciérnaga …
    http://scharrenberg.net/2010/07/no-soporto-que-tienes-exito/

    Responder
  11. [...] razones para cuidar a los trolls en tu blog Tips básicos uso Redes Sociales por los profesionales Boda de Guillermo y Kate: sin móviles, [...]

    Responder
  12. [...] artículos sobre los trolls: 10 razones para cuidar a los trolls en tu blog ¿Qué pueden enseñarte los trolls? de tu reputación. El diagrama de flujo del troll de Internet, [...]

    Responder
  13. Desear un troll en tu blog es vivir al límite, poner a prueba tu paciencia, aguantar la pérdida de tiempo que implica tener que contestarle, contar hasta 10 o hasta 100 para no decirle barbaridades… y todos tenemos días buenos y malos.

    Me gusta la idea de buscar el lado positivo a todo, hasta a un Troll y tienes razón en que atrae visitas a tu blog, pero ¿realmente quieres en tu blog esas visitas que sólo buscan carnaza? ¿Y qué ocurrirá cuando el troll se haya cansado? Pues que como no les interesa el tema principal del tu blog, las visitas se irán con él.

    Es verdad que tu público fiel te defiende, pero… ¿Hasta dónde? Te pueden defender 1 ó 2 veces, pero no tienen ni el tiempo ni las ganas del Troll al que al final acabarás enfrentándote sólo.

    Desde luego, yo prefiero no tener un Troll en mi blog, si viene alguno, pues le neutralizaré lo mejor que pueda, pero mientras lo que intento es dar buen contenido para atraer las visitas y mimar a los que me hacen comentarios y me visitan habitualmente. Eso es lo que realmente crea visitas y comunidad.

    Responder
  14. Tuve uno pero solo me duró dos asaltos, pena que fuera tan flojo. Opino como tu, si eres capaz de tomártelo deportivamente, dan sal a los post, pero normalmente la gente no tiene aguante y es demasiado fácil silenciarlo borrando los comentarios.

    Si vuelve a a parecer uno por mi blog tratarññe de cuidarlo con mimo como si fuera un lirio. .-)

    Responder
  15. Muriño es el troll de la civilización occidental!!!
    Soy de la peña madridista Muriño al Barça y Florentino a galeras.

    Responder
  16. Me parece que no has tenido en cuenta en tus consideraciones, el caso de aquellos blogs o sitios que tienen adsense y que pueden ser eliminados del sistema si dentro del contenido hay palabras o frases que incumplan sus políticas. Ten en cuenta que los comentarios del troll en tu blog son responsabilidad tuya.

    Responder
  17. [...] tus trolls: tener y cuidar un troll es una manera sencilla de aumentar el número de comentarios. Cada vez que respondas vas a tener un [...]

    Responder
  18. Vaya mierda de artículo. Y con faltas de ortografía.

    Responder
  19. Lo cuentas de una forma que dan ganas de inventárselos.

    Responder
  20. [...] 3. Trolear: cuando se impactan convicciones contrarias a las que se trasmiten, se puede provocar una fuerte resistencia. Esta puede resultar en una interacción muy intensa que genera ataques hacia una marca, persona u organización. El impacto negativo puede provenir de un individuo o incluso un grupo de personas que generan una campaña en contra de una persona u organización. Se puede tratar tanto de grupos que defienden una buena causa tal como se puede encontrar en la plataforma Actuable o ataques irracionales de individuos tal como se puede observar con trolls en blogs. [...]

    Responder
  21. Pues yo que quieres que te diga Carlos. Ni tengo tiempo ni ganas ni energias que perder con Trolls. Esta bien esta manera de verlos, graciosa, y posiblemente útil, pero yo personalmente, no me desgasto….

    Responder
  22. Yo creo que eso de tener troll es un lujo que solo se permiten los grandes bloga, Yo con un blog de medio pelo, (acabo de conseguir una media diaria de 3000 post leidos al día) no he tenido la visita puntual de tan solo un puñetero troll , y algun que otro (contados) comentarista impertinente pero no troll , simplemente un poco pesado y agresivo en su argumentación.

    Yo creo que para el 98 % de los blogs el problema del troll no existe en la práctica.

    Responder
  23. Muy buen post! Visto así, nosotras queremos un troll en nuestra web y a ver si sabemos torearlo con estos tips que nos das!!! ;)

    Responder
  24. No quiero poner mi nombre ni inventarme ninguno marzo 13, 2012, 3:44 pm

    Buenas, estoy comenzando un nuevo proyecto por el que todavía no han pasado demasiados usuarios y menos aún TROLLS, pero sí que tengo bastante experiencia con blogs personales.
    Al leer tu post se me viene a la cabeza el típico troll que esconde su identidad bajo el anonimato o se la inventa… pero qué ocurre cuando tienes un “amigo” que hace las veces de troll? Un “amigo-troll” que no para de dejar comentarios negativos sobre lo que haces, dices y piensas, comentarios fuera de lugar que a nadie más le deben interesar, comentarios sobre tu vida, comentarios directamente a la persona que escribe y además en su respectivo blog la mayoría de los post van dirigidos a ti. Ese “amigo-troll” es un supertroll, no? un acosador, ¿me equivoco?
    Y qué puedo hacer con él? No me sirven las 10 razones para tenerlo conmigo, no quiero tenerlo conmigo… por ahora estoy ignorándolo pero no basta para que deje de escribirme y deje de publicar cosas que aluden a mi blog, o a lo que hago.
    Se lo toma como una especie de juego en el que quiere que yo participe.
    Lo conozco en persona, he pensado en hablar directamente con él y decírselo claramente pero preveo que va a ser PEOR en este caso.
    ¿Alguna idea?
    GRACIAS

    Responder
  25. #No quiero poner mi nombre ni inventarme ninguno

    Debes por comenzar por comprender que tu “amigo” es completamente idiota, pues ir a pelear a tu propio terreno, tu tienes todas las armas y el ninguna, es de absolutamente majadero.

    Tu forma de luchar será el esforzarte por dejarlo en ridículo ante tu audiencia.

    ¿Cómo? -

    1.- No contestando en caliente jamás, espera que se te pase el cabreo y fríamente busca una respuesta que lo “planche”, lo primero es sutilmente indicarle que pasas de el y que su comentario no te ha molestado en absoluto, sino que ademas para ti es un juego de niños contestarlo.

    Yo he desarmado a algún troll, simplemente tratándolo como si fuera un niño pequeño, que no se entera de lo que le y en la respuesta le corrijo las faltas de ortografía, (casi todos los trolls las cometen), le aconsejo que pase el speling y le indico una mejor redaccion para su comentario. Otras veces, indicandole que está tan mal redactado su comentario, que no te has enterado en realidad de lo que pregunta, porque su comentario nada tiene que ver con el asunto del blog y dando una contestacióon a lo que “tu crees” que ha querido consultarte o cosas por el estilo, la cosa es que el crea que tu piensas que es un completo majadero, con ello cambias las tornas quien empieza a escribir sin fijarse en lo que escribe es el y no tu

    2.- Si no encuentras esa respuesta lucida, puedes simplemente no contestar si la cosa no es muy grave, pues no hay cosa que desconcierte más a tu Troll que no saber si has leido o no lo que el ha escrito, pues no lo escribe para divertir a tu audiencia sino para jorobarte a tí personalments y si no te enteras o no te importa, ( el nunca sabrá cual de las dos razones tienes para no contestar), pensará que ha trabajado para el maestro armero, otr vez sutilmente le estarás llamando idiota..

    3.- Puesto que tu tienes la posibilidad de editar su comentario , puedes introducir sutiles cambios en su texto, (faltas de ortografía, mala redaccion etc.), para poder tener pié logico a tus “billantes” respuestas. Si los cambios son sutiles. probablemente piense que esos fallo los cometíó él, (partimos del axioma que por ser troll, es necesariamente idiota) y quedar al descubierto como un tonto ante tu audiencia le acomplejará brutalmente. (hazle notar que lo que escribe es publico y que esta quedando fatal)

    Muchos diréis que esta manipulación es inmoral, pero no me veo por qué he de ser honrado con un autentico troll , no con el que discrepa de mi opinión algo que es lógico sino con el que trata de “tocarme los cojónes”. Debe comprender que todos podemos hacer eso de diversas formas y que ál no tiene la esclusiva.

    3.- Por último y solo en el caso que lo escrito sea realmente ofensivo y no lo puedas soportar puedes optar por borrar el comentario, algo que en lo posible no hagas, porque es la forma que tien él de notar que tu comentario te ha herido. Ten en cuentaa que lo que busca es molestarte no difamarte, pues para eso utiilizaría medios con mayor audiencia como es un periódico.

    Si lo haces, no digas nunca en otro comentario que lo has borrado, es preferible dejarlo en la duda de si lo borraste tu, o se le olvidó dar al intro, (vuelvo a punto principal, como es un majadero pensará que esto es posible)

    Por último si se entera que le has borrado lo mejor es que le borres sistemáticamente
    con los medios del blog para eliminar spam y o al menos que lo parezca hay herramientas que te visan de que ha entrado un comentario, pues si cree que lucha contra una máquina pronto se cansará de intentar fastidiar.

    Sin embargo este es el último sistema a elegir pues intentara buscar la máquina ocultando la IP o cosas parecidas. Yo desde luego que soy un poco sádico me gusta más dejarlo en ridículo cambiando sus comentarios.

    Desgraciadamente en mi blog solo tengo trolls de vez en cuando, como estoy jubilado, lo paso muy bien sacándolos de sus casillas.

    Saludo y espero que estos consejos de viejo bloguer te sean útiles

    Responder
  26. jaja, Carlos no quieras ser el troll de tu propio blog. Agradezco esa muestra de humildad como si fuera auténtica, pero todos debemos tener claro, quien es el autor del post y quien ha añadido un comentario, (¡vale, vaya, cocedido!, algo largo).

    Yo solo he aportado mi propia experiencia de mas de 6 años colaborando en blogs de otros y en el mio propio. Si crees que merece hacer un post sobre como torear un troll, te cedo todos los derechos de copyright. Con tu pluma, a poco que lo redondees un poco, puede salir un buen post de divulgar el arte de la lidia del troll desde los medios, (digitales por supuesto), la “faena” desde que entra por el portón de los sustos, los rejonazos que lo metes para templarlo, hasta que lo cuadras y descabellas de un bajonazo, que no estamos para perder el tiempo, con estos estúpidos.

    Responder
  27. Muy buen post. Yo soy partidario de publicarlo todo y responder, en el 99% de las ocasiones vamos a quedar mejor porque nosotros tenemos mucho mayor conocimiento que el “troll” y vamos a rebatir fácilmente sus argumentos. Y si es fallo en nuestro, pues se asume, que errar es de humanos, al menos la gente ve que somos sinceros y admitimos nuestros errores, que hoy en día como está el mundo no viene mal decir que la culpa no es sólo de los bancos.

    Un tío que va insultando no viene a cuento, la gente se da cuenta de eso, y valora que lo hayas publicado. Yo siempre publico todo lo que me llega (que es poco), y si es un insulto le digo “Gracias” y a correr. El que se enfada es él, no yo :D

    Responder
  28. Yo creo que hay que diferenciar en tre tipos y tipos de trolls

    hay gente que busca debate
    hay gente que busca tener siempre la razón
    hay gente que busca insultar y punto

    el debate mola
    tener siempre la razón mola
    pero cuando se trata solo de insultos, hay que analizar el caso de xataka y marca, que si hay volumen a veces es más divertido analizar el insulti-debate de los comentarios que el mismo post, y eso tambien mola

    Carlos eres un crack, cuando tenga mi blog cargado de contenido igual lo posteo, como no, dejo solo link al “escaparate”

    nos vemos, que tu blog me es muy útil

    pd_ ¿utilizas algún plugin especial para referenciar tus propios posts al redactar? lo haces mucho y es un proceso tedioso, seguro que tienes algo que te facilita la vida… ¿ podrías compartirlo porfa? gracias

    Responder
  29. Gracias por el consejo.
    Acabo de retomar un blog que tenia abandonado más de un año. Si me encuentro con un troll ya se que hacer. Aparte de ello también posteo en un blog de política y si bien en el blog no tenemos problemas con trolls en la pagina de facebook si recibimos a varios de ellos y de alguna manera como que nos han ayudado a incrementar el numero de fans. Aunque a veces son totalmente insoportables.

    Responder
  30. ¡Que ilusión!, me acaba de entrar el segundo troll de mi vida en el blog, ¿Será que comienzo a ser importante?

    En la primera respuesta he corregido sus faltas de ortografía a ver que dice.

    A ver si este me dura más que el anterior. Podéis ver el combate en los comentarios de este post

    http://felixmaocho.wordpress.com/2012/08/17/huerto-familiar-que-entiendo-por-huerto-familiar/

    Saludos, os tendré informado

    Responder
  31. Que basura, todo esto es mentira, ¡¡¡Los trolls son lo mejor, LOS TROLLS MANDAN!!!

    Responder
  32. Aprovecho la nueva visita a este post para anunciar que desgraciadamente el troll me duro un solo asalto, Estos “troll” se rompen enseguida, parecen del “todo a 100″, ya no son como los de antes…… En fin.

    Responder
  33. Yo tengo muchos trolls en mis vídeos de Youtube… incluso me sirven y me dan los argumentos para crear vídeos muy graciosos.

    Responder
  34. No molas, porque se nota que todo lo que dices y respondes va enfocado a alargar la lista de comentarios sin más (no te importa en realidad nada de lo que dicen los demás). Además eres muy feo y tienes que hacerte fotos en alto contraste para tu avatar.

    Responder
  35. [...] Algunos como Carlos Bravo nos ofrecen un enfoque diferente (y muy interesante), al hablarnos de 10 razones para cuidar a tus trolls. Entre los motivos, que menciona, podemos nombrar los [...]

    Responder
  36. Muchas gracias por este artículo. Realmente me ha sido de gran utilidad. Aunque llevo un tiempo en el mundo de los blogs, es ahora cuando he definido mi nicho y el branding. Ha sido hacer esto y me han aparecido dos trolls de golpe.

    Debo confesar que me han hecho pensar sobre la calidad de mis contenidos y a cuánta razón podrían tener. ¡Tu visión me ha ayudado a darle la vuelta! De nuevo: muchas gracias.

    Responder
  37. […] 3. Trolear: cuando se impactan convicciones contrarias a las que se trasmiten, se puede provocar una fuerte resistencia. Esta puede resultar en una interacción muy intensa que genera ataques hacia una marca, persona u organización. El impacto negativo puede provenir de un individuo o incluso un grupo de personas que generan una campaña en contra de una persona u organización. Se puede tratar tanto de grupos que defienden una buena causa tal como se puede encontrar en la plataforma Actuable o ataques irracionales de individuos tal como se puede observar con trolls en blogs. […]

    Responder
  38. […] cierto que si en nuestro blog personal nos aparece el efecto troll siempre nos acaba beneficiando porque significa que estamos empezando a tener mucha relevancia y la polémica que esta persona […]

    Responder
  39. […] ya haya tocado el tema trolls en este blog, he tenido poco roce con este especie de lector. No le deseo ni a mi peor enemigo este […]

    Responder
  40. […] intuimos lo que es un troll, pero en la práctica muchas veces no resulta tan obvio decidir cuándo te estás encontrando un […]

    Responder
  41. Interesante argumentación, los que más me dolían cuando empecé el blog eran los comentarios de gente que me conocía personalmente y me atacaba con otros motivos totalmente ajenos a la entrada. Afortunadamente aprendí a gestionarlo y desaparecieron poco a poco.

    ¡Buena entrada!

    Responder
  42. […] Víctor Martín, experto en Marketing Online y Redes Sociales y con quien hice una entrevista hace un par de semanas, dice que no eres nadie en la blogosfera hasta que no tienes tu primer “Hater”. Y Jack, amigo mío, eres mi primer “Hater”, y por eso quiero agradecer tu comentario de todo corazón. No sólo porque me has otorgado el título de “persona 2.0”, sino porque me has dado ideas para generar nuevo contenido. […]

    Responder
  43. Carlos, es realmente bueno este post.
    Normalmente, en los blogs de negocios, todos nos portamos muy bien en los comentarios y no os metemos mucha caña. ¡Si es que estamos encantados con todo lo que aprendemos! Y lo que no nos gusta nos lo callamos. Por eso, a lo mejor, entre tanto azúcar los trolls no sobreviven y huyen antes de morir empalagados.

    Como esta entrada ya tiene su tiempo, espero que por fin hayas encontrado tu troll y seas aún más feliz con todo lo que te aporte.

    Me has recordado este post, en el que me reí hasta llorar (permiso, porfa, para poner un enlace): http://forsialtro.blogspot.com.es/2007/01/tengo-un-troll-para-m-solo.html

    Un saludo

    Responder
  44. AprendizDeTroll octubre 2, 2015, 6:19 pm

    Serás cab@€%¬!!! ….
    ejem … a veces hay que sacar el Troll que llevamos dentro (otro artículo).
    Bye Musashi,
    ;-)
    (me gustó mucho)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *