¿Trabajar duro realmente te lleva al éxito?

Esta mañana he visto un video debatiendo esa pregunta. ¿Realmente hay que trabajar tan duro para lograr todo lo que uno busca en esta vida?

Levantarse a las 4 de la mañana, comer sano, meditar, leer libros, trabajar 14 horas o más al día de lunes a sábado, etc. Si sigues a gente “de éxito” en Youtube posiblemente te habrás cruzado ya más de una vez con todos los consejos de trabajar duro para tener éxito. Esta mañana ví un video que hizo esta pregunta. ¿Realmente hay que trabajar tan duro para tener éxito?

¿Qué es éxito para ti?

Esta pregunta es la que tienes que responderla antes de ponerte en marcha. La parte importante es la de “para ti”. No es cuestión de lo que definan los vídeos de Youtube que se resume en viajar por el mundo, casas y coches de lujos, fiestas todos los días, etc.

El éxito de terceros no tiene que ser el tuyo. Para ti podría ser tener una familia feliz, trabajar en lo que te gusta, correr una maratón por debajo de tres horas, etc.

Trabajar duro sin parar podría ser contraproducente si te das cuenta que lo tuyo realmente es pasar más tiempo con la familia. Puede que ya tengas éxito y ni te habías dado cuenta porque has aplicado la definición de éxito de terceros que en realidad no es la tuya.

No hay relación directa entre trabajar duro y el éxito

Si para alguieN éxito se define cómo lograr libertad financiera no se puede constatar que haya una relación directa entre trabajar duro y ganar dinero. Basta con fijarse en las millones de personas que trabajan toda su vida incluso con varios trabajos a la vez que apenas son capaces de cubrir los gastos de cada mes. Si trabajar duro fuese suficiente todas estas personas ya tendrían que estar en otro punto économicamente hablando.

Trabajar duro para ganar dinero únicamente funciona si cada minuto que inviertes aumenta tu probabilidad de ganar x euros más en 1-36 meses en un porcentaje elevado. Si eres freelance y te pagan bien por cada hora que inviertes la relación es directa. Cada hora invertida te acerca más a un posible objetivo de ganar x dinero en y tiempo.

Si eres emprendedor tu apuesta es más insegura. Hay algunos negocios que te lo permiten pero llegar a este punto incluso no es fácil. Para aquellos que han montado un embudo de ventas que pasa por llamadas frías puede ser el número de contactos directos que son capaces de realizar cada día. Para alguien vendiendo en Ebay es el número de listings de productos que tienen demanda.

Lo más importante

Siempre lo he dicho y lo repito. Lo importante no es alcanzar algún objetivo lejano sino disfrutar de las vistas a lo largo del camino. Lo que muchos viven en primera persona al alcanzar una meta que al principio del viaje parecía tan díficil de alcanzar es que en vez de sentir felicidad sienten un vacio porque ahora ya no tiene sentido levantarse a las 4 de la mañana y trabajar 14 horas al día.

Tengo varios objetivos en mi vida que posiblemente nunca alcanzaré. No me deprime sino me da esperanza de que me seguiré levantándome todos los días con ganas para atacar lo que tengo por delante. La ilusión se alarga eternamente porque la imaginación puede ser en ocasiones más potente que la breve realidad.

Stay tuned.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )