¿Te mata la envidia?

Si tienes envidia no te tienes que sentir mal. Forma parte del ser humano. La pregunta clave es si sabes controlarla o si la envidia de domina a ti.

“No, para nada.” Mi respuesta a la pregunta sería exactamente la misma. Pero ahora que estamos entre nosotros así que seamos un poco más sinceros. ¿Nunca tienes envidia de nada ni de nadie? ¿Tampoco durante un instante, durante 2 o 3 segundos?

envidiaDerechos de foto de Fotolia

¡Venga ya! ¿A quién le quieres mentir? La envidia forma parte del ser humano como respirar, beber y comer. Algunos la tienen de forma excesiva y otros la pueden controlar mejor. La envidia no siempre se tiene que interpretar como una cosa negativa. Depende de cómo la canalizas.

Para ello hay que ser consciente de lo que hace. Cuando sientes ese pinchazo de enviada en el pecho recibes un recuerdo de tus propias debilidades y limitaciones. Simplemente te das cuenta que no lo estás dando todo o qué te arrepientes de ciertas decisiones que has tomado en la vida. Para quitarse esa sensación desagradable de encima muchas personas atacan al objeto que les ha generado ese recuerdo negativo. Temporalmente la cosa puede mejorar porque tenemos una víctima que podemos culpar de forma indirecta de nuestros errores. Lo malo es que la sensación vuelve continuamente.

Para que no te mate la envidia tienes que trabajar en ti. Consiste en retarse continuamente y también en ser fiel a las decisiones tomadas. Puede también que tengas que ajustarlas porque no te llevan por la vía la que en teoría querías recorrer. Tú tienes la culpa de que tengas envidia. Significa que algo está yendo mal.

Fíjate un momento en Steve Jobs. Yo no quisiera cambiar mi vida con él por nada del mundo. Aparte del hecho que me gusta seguir vivo no estoy dispuesto a hacer el sacrificio que ha hecho él para convertirse en esa estrella emprendedora. Mucha gente lo admira pero pocos estarían dispuestos de hacer lo que hizo para replicar sus logros.

Ten claro que en la vida no se puede hacer todo. Igual tu mejor amigo puede vivir esa vida de fiesta continua con cambios de novias como otros se cambian la ropa interior. Él igual te envidia por la estabilidad que tienes o por la familia que te quiere. Nadie está nunca satisfecho con todo. Siempre parece haber algo o alguien que está mejor que tú. No te preocupes. Esa sensación es normal. Aprende a vivir con ella.

  1. Lifestyleguerrilla.

    Responder
  2. Muy buen artículo… es normal sentir envidia, la cuestión es como reaccionas ante ese sentimiento, de una manera constructiva o destructiva.

    Responder
  3. Que sorpresa pensé que llegaba tarde a los comentarios. Bueno últimamente creo que estas más guerrillero de lo normal jejje. Estamos hablando del deporte nacional por lo menos en lo que se refiere a España. Pero no estoy de acuerdo, aún hay gente que no siente envidia y la conozco muy bien.
    No vamos a desmitificar que todos ansiamos algunas cosas eso no lo voy hacer.
    Siempre comento de forma bastante personal y esta vez sigo en mi línea.
    Cuando quiero algo y veo que otras personas lo están consiguiendo puede ser por dos cosas o no me lo merezco o algo hay que no estoy haciendo y ellos sí.
    La envidia me hace perder esa energía que no me falta pero tampoco me sobra.
    La envidia sale a la superficie cuando uno no está seguro de si mismo.
    Decir que todos tenemos envidia en menor o mayor medida es generalizar.
    Saludos guerrilleros ;)

    Responder
  4. Hola, muy buen post, una pequeña cosa, debajo de la imagen en la cuarta linea hay una errata, supongo, pone “enviada”, casi al final de la oración.
    Saludos.
    Por cierto estoy escribiendo un post sobre esto que se publicará en mi blog detro de dos semanas (jueves 05/03/2015)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *