Si yo ya lo sabía (pero tú no me ayudaste)

Puedes haberlo hecho todo bien y aún así no haber logrado tu objetivo. No busques la culpa en terceros porque no la tienen. Al final siempre depende de ti.

El otro día leí un post de una joven emprendedora (no pongo ningún enlace aquí para que no se sienta ofendida por lo que pueda decir u opinar). De hecho creo que el título era bastante parecido al mío (no pierdas el tiempo buscando su post en Google que te conozco). Básicamente se estaba quejando sobre el hecho que ningún inversor había apostado por su start-up y ahora tenían que cerrar porque se quedó sin fondos, había otros que estaban teniendo mucho éxito con la misma idea. Estaba muy frustrada.

Joven sin experienciaDerechos de foto de Fotolia

Se puede llegar a entender que te de rabia que otros tengan éxito cuando una idea que tú ya habías tenido antes. Lo malo es que no es la culpa del inversor que no hayas podido tirar adelante. Es muy probable que haya sido tuya al 100%. Igual has llegado demasiado temprano al mercado o el logo de tu empresa no era lo suficientemente atractivo. Puede también que hayas utilizado un nombre que es casi imposible de recordar por lo que los usuarios no eran capaz de acordarse de ti. Tal vez sea tu edad y tu falta de experiencia. Tu idea no vale nada si no la ejecutas como Dios manda. Igual lo has hecho todo bien y aún así no salió bien. Mala suerte…

También los inversores son seres humanos que cometen errores todos los días tal como lo hacen los emprendedores. Al final si pierden dinero con una start-up no es la culpa del emprendedor. Es la suya porque apostaron por él. Han tenido la oportunidad de tomar otra decisión. La culpa nunca es de otros, siempre está en nosotros. No pierdas tiempo y energía en apuntar con el dedo a terceros sino busca vías que tu puedas recorrer para llegar a tu destino.

  1. Esto me recuerda Carlos a que cuando somos pequeños creemos que los mayores nunca se equivocan y cuando vamos creciendo vemos que, independientemente del cargo que ocupen, son personas humanas como nosotros que se equivocan. Pero así es la vida amigos

    Responder
  2. Hola Carlos:
    Recuerdo un post tuyo en el que decías que no te gustaba la palabra “interesante”; a mi no me gusta la palabra “culpa”, me parece mejor emplear en su lugar “responsabilidad”. Somos responsables de nuestros actos y decisiones, no culpables. Tiene una connotación negativa que puede hacer mucho daño al receptor, bien cuando uno se lo dice a sí mismo o bien cuando se lo dice a otros. Hoy no he podido resistirme a dejar mi comentario.
    Un saludo

    Responder
  3. Bien dicho. 100% de acuerdo contigo. En otras palabras: en todo este rollo de internet a veces hace falta una buena dosis de buena suerte. Es cierto que a veces lo hacemos todo bien y todo nos sale mal. ¿Cómo creer que a un tipo (Alex Tew) se le haya ocurrido simplemente cuadricular una pagina en un millón de pixels y vender cada pixel a un dólar y los haya vendido todos convirtiéndose en millonario?
    Siempre que ando falto de inspiración me llego hasta http://www.milliondollarhomepage.com/ y les juro que cargo baterías, porque las buenas ideas no necesariamente tienen que ser muy buenas, a veces basta que deslumbren al financista y le haga meterse la mano en el bolsillo por su originalidad.
    El que va a financiar un proyecto lo primero que se pregunta es: ¿qué va a ser de esto dentro de tres o cuatro años?
    Mr. Tew combinó tres puntos esenciales, uns idea original, un bajo precio, y la posibilidad de anunciarse para siempre por unos pocos dólares.
    Todo el mundo se ha preguntado alguna vez después de ver esa página: ¿por qué no se me ocurrió a mi?
    A veces los mejores proyectos los desechamos porque parecen muy simples. ;)

    Responder
    • “A veces los mejores proyectos los desechamos porque parecen muy simples.”

      Esta frase describe a la perfección lo que nos ocurre a la mayoría cuando vemos proyectos del tipo mencionado.

      Gracias Pedro! ;)

      Responder
  4. Agradezco a Dios que en estoy 4 años ningún inversor me dió un SI. Lo estaría lamentando!

    Mi máxima es: Mantente liviano y monetiza con los recursos que tienes a mano.

    Responder
  5. No podemos quejarnos si elegimos y jaleamos un sistema competitivo y que luego no nos ayuden. ¿Desde cuándo se ayuda a la competencia?

    Responder
  6. El tener una buena idea y una implementacion ayuda, pero sin unos buenos contactos y trabajo de comunicacion, te vas a quedar con las ganas

    Responder
  7. Yo recomiendo encarecidamente a todos los lectores de este magnífico blog que no dejen de leer este artículo de Steve Pavlina. ¡Como anillo al dedo!
    http://www.stevepavlina.com/blog/2014/08/selecting-projects-wisely/
    Que use Google translater aquel que no sepa inglés. Vale la pena.
    Saludos.

    Responder
  8. Hola Carlos!
    Felicidades por el cambio. Lo vi hace unos dias pero todavia no tuve la oportunidad de mencionarlo.

    Con respecto a las responsabilidades. Estoy totalmente de acuerdo con vos.
    Un siempre es responsable. y si lo pensas, es estratégico y sano.
    Si esta en dentro de tus posibilidades, podes cambiarlo, caso contrario, dependes de las decision del otro y si bien no podes decidir por el otro si podes hacer cosas para inclinar la balanza

    Abrazo

    Responder
  9. Lo peor de todo es que en cualquier campo puedes ver a personas que buscan mil culpas a su alrededor, antes de buscar la culpa en si mismos… interesante reflexión la de este post.

    Responder
  10. Supongo que todos hemos pasado por este momento en el que tus primeros proyectos fallan y no quieres creer que ha sido culpa tuya.

    Yo desde luego he pasado por esto y he visto de cerca como gente con la misma idea me ha dado tres vueltas y la ha hecho funcionar mejor que yo. Ya sea por que disponían de más personas y medios o por que se lanzaron a los clientes de una forma original.

    Y es que está claro que, las ideas no valen nada si no se ejecutan con maestría.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *