La primera lección financiera para mis tres hijos

Con 30 y pico tuve la suerte de leer el libro “Padre Rico, Padre Pobre” que cambió mi forma de ver el tema de la libertad financiero. Quiero que mis hijos empiecen antes con el tema.

Vamos de buen camino para lograrlo en algún momento. Me refiero a la libertad financiera. El dinero es algo que nunca me ha interesado. Siempre he querido montar una empresa desde cero y hacerla crecer. Ahora sé que tener una estabilidad financiera al mismo tiempo es posible. Ojalá alguien me lo hubiera contado antes.

canicas

Lo que los niños no aprenden sobre libertad financiera

El dinero es un concepto complejo para un niño. Al principio no lo entienden porque en vez de darle valor al dinero, le dan valor a las cosas que puedes conseguir gracias a ello. Con el paso del tiempo lo van captando. En mi caso el del medio con ahora 7 años ya lo ha entendido y ha expresado el deseo de ahorrar para cuando sea mayor. La grande es la más “hippie” de la familia y posiblemente va a tener un estilo de vida totalmente opuesto al mio. Entiende el valor del dinero pero no le quiere dar mucha importancia. Aunque también es cierto que cuando le cuento que gracias a Bondora va aumentando sin que tenga que hacer nada tampoco le disgusta. Al pequeño de cinco años hay que frenarle de regalar su dinero a sus hermanos. No le da valor todavía. Normal.

Uno de los conceptos más difíciles de entender es el del consumo pospuesto. Ni los mayores lo entienden asi que imagínate lo que le cuesta a un niño. Tienen que entender que el dinero que no se gastan hoy es más valioso en el futuro porque tienen la posibilidad de multiplicarlo. Aunque lo entiendan siempre está el impulso de querer algo ya. Es lo que diferencia al hombre rico del hombre pobre. El rico o ha esperado hasta tal punto que se ha dado cuenta que ni lo necesitaba. El pobre se lo ha comprado ya gracias al limite de su tarjeta de crédito.

El primer negocio que acabo de cerrar con mis tres hijos

Quiero que conozcan el valor del dinero y que lo puedan utilizar hoy para gastarlo en cosas que quieren pero siempre tener una parte que puedan ahorrar o mejor todavía, invertir. Hace un par de días les he propuesto un dato. Les he comentado que podían realizar una compra de un producto que acaba de salir en oferta. El grande y el media invierten cada uno 30 euros. El pequeño pone 5 y mi mujer y yo los 10 euro que falta. Ayer llegó el pedido y me ayudaron preparar todo para el envío a Amazon. Posiblemente van a sacarle un buen rendimiento a la inversión.

Mientras que lo preparamos me preguntaron. “¿También podemos invertir en cartas Pokémon?” No sé cómo se les ha ocurrido ese tema, la verdad… :)

En realidad ya hemos hecho transacciones parecidas en el pasado. Siempre que tienen un juguete que le regalan dos veces o que ya no quieren se lo vendo en Amazon o Ebay. El dinero es para ellos para que luego se puedan comprar otra cosa y/o apartar una parte del dinero.

Ya veremos cómo nos va este negocio una vez que pueda enviar todo a Amazon. Con suerte saco hoy un hueco para ello aunque viendo mi agenda posiblemente será complicado.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *