Cómo me organizo para teletrabajar de forma efectiva

El tiempo vale oro. No sacarle todo el rendimiento que puedas genera frustración. O bien tienes menos tiempo libre o bien ganas menos dinero o incluso las dos.

Ya lo he dicho en varias ocasiones. Una de las cosas más efectivas del 2020 para robarle tiempo al tiempo es empezar mis días a las 5.30 horas. Admito que en España puede llegar a ser complicado por el ritmo de vida diferente que se lleva. Durante mis vacaciones en verano en casa de mi madre acababa reventado levantándome a las 6.00 horas porque no lograba acostarme antes de las 23.30 horas.

puzzle

Tener más tiempo para sacar adelante faena ya reduce el nivel de estrés con el que empiezas el día. El estrés mata la efectividad en ocasiones. Un ligero nivel de estrés puede tener incluso efectos positivos pero a partir de cierto punto te bloquea. Eso no lo quieres.

Organización diaria

Para que te hagas una idea de mis principales tareas durante un día normal:

  • 2-3 llamadas con clientes.
  • Preparar una presentación para una de esas llamadas.
  • Escribir posts y grabar podcasts para un cliente (3 por semana).
  • Revisión de textos en inglés y francés para un cliente.
  • Preparar un envío para Amazon e Ebay (para las ventas del reto de compra-venta).
  • Reuniones con mi equipo de Beguerrilla Alemania y España.

Todas esas tareas se pueden juntar en un día. De media tengo un 80% de esos punto en una jornada laboral normal. Para sacarlo todo adelante me sigo organizando igual hace ya más de un año. Hago mi Excel con bloques de 30 minutos. Para comer tengo 30 minutos pero típicamente lo hago en 10-15 minutos. No sigo estos bloques siempre a rajatabla pero me dan una buena organización y me liberan de estrés por no tener que mantenerlo todo en mi cabeza. Mis jornadas acaba sobre las 19 horas. En ocasiones antes.

Mis pequeños trucos para sobrevivir el día

No te voy a mentir. Es un ritmo de trabajo muy elevado. Lo bueno es que cuando peor mi día, mejor la sensación al acabar. Haber sobrevivido una vez más una jornada laboral intensa me hace más fuerte para lo que puede venir. Mi nivel de estrés ha ido subiendo con el paso del tiempo porque siempre empujo un poco más para ver lo que es posible.

Entre tareas ahora he empezado a tomarme 2-3 minutos para avanzar con un puzzle de 1.000 piezas que realizamos entre todas la familia. Solemos tardar 1-2 semanas para acabarlo. Es una tarea que me relaja profundamente y debe ser algo parecido a meditar porque en ese momento no pienso en nada del trabajo y estoy únicamente centrado en juntar la pieza que tengo en la mano con otra.

Mis rutinas matutinas son los pilares de mi día. Redactar este post, el deporte, mi lección de Duolingo y el curso de Amazon son actividades que llevo acabo antes de las 7.15 horas. He realizado ya tantas cosas antes de ducharme que ya llevas una satisfacción dentro de ti que te permite atacar el día con fuerza.

Todo esto no sería posible sin eso. Cuando por alguna razón algo falla en mi rutina (p.ej. no puedo hacer deporte por lesión) el día cuesta más.

Ya ves. Esto al final lo puedes aplicar para teletrabajar o ir a la oficina (si puedes). Al final son cosas que me funcionan a mi. No tienen que hacerlo necesariamente igual para ti. Encontrar tu camino merece la pena o eso por lo menos ha sido mi experiencia…

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *