Una idea sencilla para fomentar el turismo de tu ciudad o pueblo

Hoy llego con una nueva idea de negocio que está inspirada por las actividades de marketing de Seefeld (Austria). ¿Quien dijo que en las vacaciones no podían surgir ideas de negocio? :)

Ya he hablado en otro post de Sam Walton (esto es la biografía que leí hace poco). El fundador de Wal Mart es probablemente uno de los empresarios de mayor éxito de la historia. Solía pasar más tiempo en las tiendas de la competencia que en sus propios supermercados. Se le daba especialmente bien una cosa: copiar una idea y mejorarla.

SeefeldDerechos de foto de Fotolia

Hoy te traigo algo parecido que se suele hacer en todas las regiones de senderismo en Austria. Es una idea muy sencilla y genial a la vez. Está orientada a la clientela principal: familias con niños hasta 14 años.

Un sello que incentiva hacer senderismo

Una de las primeras cosas que sueles hacer recién llegado al destino de tus vacaciones es típicamente acudir a una oficina de turismo. Ahí recibes de forma gratuita mapas y pequeños libritos para identificar las rutas idóneas según tus objetivos y capacidades físicas. Si tus hijos son pequeños buscarás sobre todo rutas donde hay parques y que no tengan mucho desnivel.

En Seefeld (la ciudad en la que estoy pasando las vacaciones) los mapas incluyen junto con los símbolos típicos (parkings, restaurantes, etc.) una T al revés en amarrillo. Al principio no tienes claro lo que es y cuando te pones a buscar la explicación ves que se trata de un lugar donde recibes un sello.

¿Un sello? Cuando preguntas a las personas que atienden las oficinas de turismo te indican que se trata de sellos que tienes que coleccionar en un librito que te dan puntos. Cada destino (según el nivel de dificultad) te aporta entre 3 a 20 puntos. A cambio recibes un alfiler de bronce (10 puntos), plata (20 puntos) o de oro (50 puntos) al final de tus vacaciones entregando el librito.

Desde que sabemos que además de pasear por las montañas (con 3 niños de 5 años, 3 años y 8 meses) no da para más, tenemos una motivación adicional. Aunque el premio (el alfiler) esté disponible únicamente para niños y niñas hasta 14 años, nosotros como padres estamos increíblemente motivados. Elegimos sobre todo aquellos sitios que nos hacen ganar un sello y en consecuencia sumar puntos (creo que según puntos ya deberíamos haber logrado el de plata, a ver si en estos últimos días logramos el oro).

Llévate esta idea a tu pueblo o ciudad para fortalecer el turismo

No extraña que los lugares donde recibes los sellos se encuentran en los restaurantes que están en la montaña. Son los lugares perfectos para hacer una pausa, tomarte un café o incluso comer algo. Con otras palabras. El sello intuyo debe tener un impacto directo en los ingresos de aquellos destinos que tienen la suerte formar parte de la ruta donde sumas puntos para tu alfiler.

Es muy sencillo llevar esto a cualquier localidad o destino. Elige sitios más o menos destacados donde sitúas una caja con un sello. Entre ellos deberían estar cerca restaurantes, tiendas para hacer la compra, heladerías, etc. Una vez logrado sumar los puntos para el alfiler (el premio puedes elegirlo libremente), es de sentido común (y más para la cultura latina) hacer una breve pausa con un helado, una cerveza o incluso para comprarse una camiseta nueva.

Yo incluso ampliaría el premio para hacerlo accesible a adultos. El premio podría ser incluso algo más relacionado con el destino como una botella de vino, un buen chorizo o lo que sea. Evidentemente esto cuesta dinero pero debería haber un ROI inmediato a nivel de mayor gasto por turista que visita tu pueblo o ciudad.

Igual esta idea ya existe. En tal caso me parece genial. Todos los destinos deberían implementarla. Yo por lo menos sería uno de los cazadores de sellos… ;)

PD: un par de días después de escribir el post leí en el librito que también los mayores de 14 años pueden lograr un alfiler. La única diferencia consiste en la cantidad de puntos que hay que lograr para cada nivel (el doble).

  1. Carlos, estoy de acuerdo contigo. Habría que implementar más este tipo de estrategias en turismo ya que realmente la gamificación funciona muy bien para fomentar comportamientos, como en el caso que comentas.
    Por aportar un puntito de mejora, implantaría unos rankings del día y/o semana y un avatar personalizable con el que en función de los sitios visitados/puntos conseguidos (se puede ligar con el consumo realizado en los establecimientos locales y ya tienes el ROI directo), los chicos pudieran ir consiguiendo nuevas prendas para personalizarlo (gorros, armas (si es el caso), botas,… Todo esto muy ligado al entorno donde te encuentres.

    Responder
  2. Pokémon Go funciona de forma parecida. En vez de un sello, pone una pokéquedada.
    .
    Luego solo hay que negociar con cada establecimiento cuánto va a pagar por aparecer en el listado.

    Responder
  3. Es lo que se hace en el Camino de Santiago. Esparcidos por todo el camino hay oficinas en las que el peregrino va recogiendo certificados de su paso, No creo que den nada material por ello, pero el coleccionar los sillos es un incentivo para desviarse del camino y visitar una ermita o sitio que no están estrictamente en el camino.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *