Por qué no es una buena idea querer vivir del reselling

Los que siguen este blog con frecuencia ya saben que me dedico a vender productos en Amazon y otros marketplaces. En ocasiones igual pinto las cosas demasiado bonitas.

En los últimos 12 meses hemos facturado más de 600.000 euros con un beneficio antes de pagar impuestos de unos 150.000 euros. Son cifras que suenan bien a primera vista pero ya son menos espectaculares si tienes en cuenta que no estoy solo. Tengo una pequeña estructura de almacén y personas trabajando en ese negocio por lo que si restas esos costes también el beneficio ya se ve todavía más reducido.

deslizar

También es cierto que el negocio del reselling ahora mismo no me sirve como fuente de ingresos personal sino es más bien una vía para invertir mi propio capital de la mejor forma posible. Me gustaría dedicarme a esto de forma exclusiva pero no es el momento. Sería contraproducente.

Menos margen por tener que vender más rápido

En un negocio de reselling el flujo de caja es esencial. También para el nuestro. Aun asi en muchos casos no bajamos los precios cuando entran nuevos vendedores en un listing de forma agresiva. Sabemos que en ocasiones es mejor aguantar y sacrificar algunas ventas para luego volver a entrar en la Buy Box con mejores precios y margenes. Trabajamos con un ROI del 50% que establecemos como un mínimo pero que no siempre alcanzamos. De media hemos logrado una media del 56% por lo que no vamos mal.

Menos capital para reinvertir

El sueldo que no me pago se invierte en producto. Tenemos un stock de producto que no hemos enviado a los almacenes de Amazon que ronda un valor de 70.000 euros. También la parte de Lego de inversión de mis hermanos se encuentra ahí pero mayoritariamente es capital propio. Son mis (nuestros) ahorros personales si quieres llamarlo de esa forma. “Antes de invertir en Bitcoin prefiero invertir en Pokémon me dijo mi mujer ayer” asi que te haces una idea (y eso que Pokémon es el campo que menos le gusta, prefiere Lego).

Crecimiento del negocio más lento y foco al corto plazo

Este y el punto anterior van juntos. Si tienes necesidad de pagarte un suelgo cada mes tomas decisiones de forma diferente. El foco principal está en nuestro caso en hacer la bola cada vez más grande. El foco no está en el corto plazo. Tenemos margen de poder esperar en algunos casos hasta 24 meses antes de vender un set de Lego (aunque espero que sea antes). También nos permite diversificar el negocio para aumentar la parte de Lego. Esto no sería posible con un foco a corto plazo. Ya he mencionado en más de una ocasión que nuestros topsellers están hace tiempo ya de simplemente desaparecer porque no vamos a poder comprarlos ya más al precio que lo estamos haciendo ahora mismo.

En resumen: no te metas demasiado rápido en esto del reselling e incluso cuando las cosas te vayan bien, puedes hacerlo como una especie de side-project. Antes de vivir de esto exclusivamente asegurate que tu colchón financiero en lo personal y en lo profesional es lo suficientemente grande para no tener que pensar en el corto plazo únicamente.

Stay tuned.

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *