Haz esto y nunca tendrás problemas de dinero en tu vida

Cuándo eres joven piensas que más dinero te hará más feliz. Más adelante te das cuenta que la felicidad es un concepto más complejo pero que dinero sin duda es un aspecto importante.

Es la primera vez en mi vida que el dinero entra cada mes y se acumula en cantidades que nos sobran. Incluso soy capaz de planificar mis ingresos hasta fines de junio. Es algo que mirando un año atrás era impensable. El hecho de haber tomado las decisiones importantes ha hecho que nuestra nueva vida como familia en Alemania sea más difícil y fácil al mismo tiempo.

atraer dineroDerechos de foto de Adobe Stock

Comparando mi situación de ahora tengo claro lo que ha cambiado para generar esta estabilidad financiera.

Foco en ganar dinero

Suena extraño pero es la primera vez que me he centrado en ganar dinero. Los últimos 12 años había “jugado” a emprender. Acumular dinero en mi cuenta bancaria sigue sin tener importancia pero cuándo las responsabilidades crecen se convierten en una necesidad.

Lo curioso es que siempre he tenido la capacidad de generar suficiente facturación para pagar las nóminas y facturas. La única que no he pagado durante mucho tiempo es la mía. Esta vez he puesto el foco en ganar dinero para mí y mi familia.

El Borussia Dortmund me va a renovar el contrato de consultoría a fines de junio por lo que la cosa pinta bien (de momento). Aparte tengo 3 proyectos pequeños recurrentes que sin mucha inversión de trabajo aportan unos ingresos relevantes.

Gastar lo justo

Mi punto más flojo a nivel de gestión de empresas son las finanzas. Es una gran desventaja dado que el flujo de caja decide sobre vida y muerte en un negocio. Cuándo he tenido que ponerme las pilas con el tema lo he hecho pero en cambio a muchos otros temas es algo que requiere esfuerzo.

En Coguan, mi primera start-up, he cometido los errores más graves a nivel de control de costes. Era más bien un descontrol que otra cosa. Desde entonces mi filosofía siempre ha sido gastar lo menos posible porque cada euro que no sale no tienes que ingresarlo. El que emprende sabe lo complicado que puede ser facturar.

En la vida personal suelo ser más estricto. Necesitamos un segundo coche porque ahora si que tengo que viajar con más frecuencia fuera. Tenemos el dinero para comprar uno nuevo en efectivo pero no lo haremos. Me lo compraré de segunda mano y a plazos. Tampoco nos gastamos el dinero en un sofá familiar gigante que me encanta. El antiguo ya tiene más de 10 años pero todavía nos sirve.

Invertir en todos los campos

En 2019 me he gastado por primera vez 3.000 euros para una formación de una semana en un campo que no he tocado hasta ahora. Pocos meses más tarde me salido el primer cliente donde puedo aplicar los nuevos conocimientos. Ya he facturado el triple de lo invertido. En 2020 pienso seguir invirtiendo dinero para aumentar mi valor de mercado.

Invertir también puede significar ahorrar dinero de forma conservadora. No gastar es la base para ello. Mi plan de pensión va a consistir en los ingresos de alquileres. De momento vamos por dos viviendas. En un caso ideal llegaremos hasta 7 antes de cumplir los 60. Quedan un poco menos de 20 años pero creo que queda tiempo de sobra.

Tener la base

A pesar de que tenía rápidamente claro de que quería ser emprendedor también tomé medidas para tener una base que me iban a permitir cambiar el rumbo de mi vida en cualquier momento. Tengo una carrera de ingeniero industrial en Alemania, un título de empresariales en Francia y un doctorado en Suiza.

Es gracias a esta base y la experiencia acumulado como emprendedor que puede decir que las finanzas ya no son un problema. Los idiomas además son un gran activo. De hecho son tan importantes como los títulos universitarios. Hablo 4 idiomas de forma fluida y estudio otros 3 por diversión. Sigo sin entender el nivel rídiculo que tenemos en general en España a nivel de inglés. El hecho de que la formación que recibimos en el insituto y la universidad muchas veces no sea la mejor es la peor excusa del mundo. Existen miles de opciones para ponerse las pilas con el tema y dejarse de tonterías. No tener un nivel de inglés para mantener conversaciones de negocio no es opcional si quieres competir en lo más alto en el mercado laboral.

Al final no tener problemas con el dinero son la consecuencia de haber tomado muchas decisiones de vida importantes. En mi caso me ha servido no tomar siempre la salida más sencilla. El viaje sigue. Te seguiré contando.

Stay tuned.

PD: ¡Feliz Día de Reyes! :)

  1. Excelente artículo amigo, tomaré en cuenta tus formas de como no gastar y aveces hasta lo que no tengo o facturo.
    Es un gusto saludarte y leerte’ desde El Salvador C. A.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *