fbpx

Por qué no serás nunca tu propio jefe si lanzas una start-up

¿Quieres ser tu propio jefe? Montar una start-up puede parecer una buena idea para ello. Te digo ya que deberías mejor modificar tus planes para lograrlo.

¿Listo para comerte el mundo? Me imagino que estás lleno de ilusión y energía para llevar tu proyecto al próximo nivel y más allá. Justo ayer publiqué un post con algunos consejos para iniciar tu propio negocio y no morir en el intento. No repitas los errores que la mayoría de los emprendedores cometen cuando realizan sus primeros pasos.

ser tu propio jefeDerechos de foto de Fotolia

Aparte de caer en las mismas trampas tienes que tener una cosa muy clara. Debes emprender por las razones “adecuadas” y tener las expectativas correctas.

  • No emprendas porque quieres ser rico. Es una motivación que te puede proporcionar energía durante un tiempo pero no es suficiente. Emprende porque quieres mover el mundo. Lo de hacerse rico ya llegará en tal caso como efecto colateral.
  • No emprendas para no depender de nadie. Incluso los que viven de su página web dependen de alguien. La mayoría de Google tanto como proveedor de tráfico como de fuente de ingresos.

“Ser mi propio jefe” es una frase que cae con frecuencia cuando se realizan estudios sobre las principales razones para emprender. Desde mi punto de vista es justamente el punto que no va se va a cumplir nunca porque vas a depender de un montón de personas:

  • De las personas que trabajan para ti. Tanto trabajadores como freelance. Imponer tu criterio no te va a funcionar. Tienen que estar motivados y tener la sensación que te preocupas por ellos. Tienes que aceptar cada uno tiene su ritmo y no todo el mundo es capaz de asumir la carga de trabajo que estás dispuesto de asumir tú.
  • De tus clientes. Que además algunos de ellos te van a trolear. Si no los eliges bien desde el principio te van a dar más trabajo del que te imaginas. Dependes de ellos así que son como tus nuevos jefes. ¿Pensabas que ibas a ser más libre? Pues ahora en vez de tener uno vas a tener varios jefes.
  • De tus inversores. Si consigues lograr financiación claro. Al principio piensas que ya has llegado a la meta por lograr inversión dado que te ha costado tanto obtenerla. Luego te das cuenta que si las cosas no van como previsto (los planes nunca salen) tienes que gestionar un stakeholder adicional que estará detrás de ti para que los resultados vayan en la dirección correcta (cosa que tampoco suele funcionar pero los inversores lo van a intentar igualmente).

Si quieres ser independiente juega a la lotería, cruza los dedos para que te toque y retírate a una isla del Caribe. Con un poco de suerte encontrarás la independencia que busques. Montando una start-up te digo ya que lograrás justo lo contrario. Un trabajador por cuenta ajena tiene más libertades que tú… ;)

  1. Muy de acuerdo contigo Carlos, y esto que cuentas es aplicable a cualquier tipo de proyecto.

    Desde hace unas semanas estoy iniciando un nuevo proyecto con unos cuantos compañeros de clase. Es un nuevo blog en el que, sobre el papel, creía que algunas de las decisiones más relacionadas con el marketing online iban a ser decisión mía.

    Una vez se comienza te das cuenta de que, cuando participas en un equipo de reciente creación, es que ser la persona que tuvo la idea y comenzó con el proyecto no significa necesariamente ser el jefe.

    Al final, si quieres mantener a tu equipo motivado, es fundamental que cualquier decisión se tome entre todos los miembros del equipo.

    Responder
    • Has mencionado un punto clave Alejandro. Uno no puede imponer su criterio. En ocasiones es mejor ceder aunque tengas razón para mantener la motivación del equipo.

      Responder
  2. Si sin duda muy acertado el pequeño post, hay tantas cosas a considerar que realmente terminas siendo absorbido por los clientes, proveedores, intermediarios y empleados, en una batalla complicada, pero en el interior siempre hay una voz que dice: sigue!
    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *