Disciplina y trabajo duro no son suficientes para triunfar con una start-up

¿Cuánto lo deseas? Es la pregunta que te hacen en prácticamente todos esos vídeos de motivación que suman millones de reproducciones.

Aunque pasar el día consumiendo contenidos en Youtube no te llevarán al éxito, por lo menos te dan una buena pista de los ingredientes esenciales para lograr tus objetivos.

knockoutDerechos de foto de Adobe Stock

Ser disciplinado, trabajar duro son dos de ellos. No es una gran sorpresa aunque sigue habiendo muchos ahí fuera pensando que igual lo pueden lograr en 24 horas durmiendo. Aunque pases gran parte de tu tiempo en tu negocio al final hay más.

Tu vida puede dar giros inesperados. Puedes enfermar, puedes perder un ser querido, pueden demandarte, etc. Todos estos eventos te pueden dar un golpe duro. Te pueden dar la excusa perfecta para no seguir adelante persiguiendo tus sueños.

Lo que te hará avanzar es la fuerza mental que habrás desarrollado. Para ello tienes que dejar de darte pena. “¿Por qué me sucede todo esto a mí?” Acepta que la vida no es justa. No por trabajar duro te tienen que llegar las cosas. No siempre te tienen que suceder cosas buenas porque te lo mereces. A veces simplemente no recibes el premio.

Son esos momentos en los que tienes que decidir si quieres darte pena o prefieres seguir adelante. La vida no es justa por lo que habrá otros que les tocará la lotería sin haber currado ni la mitad que tú.

No es únicamente disciplina y trabajo duro. También depende de tu habilidad de mantener el equilibrio cuando recibes uno o varios golpes duros.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *