Una forma sencilla de pagar menos impuestos con tu empresa el año que viene

Te adelanto que no me he convertido en un experto fiscal de un día a otro. Es más bien todo lo contrario. Te cuento.

Este año me tocó adelantar impuestos sobre futuros beneficios. El estado ha hecho el invento del siglo con esta forma de hacer caja antes de tiempo. Este año quiero evitar hacer el idiota. He estado buscando formas legales de pagar menos impuestos sobre beneficios.

impuestosDerechos de foto de Adobe Stock

Lo obvio – adelanta pagos del año que viene

He dado con una muy sencilla. De hecho hay muchos empresarios que funcionan de esta forma. Lo primero que tienes que hacer es pedirle a tu gestor una estimación sobre los beneficios que va a tener tu empresa.

La forma más sencilla de evitar pagar impuestos es adelantar pagos que vas a tener que hacer sí o sí a corto plazo. El problema que esto puede generar es un problema de liquidez.

Es algo perplejo, bueno, no tanto si lo vives en primera persona.  Te cuento. Una empresa puede generar miles de euros de beneficios en un año y aun así tener problemas de flujo de caja continuamente. Por ello generar costes sin más no siempre es tan sencillo.

La forma “creativa” de hacerlo

Igual “creativa” es una palabra muy grande. Sobre todo porque podría hacer alusión a algo que no sea 100% legal. No es el caso. Esto no te lo pondría aquí sin conllevaría algún riesgo. Repito, no soy un asesor fiscal por lo que igual conviene antes de poner en marcha algo hablarlo con él en detalle.

Para evitar beneficios necesitas gastos en el mismo año contable. El gran problema que surge para la mayoría es la ya mencionada liquidez. ¿Cómo solucionarlo? Aquí algunas ideas:

Hablar con tus proveedores de confianza

Puede haber empresas de confianza a las que les puedes comentar el tema. La transparencia muchas veces te ayuda avanzar más rápido. En vez de tener que pagarles de golpe negocia uno o varios plazos para pagar. De esa forma no pierdes liquidez de forma inmediata sino de forma distribuida sin que realmente afecte de forma grave tu flujo de caja. Y ellos se aseguran una continuación de negocio contigo a lo largo del próximo año.

Comprar en plazos productos para tu negocio

Cada vez más negocios permiten la compra de sus productos en plazos. Igual vas a necesitar nuevos portátiles. Aunque la necesidad no sea inmediata puede que tenga sentido adelantar acontecimientos y hacer la inversión ya. Lo bueno es que el pago para lo que compras podrás aplazarlo hasta en 12 meses. De esa forma reduces beneficios sin quitarte liquidez.

Pues eso es todo para hoy. Vuelvo al curro que para gastar hay que ingresar primero… jajaja :)

Disclaimer: no soy un asesor fiscal. Lo descrito aquí puede ser impreciso en muchas partes. Contrasta toda la información aportada con un asesor legal que realmente entienda de estas cosas. No te fíes. ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *