Un truco sencillo y potente para reducir el coste de comunicación

El coste de comunicar es uno de los principales problemas de las organizaciones. El problema no es tan complicado de solucionar si todos ponen de su parte.

En muchas organizaciones se pierde increíblemente mucho tiempo con una cosa. Comunicar. No me refiero únicamente a las reuniones donde se habla más de “creo que” en vez de utilizar el “sabemos que”.

truco secretoDerechos de foto de Fotolia

¿Cuántas veces te ha ocurrido que un compañero te ha pedido algo que has tenido que redirigir a un compañero porque ni tienes la competencia ni la responsabilidad para aportar una solución? En vez de lograr una comunicación directa muchas veces se anda en curvas. Estas ineficiencias cuestan dinero porque le hacen perder tiempo a todos los involucrados. Cuando más grande esta organización, peor suelen ir las cosas.

Este tema tiene un arreglo sencillo.

  1. Definir claramente (si puede ser por escrito y de acceso público) las responsabilidades de todos los miembros de la organización.
  2. Educar a todos los miembros de no elegir el camino más sencillo derivando el problema al que tengan más cercano sino informarse para llegar al más adecuado. La productividad egoísta es un gran problema. Cuando se detecta se debería incluso penalizar. No hagas trabajar más a los demás, para que tú puedas ir más rápido.
  3. Incentivar las buenas prácticas y medir los procesos. Me gustaría decir que esta parte es la más fácil pero en realidad es la más complicada. Tener métricas a mano para mejorar la comunicación de esta forma no es tan sencillo.

La próxima vez que necesitas ayuda dentro de tu empresa no busques la vía más rápida. Busca la más adecuada incluso si esto significa tener que invertir algo más de tiempo. Todos saldrán ganando. Incluso tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *