fbpx

Un problema después del otro

Cuando emprendes se te puede ir acumulando la faena. Puedes llegar a saturarte fácilmente y llegar una situación de bloqueo.

Suena el teléfono. Te llama un cliente cabreado. Un trabajador clave te pide reunirse contigo para comunicarte que se irá a la competencia de forma inmediata. Recibes una notificación de Amazon donde se te avisa que han bloqueado temporalmente tu cuenta hasta que entregues la información requerida.

colaDerechos de foto de Adobe Stock

¿Mucha faena a la vez? ¡Bienvenido al mundo del emprendedor!

En estas situaciones puedes llegar a bloquearte fácilmente porque quieres atacar los tres problemas a la vez y evidentemente no puedes. Tienes que hacer lo que ya sabes.

  1. Respirar profundamente.
  2. Elegir lo más urgente. En este caso Amazon porque te impacta el flujo de caja mientras que no tengas la cuenta activa.
  3. Ir a lo próximo. Hablar con el trabajador. Ver si hay posibilidades que se pueda quedar. Si no es posible pedirle al menos los 15 días para que tengas un mínimo margen para poder remplazarlo.
  4. Analizar el problema del cliente en detalle. Hablar con tu equipo para acordar la solución y los plazos para la misma. Lo llamas y se lo comunicas.

La clave está en desbloquear la situación. Solucionar un problema a la vez. Siempre se lo digo a mi equipo cuando surge la situación. “Chicos, un problema después del otro” y así sin parar.

¿Fácil, no? ;)

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *