Un modelo de penalización para mejorar la disciplina de tu equipo

La disciplina es clave para mejorar la efectividad de los equipos. Estamos implementando un sistema de penalización para mejorarla.

Con seis años cuando jugaba al fútbol en Alemania teníamos varias reglas. No se podía llegar tarde, las botas tenían que estar limpiadas, había que jugar siempre limpio, etc.

disciplina equipoDerechos de foto de Adobe Stock

Todos los que violaban las reglas sufrían una penalización. Llegar 5 minutos tarde costaba 1 Deutsche Mark (DM). Llegar 10 minutos tarde suponía 2 DM. Botas sucias en un día de partido 1 DM. Tarjeta amarilla 2 DM, tarjeta roja 5 DM, etc.

Las reglas eran sagradas y no querías violarlas. No simplemente por el hecho de la penalización. Primero tenías que pedirles dinero a tus padres para pagar las deudas y luego también sentías esa sensación de vergüenza porque el resto de compañeros solían alegrarse sobre cada fallo ya que la caja del equipo se llenaba.

Cosas que tenemos que mejorar

Uno de los retos a los que me estoy afrontando es lograr trabajar de forma disciplinada entre todos. En general no me puedo quejar, ya que ahora mismo tengo un equipo involucrado y motivado al 120%. A pesar de eso existen pequeños matices que tenemos que mejorar.

  • Mantener el orden en la oficina y en el propio escritorio.
  • Aumentar la productividad trabajando con una lista de tareas.
  • Entregar a tiempo sin retraso tareas acordadas.
  • Llegar a la oficina de forma puntual por la mañana.
  • Etc.

Una empresa es como un reloj suizo. Si una de las piezas no funciona de forma óptima todo el sistema empieza a fallar. Muchas veces también simplemente se trata de ser constante y disciplinado en pequeñas tareas para aumentar la productividad y abarcar más en menos tiempo. Tiene que ver mucho también con Mitdenken.

El “castigo” de 1 euro

He llegado a un punto donde mi paciencia se está acabando. Soy consciente que es la carga de trabajo que hace que muchas cosas no funcionan. Así que voy a implementar un sistema de penalización. Poco a poco se van a establecer las reglas.

  • Tarea no entregada a tiempo sin previo aviso 1 euro.
  • Llegar tarde por la mañana 1 euro.
  • Salir de la oficina sin tener el escritorio recogido 1 euro.
  • Etc.

Por cierto. El primero que violó la regla de no dejar el escritorio recogido fue yo mismo por lo que puse el primero de seguramente muchos euros que seguirán. Lo he metido en un vaso de plástico que he bautizado “El vaso de la vergüenza”.

Con el dinero recaudado seguramente se nos ocurrirá hacer alguna acción para que se beneficie todo el equipo. Ya iremos viendo… ;)

PD: por cierto. Este nuevo sistema tiene el apoyo de todo el equipo. Están de acuerdo que podría ser una buena forma de mejorar la disciplina de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *