Si no puedes hacerlo todo, elige 3 tareas

Bueno, en realidad son 6. Si no puedes con todo haz menos cosas bien. Tienes que conocer bien tus habilidades y posibilidades para avanzar.

Cada uno es de su padre y de su madre. ¿Qué te quiero decir con esto? El hecho de que a mí no me cueste ya levantarme a las 6 no significa que tengas o deberías hacer lo mismo. Igual tu cuerpo de pide esa hora extra de sueño para rendir a tope.

elegir tareasDerechos de foto de Adobe Stock 

Menos es más pero siempre alcanzando tus limites personales

Ya sabes que mi filosofía es más es mejor y no me gusta lo de “menos es más” porque es la excusa perfecta para no querer hacerlo todo. Para hacerse el vago vamos…

Me gusta el deporte y en especial correr una maratón. Te digo lo que para mí significa “menos es más”. Cuando vas por el kilómetro 17 y todavía estás en plena fuerza empiezas a seguir a un corredor que lleva un ritmo ligeramente más elevado que el tuyo. Al principio no te das cuenta pero corres el riesgo de quemarte y después de 10 kilómetros ya estar sin fuerzas. Ir más despacio en este caso te permite llegar más lejos.

Por eso lo dicho anteriormente. Cada uno es diferente. A veces tengo la sensación de que muchos se toman el “menos es más” como excusa para funcionar en modo de ahorro de energía.

No empiezo mi día a las 6 de la mañana para llegar a las 7 de la tarde a casa y sentirme descansado. Necesito esa sensación agradable de cansancio que me confirmo que hoy dentro de mi ritmo personal lo he dado todo.

3-6 tareas prioritarias

La salud es lo más importante y no negocio ni nada que justifique arriesgarla. Aunque tenga la sensación que con el tiempo he empezado a rendir por encima de la media llego también muchas veces a mis límites. La montaña de tareas te agobia y la plena cantidad te paraliza porque no ves el final.

En este caso tienes que tener claro lo que es importante y lo que no. Parece fácil pero en ocasiones nos dejamos seducir por tareas que son más agradables pero no tan prioritarias. Al final del día incluso tienes la dulce sensación de haber logrado algo pero en realidad no les has sacado todo el provecho posible a ese día.

Yo hago esto aunque no siempre de forma precisa.

Empiezo con 3 tareas importantes. Son aquellas que no aportan un resultado a corto plazo pero son clave para el crecimiento del negocio a largo plazo. En el día a día estas se suelen sacrificar por cosas prioritarias. Es por ello que empiezo con esto. Es por ello que nada más empezar el día redacto estas líneas. Entre otras cosas.

Sigo después con 3 tareas prioritarias. Hay que hacerlas, así que no hay otra que darles prioridad (ya lo implica su nombre). Lo bueno de esta sistemática es que en este orden puedo hacer tanto tareas importantes y urgentes.

Hay días donde incluso me da tiempo para sacar una bola extra o incluso mejor: pensar para ordenar mis tareas, planificar y anticipar posibles problemas para ser proactivo en su trato.

Esto es mi “sistema” para llamarlo de alguna forma. No es perfecto, pero me sirve.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *