Razones para confiar en ti

Hay que seguir adelante. Da igual lo mal que hayan estado las cosas en el pasado. Mañana todo puede cambiar si únicamente confías en ti.

Analizando las estadísticas de mi blog me he dado cuenta que están llegando muchas visitas con “cómo salir adelante”. En la entrada que sale en los resultados de búsqueda figura un comentario que da a entender la desesperación que muchas personas sin trabajo están teniendo en este momento.

Confia en tíDerechos de foto de Fotolia

No te define tu pasado sino tu futuro

Es fácil decir que todo es posible si uno únicamente cree siempre que existe un camino de salida. Para muchos el nivel de frustración después de años de sufrimiento les ha borrado el último pensamiento positivo de su cabeza.

Da igual lo que ha ocurrido ayer. Hoy todo puede cambiar. Es difícil creérselo si hace meses sigues sin ver la luz al final del túnel. Con cada día que pasa la probabilidad que las cosas mejoren aumenta. Cuando apuestas continuamente en un casino por rojo tiene que salir en algún momento este color. Tu vida es más que una apuesta, tienes que tomártelo en serio. Es egoísta no confiar en ti porque tu éxito también será el de terceros.

Si no confías en ti, nadie lo hará en tu puesto

Confiar en sí mismo es una apuesta segura. No dependes de terceros para tener un pensamiento positivo. La desesperación no te he llevado a ninguna parte hasta ahora. Nadie, absolutamente nadie va a luchar por ti si no estás dispuesto de darlo todo.

Hay personas que confían en ti. Uno de ellos es Alex Navarro. Actualmente participa en un concurso de Seorimícuaro. Probablemente es el único participante que donará el premio de 3.500 $ para una causa social. No te olvides de pasarte por su blog para echarle un cable.

Todo empieza en la cabeza. La felicidad, el éxito y el próximo paso. Permite que terceros entren en tu vida. He tenido la suerte de conocer a muchas personas gracias a este blog. Es gracias a ellos que la semana pasada hemos podido celebrar el “Curso para bloggers” sin coste en Madrid y que tengamos un segundo evento en Barcelona.

No existe una fórmula secreta. Hay que seguir adelante, no hay otra. ¿Me acompañas?

 

  1. La confianza es un deporte de muy alto riesgo. Pero hay una forma de tener una mínima seguridad: Comprobando si cumples tus promesas.

    Responder
  2. Hay personas en las que se puede confiar y personas en las que confias a ciegas como por ejemplo Alex Navarro, que es una persona en la que confiamos y muchos estamos ayudando en el concurso, en la que confiamos ya que se ha ganado a pulso esa confianza.

    Responder
  3. La confianza esta muy cara ultimamente, cada cual solo mira por su propio interes, incluso muchas veces no podemos confiar ni en nosotros mismos, vendemos nuestros propios principios por un puñado de dolares.

    Responder
  4. No se si hemos perdido la capacidad de lucha, que en los tiempos que corren sería nefasto. Yo me remito a la época de mis padres, que como gallegos en su juventud que con 17 y 18 años emigraron a Europa. Volvieron y montaron su negocio en España después de trabajar 12 años en la emigración, un pequeño taller mecánico en una aldea de Coruña. Con tres hijos jamás se plantearon la posibilidad de fallar, no disponían de tal opción. Como dicen a menudo, “vivamos al día para llegar a final de mes”. No había inversores, business angels y los bancos prestaban al 18%, ni tampoco había vacaciones… Muchas horas extras, básicamente las que hicieran falta. Tampoco había depresiones, no disponían de tiempo para esas cosas. La cosa se hacían o se hacían.
    En su época la gente tiraba para delante, con hijos, negocios, otras responsabilidades familiares, sin darle más vueltas. ¿Confianza en si mismos? Simplemente no disponían del lujo de planteárselo. Lo curioso es, que como niño lo recuerdo como una época feliz. Creo que algo se podría aprender del espíritu de esos padres.

    Responder
  5. Si, hay que confiar en uno mismo. Y aunque haya momentos de desfallecimiento, es normal, sólo hay que saber que cuando uno cae se levanta más fuerte.

    Responder
  6. La verdad es que muchas de las entradas de tu blog me inspiran algo de esperanza. Los “pequeños” efectivamente parece que estemos haciendo guerrilla contra las grandes empresas, los poderes económicos establecido y cómo no, la actual coyuntura socio-económica. Gracias por la reflexión

    Responder
  7. Le acompaño!
    Gracias por tan excelente post, aprovecho también para agradecerte por los conocimientos que a través de tus post he ido adquiriendo.
    Guillermo
    Salud, Ilusión y éxitos

    Responder
  8. Carlos, soy Fan de tu blog. Enhorabuena, es genial y gracias por este post en concreto.

    gracias!

    Responder
  9. Te acompaño Carlos, cuenta con ello, ya lo haces tú cada día con este blog dándome ánimos y has conseguido que por fin me tomase en serio ponerme con un blog de manera más “seria” y ya voy consiguiendo cositas. En esta vida todo es posible, de eso no cabe la menor duda. Un saludo :-)

    Responder
  10. Carlos, me ha conmovido mucho esta entrada, porque la siento sincera. ¡Gracias con una sooooooooonrisa! :)

    Responder
  11. Definitivamente uno lee cosas como estas y se recarga de energía positiva. Agota el camino, pero es el lugar por donde se llega a destino. Si te sales, no llegas e igual seguirás cansado.
    Ya este blog se me está haciendo imprescindible.
    Gracias, Carlos.

    Responder
  12. Alex no es el único que va donar el dinero a una causa social, yo mismo lo voy a hacer.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *