Que no cunda el pánico – 3 consejos rápidos para gestionar una crisis en tu empresa

Ya se ha escrito suficiente sobre gestionar una crisis de reputación. Esto va de otra cosa. Así estoy solucionando un asunto que pone en peligro un nuevo proyecto.

Hace un par de días recibí una notificación de hacienda relacionado con una compra de producto que hice para mi tienda de coleccionismo fuera de la UE. En el escrito se indicaba que si el tema que estaban investigando no se solucionaba de forma favorable para mí, procedían a la destrucción de la mercancía.

pánicoDerechos de foto de Fotolia

A punto de perder un nuevo negocio antes de tiempo

Cuando recibes algo así te asustas un poco. Investigando el tema, la cosa pintaba cada vez peor. Lo malo es que no afectaba únicamente este envío sino al final todos los pedidos que iba haciendo para tener stock en mi tienda. Por lo que en consecuencia estaba poniendo en peligro una parte importante de las ventas de mi reciente proyecto de coleccionismo.

“Ahora que las cosas están yendo tan bien, llega esto”. Creo que puedo hacer crecer este proyecto todavía bastante por lo que esta noticia me ha paralizado durante un instante. Ahora bien. 5 días más tarde puedo decir que el tema está a punto de solucionarse. Todavía hay un pequeño factor de riesgo e inseguridad pero es bastante probable que se resuelva.

Lo que te recomiendo en situaciones de pánico

Mirando atrás te recomiendo lo siguiente:

  1. Que no cunda el pánico. El miedo es bueno para sobrevivir pero no para reflexionar ante una situación un poco más compleja que cuestiones de “vida y muerte”. Respira profundamente y ponte a pensar. Baraja tus opciones.
  2. Afronta la situación con total sinceridad. Si has metido la pata no intentes ocultarlo a nadie. Tarde o temprano saldrá a la luz y será mucho más grave. Crear un negocio sobre mentiras y/o asuntos semilegales o peor nunca es una buena idea.
  3. Pide ayuda. Probablemente no vas a salir de esto sin alguien que sepa lo que hacer y/o haya vivido algo parecido. Es un factor que te puede aportar algo de tranquilidad sabiendo que no estás del todo solo con eso. Es por ello que ser un hub humano a día de hoy puede ser una competencia de increíble valor teniendo en cuenta este tipo de situaciones.

Aunque sea complicado y te encuentras en una situación de incertidumbre que pone en peligro algo importante en la vida visualiza el final (positivo). Imagínate que el tema ya esté resuelto. Está claro que las cosas no se resuelven de forma milagrosa sin más, pero lo peor es caer en depresión y entrar en modo de shock.

Pues eso, crucemos los dedos que la cosa salga bien al final. Yo seré optimista. A ver si hay suerte. Ya te contaré… ;)

Stay tuned.

  1. Todo caos tiene sus atractores. Ante cualquier crisis, siempre hay influyentes que han resuelto el problema antes que tú.

    Si tú eres el primero en resolverlo, el influyente eres tú.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *