¿Qué hacer si tienes una idea de negocio y te das cuenta que ya existe?

¿Te ha ocurrido que has tenido una idea que te ha emocionado y de repente te das cuenta que ya existe? Algunos llegados a este punto abandonan el proyecto.

Justo ayer te hablé de mis proyectos principales del 2020. Uno de ellos consiste en una adaptación de un juego existente de Estados Unidos para el mercado español. Hoy a la hora de levantarme veo que una persona de mi equipo me ha enviado un juego en España que ha realizado dicha adaptación con las mismas mejoras que tenía en mente.

competencia productoDerechos de foto de Adobe Stock

Aunque siempre digo que descubrir competencia para una idea de negocio significa que hay demanda, este descubrimiento en un primer instante fue un pequeño chorro de agua fría. Ahora redactando estas líneas veo más ventajas que desventajas.

Análisis de las fortalezas y debilidades

Nunca ha sido más fácil realizar un estudio de mercado de productos. Basta con leerse las valoraciones negativas de Amazon para entender todos los puntos flacos de la competencia. Compradores decepcionados te dan muchas pistas sobre lo que puedes mejorar para tu propio desarrollo de producto.

Las fortalezas puedes entenderlas mejor si te compras directamente el producto y lo empiezas a utilizar. Es justo lo que voy a hacer cuando me pida el juego y lo ponga a prueba.

Mejora tu prototipo con lo aprendido

En vez de ver el descubrimiento de un competidor inesperado como algo negativo se puede entender como una oportunidad para lanzar un prototipo más avanzado de lo que inicialmente te imaginabas.

En mi caso se trata de un competidor francés que ha creado una versión española. Competir con alguien que no tenga sede en España lo percibo como algo más sencillo pero puede ser también una cuestión psicológica.

Elegir un mercado nuevo

Lo bueno que tenemos es que no tenemos que limitarnos a España. De todas formas nunca estaba previsto moverse únicamente en un mercado. Ahora mismo estoy barajando la opción de crear una versión alemana del juego ya que el mercado potencial es mucho más grande.

Tampoco hay una gran necesidad para dar este paso ya que el competidor es francés y “defenderte” desde fuera es más complicado por lo que jugaríamos con una ventaja estratégica.

Resumen: sigo pensando que si encuentras un competidor nuevo haciendo exactamente lo que tú tienes en mente es algo que puede ser una gran ventaja. Reduce el riesgo porque significa que hay demanda para lo que tienes en mente. Ahora ya depende de tí si lo entiendes como una oportunidad para hacer las cosas mejor que él o abandonas antes de haber luchado. Barreras como estas son normales en cualquier proyecto. Si te rindes a la primera no tendrás nunca una gran oportunidad para hacer cosas importantes. Ya os iré contando.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *