¿Qué es una campaña de mailbranding?

El e-mail marketing sigue siendo el rey del marketing online. Para mayor efectividad hay que combinarlo con técnicas utilizadas en campañas de branding.

El e-mail marketing es un canal perfecto para vender. Siempre que no intentes vender, claro. Si con esto último te has quedado un poco confuso será mejor que me explique un poco mejor. El e-mail marketing gana enormemente en efectividad siempre que lo utilices como vía para sumar puntos con tu cliente potencial.

E-Mail MarketingDerechos de foto de Fotolia

No es la única forma de trabajar este canal. Existen también muchas empresas que logran utilizar el e-mail marketing como canal directo para vender. No hay duda de que también existe un camino más directo aunque hay que asumir algunas desventajas importantes:

  • Perdida de efectividad de la base de datos que con el tiempo “se quema” si se hace un uso demasiado comercial.
  • Requiere constantemente nuevas altas para compensar un número alto de bajas por culpa de mailings de venta.
  • Mayor riesgo de entrar en blacklists porque siempre hay usuarios que marcan envíos comerciales como spam.

Antes de seguir vamos a responder a la pregunta clave del post. ¿Qué es una campaña de mailbranding? Para empezar es un término que me acabo de inventar (en caso que te sonaba extraño). La idea central es combinar dos mundos que en teoría en el marketing se mantienen muy separados. Por una parte tenemos el correo electrónico que es considerado por muchos como agresivo. Luego por otra parte está el branding que se relaciona sobre todo con la creación de marca, imagen y una publicidad menos violenta. Veamos una posible definición:

“El mailbranding combina la fuerza de alcance del e-mail marketing con la creación de marca y asignación de valores del branding. Su objetivo principal no es lograr ventas directas sino sumar puntos de confianza dentro de sus clientes potenciales.”

Para lograr el efecto deseado hay que tener en cuenta algunos puntos fundamentales a la hora de utilizar el correo electrónico dentro de una estrategia de marketing online.

  • Aprovechar cada mailing para dejar huella en el público objetivo aportando el máximo valor posible.
  • Ofrecer contenidos, servicios y/o productos gratuitos relacionados con tu oferta (muy importante) para sembrar la idea de convertirse en clientes tuyos y beneficiarse forma continúa.
  • Contar historias de tus clientes y promocionar sus casos de éxito haciendo uso del storytelling.

La gran ventaja de trabajar con el e-mail marketing es que es un canal que te pertenece realmente. Hacer un envío apenas te cuesta dinero. Una campaña de branding típicamente requiere una inversión publicitaria. Evidentemente no te sale del todo gratis. Es recomendable centrar todos los esfuerzos en aumentar la base de datos de suscriptores haciendo uso de vías gratuitas pero también de pago.

Como muchas personas el e-mail marketing no me ha parecido demasiado atractivo como canal de marketing. Me he dado cuenta que es una vía perfecta para lograr clientes si no lo utilizas como canal directo para vender. Aproximadamente el 35% de las nuevas altas en Quondos han estado previamente registrados en el boletín leyendo de media unos 3 e-mails. Con eso te lo digo todo…

 

  1. Saliendo de la lógica de la campaña (una vez cada tanto), se puede hacer muy buen branding con los emails transaccionales que generan las aplicaciones en cada momento clave del servicio que brindan: alta al servicio, concreción de tareas dentro de la aplicación, logro de objetivos definidos (ej. xxx suscriptores en una lista de correos), etc.

    Responder
  2. Una forma más sencilla de verlo sería como posts especiales para suscriptores.

    Como se entiende que un suscriptor es una personas realmente interesada en un blog, producto o servicio determinado, se le puede enviar posts especiales que recojan información, una buena historia y un par de servicios que les podrían ser útiles relacionados con la información y la historia.

    Pero saber redactar esos posts especiales es ya otra historia…

    Responder
  3. Estoy muy de acuerdo en general con todo el artículo, creo que a través de las campañas de mailing se puede hacer mucho branding. Lo que no me queda del todo claro en tu teoría es de dónde sacas la base de datos de clientes potenciales.
    Lo que quiero decir es que esta teoría, desde mi punto de vista, se ajusta mucho a una empresa que haya hecho mucho marketing de contenidos y de ahí haya obtenido una gran base de datos de clientes potenciales que se hayan suscrito. En un día a día tanto de una pyme como de una empresa mediana o grande, la gran base de datos son clientes actuales. Ese es el único tip que me falta: cómo alcanzar una base de datos de clientes potenciales para hacer mailbranding.

    También estoy completamente de acuerdo con que las campañas de mailing no son buen canal para vender, pero en mi opinión son el mejor canal para comunicar, fidelizar al cliente o dirigirle en determinadas acciones. A mi personalmente, me encanta; me parece super interesante.

    Responder
  4. ¡Muy buen artículo! Hay que dejar de ver el email marketing como algo intrusivo y spam. Como la publicidad en general, las newsletters han adquirido mala fama por su uso en el pasado, pero desde Mailify (https://es.mailify.com) nos encanta leer artículos de este tipo porque es una señal de que las cosas están cambiando. :)

    Siempre habrá gente que se dio de alta para recibir nuestro emailing y luego con el tiempo ve que nuestros boletines no le interesan, no son lo que se esperaba o hasta le molestan. Una buena táctica para no perder suscriptores es segmentar nuestra base de contactos por el nivel de actividad, ya sea de aperturas o clics, y variar la cantidad y el tipo de mensajes para cada uno de los grupos.

    Responder

Responder a Karolina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *