¿Putearías a tu competencia si han hecho previamente lo mismo contigo?

¿Algún competidor te ha puteado recientemente y tienes ganas de revancha? Esto es mi opinión sobre el tema.

No, tranquilo. No estoy hablando en primera persona. No quiero putear a nadie, es para una amigo… jejeje. Ahora en serio.

putearDerechos de foto de Fotolia

Cuando tu competidor se mete contigo te entran ganas de hacer cosas salvajes. La primera reacción siempre es devolvérselo con más fuerza. A partir de ahí empieza la guerra.

No es la primera vez que esto sucede. Incluso los más grandes lo hacen y no desde ayer: Coca Cola contra Pepsi, Mc Donalds contra Burguer King o Samsung contra Apple son algunos de los famosos ejemplos.

En mis propios negocios no sacaría nunca el bate de beisbol para empezar una guerra contra algún competidor. Aquí desde mi punto de vista uno siempre tiene más que perder que ganar. Cuando uno putea al otro corres el riesgo de entrar en un círculo vicioso que no acaba nunca.

Cuando estamos hablando de negocios de verdad la cosa puede ser un poco diferente. Una acción de tu competencia podría tener un impacto en tus ventas por lo que quedarse quieto probablemente no sea la mejor estrategia del mundo.

¿Cómo deberías reaccionar?

Aquí resulta la dificultad. A nivel intuitivo diría que en una guerra de este tipo (que al público le encanta por cierto) no hay que luchar por ser el más cabrón, sino más bien por ser el más simpático.

En este contexto me acuerdo de una broma reciente que Burguer King le gastó a su competidor disfrazando uno de sus restaurantes con sabanas blancas en las que está pintado a mano “Mc Donalds”.

Este tipo de acciones son las que se recuerdan y generar simpatía. No hay que tirar con barro si juagando limpio se llega más lejos.

  1. Pues no, en mi gremio que es la pintura, hay mucha pero mucha competencia, con unos precios salvajes, ya que la mayoría de la gente mira demasiado el 5 céntimos que es la pequeña diferencia que hay entre muchos de nosotros, pero no piensan en la calidad de los materiales, y no, no les pisaría a esos competidores, ya que el tiempo pone a cada uno en su sitio.

    Responder
  2. Un poco de sana competencia saca lo mejor de nosotros.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *