Propósito de negocio número 2 – una rutina SEO

Ayer empecé una mini-serie sobre propósitos de negocio para el 2019. Así que no queda otra que seguir. Esto es el segundo punto en mi lista.

Esta serie no va por orden de prioridades. El calendario de eventos del que hablé ayer en la primera parte no es necesariamente el punto más importante. El orden está influido más bien por lo que me llama la atención en el momento que redacto estas líneas.

tuberíasDerechos de foto de Adobe Stock

Uno de las cosas con las que estoy “luchando” ahora mismo es encontrar una rutina para las tareas necesarias. No es ni mi fuerte ni mi campo preferido. Me refiero al SEO pero como esto no va de lo que a uno le gusta únicamente es necesario trabajarlo todo.

Por qué por primera vez me voy a tomar el tema del SEO en serio

Por razones obvias evidentemente. Ahora que he pausado la inversión en Facebook Ads el tráfico desde buscadores se ha convertido en la fuente principal de visitas. Estamos en unas 40 visitas diarias que es una cifra todavía muy baja. La ambición es llegar a las 2.000 visitas diarias en 18 meses. ¿Demasiado ambicioso?

Depende de cómo se ataque el reto. Ahora mismo funcionamos en picos pero la idea es que la labor que se realiza no se perciba como tal. Hay que encontrar el hueco en el día a día para llevarlo a cabo. El SEO al final es trabajo. Los resultados no son inmediatos si no persigues una estrategia agresiva. Queremos hacer “SEO sostenible” por lo que no vamos a arriesgar una tarjeta amarilla o roja por parte de Google. Iremos despacito pero avanzando.

¿En qué tareas SEO nos centraremos?

Nuestra tienda online crece todos los días a nivel de catálogo. Ya estamos en más de 1.000 productos. Por una parte esto le ofrece al cliente una oferta más amplía pero complica la labor de posicionamiento ya que hay un mundo entre hacer SEO para una página con 10 URLs y otra con 10.000.

Creación de contenidos para las categorías

A nivel de fichas de producto ya estamos haciendo una labor decente (no impecable). Estamos invirtiendo más tiempo, esfuerzo y sobre todo cariño que la competencia. Estamos haciendo mucho más de lo que Google exige. Estoy convencido que esta labor a largo plazo se verá premiada porque el algoritmo seguirá cambiando pidiendo mejor calidad de contenidos.

Tener ya más de 1.000 productos también conlleva que tengamos muchas categorías y subcategorías. Para estas iremos creando poco a poco contenido nuevo. Se trata de textos de unas 300 palabras que iremos creando a diario.

Linkbuilding

Aparte de contenidos vamos a necesitar muchos enlaces potentes. Una página es como una especie de canalización con miles de ramas y tuberías. Cuando más crece tu página más complejo es el sistema. Un enlace es como un impulso para empujar para que el agua llegue a todos los sitios. Al principio gran parte de la canalización está seca. El contenido por una parte hace que el agua no se escape, que no haya fugas y los enlaces lo puedan distribuir más fácilmente en el sistema.

Ahora mismo podríamos decir que tenemos muchas fugas y poco agua en nuestra web-canalización. Haremos que llueva más en el 2019… ;)

Como siempre te iré contando sobre los avances.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *