Premia hacer las cosas bien sobre hacerlo rápido

La importancia de los procesos. No es la primera vez que te lo cuento y seguramente tampoco la última. Aquí una razón más para hacer lo correcto y no elegir la vía fácil.

Cuando lanzas un negocio vives con la ansiedad de lograr la primera venta. Cuando esto surge quieres más. No hay nada más importante en ese momento. Tiene todo el sentido del mundo porque si un negocio no genera dinero, todo lo demás da un poco igual.

planificar procesosDerechos de foto de Fotolia

Por lo tanto al principio sacrificas el hacer las cosas bien sobre hacer las cosas de forma correcta. Le das más peso al corto plazo que al medio.

Lo malo es que todas las decisiones que tomas al principio de un proyecto generan un coste. El coste consiste en lo que te va a suponer cambiar algo que estás haciendo ya de una forma concreta. Es un principio básico que te enseñan en la carrera de ingeniería. Al principio un cambio te cuesta céntimos. Cuando más avanzado estás en el proyecto, mayor el coste de cambio.

Por lo tanto. Premia siempre hacer las cosas bien, sobre sacar algo adelante de forma rápida. A corto plazo pierdes tiempo. A medio y largo plazo ganas en tiempo y dinero.

Esto consiste sobre todo en organizar bien los procesos y establecer una cultura del mitdenken. No es una tarea sencilla porque supone más trabajo que parece a priori absolutamente necesario. Es clave poder llegar cuando antes al punto donde todos perciban los beneficios para que se convierta en rutinas que no se cuestionan sino simplemente se aplican.

Lo complicado no es hacerlo una vez sino aplicarlo a diario. Al principio requiere mucho seguimiento. Al final las cosas simplemente van a fluir sin más. O eso es el plan… ;)

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *