Por qué querer ganar más dinero no te va a dar resultados

Posiblemente pensarás que me refiero con este título a que no es suficiente querer algo para lograrlo. Este post no va de eso. Quédate conmigo un rato más.

“Querer es poder” es una cita que tiene una utilidad limitada para la gran mayoría de las personas. A aquellas que se obsesionan con ideas y proyectos puede ayudarles. En realidad este grupo de personas no tiene otra opción que seguir adelante porque su mente no les permite abandonar. No tiene nada que ver con fuerza de voluntad es más bien falta de opciones pero me estoy dando cuenta que me estoy desviando de lo que inicialmente quería contar.

calcular ROIDerechos de foto de Adobe Stock

Si te propones simplemente querer ganar más dinero toda la fuerza de voluntado y obsesión del mundo no te va a llevar a la meta. Fíjate en mi caso personal. Hace poco te conté que ahora mismo en Alemania facturo entre 15.000-20.000 euros cada mes como consultor de marketing online. ¿Qué ha cambiado en comparación con la persona que era 12 meses atrás?

En este caso no ha cambiado nada a nivel de persona con excepción que me dado cuenta de una cosa muy sencilla: en Alemania existe una demada mucho más elevada hacía lo que hago si lo comparo con España. Además en vez de pensar cómo agencia tengo que cambiar el chip y actuar cómo consultor freelance que trabaja mano a mano con las empresas. Hay un mundo entre ambas perspectivas.

En caso de ser agencia eres tú quien tiene que convencer continuamente que estás logrando los objetivos y/o tu coste está siendo rentable para el cliente. Como freelance no existe esa necesidad de justificar tu existencia mes a mes. El cliente es consciente que te necesita, en ocasiones no tiene claro al 100% los objetivos por lo que no te mide únicamente por resultados tangibles sino por el conocimiento que aportas y ya ha asumido que tiene costes contigo que a corto plazo no va a poder compensar. Si te compara es con el rendimiento de sus propios trabajadores y en este caso siendo emprendedor no es demasiado complicado haciendo relativamente poco destacar. ¡Es una situación increíblemente cómoda en comparación con la de ser agencia!

Es decir en mi caso ha sido suficiente cambiar el lugar de trabajo y la perspectiva para multiplicar por x mis ingresos personales. Si no te quieres mudar de dónde vives tienes que pensar cómo puedes aportar más valor. La clave es esa. Querer ganar más dinero es la salida equivocada si no te centras en aumentar tu valor de mercado. Si lo que ofreces tiene más valor para tu público objetivo, lo de ganar más dinero es una consecuencia lógica.

Yo ahora mismo me voy a centrar en sacarle más rendimiento a mi hora trabajada. ¿Cómo hacerlo? Todavía no lo sé pero te seguiré contando…

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *